lunes, 16 de octubre de 2017

ENSALADA DE HINOJO, CIRUELA Y MELISA



El hinojo y las hojas de melisa fresca combinan bien, aportan frescor y un sabor muy agradable, la ciruela amarilla y la granada dan el toque dulce a esta ensalada que va bien con platos de cordero, de cerdo, pavo a la plancha, también con merluza o caballa sencillamente cocida






Ingredientes (para 2 personas):

1 lechuga trocadero, lavada y cortada.

1 hinojo pequeño, lavado y cortado en rodajas finitas.

1/2 cebolla fresca pequeña, cortada en tiras.

2 ciruelas amarillas, peladas y cortadas en rodajas.

2 - 3 cucharadas soperas de pepitas de granada.

7 - 8 hojas pequeñas de melisa fresca, lavadas y picaditas.

Para la vinagreta al estragón:

1 cucharada sopera de estragón fresco picado o 1 cucharadita -de las de té- de estragón seco.

2 cucharadas soperas de vinagre de vino al estragón.

 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Una pizca de pimienta Jamaica o pimienta negra recién molida.

Sal.






Preparación:

En un cuenco echamos el estragón, el vinagre, el aceite de oliva, la pimienta y la sal, mezclamos con un tenedor hasta que emulsione y reservamos.

En una fuente o ensaladera colocamos las hojas de lechuga, distribuimos por encima las rodajas de hinojo, las tiras de cebolla fresca, las rodajas de ciruela amarilla, las pepitas de granada y las hojas de melisa picadas, añadimos la vinagreta al estragón, removemos bien y servimos.




Hojas de melisa fresca













jueves, 12 de octubre de 2017

JUDÍAS VERDES A LA PARRILLA CON GREMOLATA DE NUECES


Las judías verdes cocinadas a la parrilla con gremolata italiana de nueces, ralladura de limón, perejil y sal, es una de las maneras más deliciosas de tomar esta verdura, un plato vegetariano sano y sencillo que se prepara en poco tiempo y sirve de acompañamiento a cualquier comida





Ingredientes (para 2 personas):

250 gramos de judías verdes redondas, con las puntas quitadas.

Una pizca de sal.

Una pizca de pimienta de Jamaica recién molida.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.

Para la gremolata:

La ralladura de 1 limón mediano.

3 cucharadas soperas rasas de perejil fresco picadito.

4 cucharadas soperas de nueces picaditas.

Una pizca de sal.





Preparación:

Ponemos a hervir unos 2 litros de agua con una pizca de sal.

Cuando lleve 1 minuto hirviendo introducimos las judías verdes y dejamos que hierva 1 minuto.

Retiramos del agua y las introducimos en un cuenco grande con agua fría para cortar la cocción y conserve un color verde intenso, una vez estén frías escurrimos y reservamos.

Para hacer la gremolata: mezclamos en un cuenco todos los ingredientes, tapamos y reservamos en el frigorífico hasta el momento de usar.

Calentamos la plancha con una cucharada de aceite, distribuimos las judías verdes en fila por la plancha y añadimos una pizca de sal y otra de pimienta de Jamaica, marcamos un par de minutos por cada lado, cuando estén listas pasamos a una fuente, mezclamos con la gremolata y servimos.












martes, 10 de octubre de 2017

"MORCILLA" VEGANA A LA CANELA



Esta receta de morcilla vegana es de los hermanos Torres, está hecha con frijoles negros, arroz, cebolla, especias y harina, le he dado mi toque personal y he añadido algunas especias más que la receta original: clavo de olor, pimienta blanca y de Cayena y canela molida, apenas una pizca de cada una, lleva algo más de cebolla y he cambiado la harina de fuerza por harina de espelta integral





Ingredientes:

350 gramos de frijoles negros cocidos.

80 gramos de arroz cocido.

 50 gramos de harina integral de espelta.

1 cebolla roja mediana, picadita.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra al ajo negro.

1 cucharada sopera rasa de pimentón dulce de la Vera.

Un poco de ajo en polvo.

Una pizca de pimienta Cayena molida.

Una pizca de canela molida.

Una pizca de clavo de olor recién molido.

Una pizca de pimienta blanca recién molida.

Sal.

Para acompañar:

Unas tostas finas de pan.

Unas tiras de pimiento del piquillo.

Un puñado de piñones tostados en aceite de oliva.





Preparación:

En una sartén sofreímos la cebolla con el aceite de oliva, cuando esté pochada añadimos el ajo en polvo, la pimienta Cayena, la canela, el clavo y la pimienta blanca recién molidos, la sal y el pimentón dulce, removemos todo junto un instante, retiramos del fuego para que no se queme y dejamos enfriar.

Batimos los frijoles negros escurridos en la batidora hasta reducir a puré.

En un cuenco echamos el arroz cocido, la cebolla rehogada con las especias, el puré de frijoles y la harina, mezclamos con una espátula de madera hasta que quede todo bien integrado.

Cortamos 4 trozos de papel film y colocamos sobre la mesa de trabajo, dividimos la masa obtenida
en 4 partes, colocamos una porción de masa al principio del papel film, vamos enrollando y dando forma redonda a la masa ayudándonos con el papel film, formamos un rulo y cerramos muy bien ambos extremos para que no se salga nada al cocerlos en el agua.

En una olla grande con agua, cuando empiece a hervir echamos las 4 morcillas bien cerradas y las dejamos cocer durante 20 minutos a fuego medio, luego las dejamos en una fuente para que se enfríen.

 Retiramos el papel film de las morcillas, cortamos en rodajas finitas y doramos por ambos lados en la plancha bien caliente con un poco de aceite de oliva.

Colocamos las rodajas de morcilla doraditas sobre unas tostas de pan, añadimos las tiras de pimiento de piquillo, los piñones tostados y servimos enseguida.


Las morcillas que no utilicemos se pueden congelar sin problemas, guardamos en el congelador tal cual están, envueltas en el papel film, las retiramos del congelador unas horas antes de consumirlas y las dejamos en el frigo que descongelen poco a poco.





Notas:

Si queremos que nos salgan morcillas del mismo tamaño, según el peso que tenga la masa dividimos entre 4, la masa que he preparado pesaba 500 gramos y han salido cuatro morcillas de 125 gramos cada una, así quedan todas con el mismo tamaño.

En lugar de frijoles negros podemos utilizar alubias pintas.





La morcilla vegana una vez cocida













miércoles, 4 de octubre de 2017

ENSALADA PICANTE DE PEPINO Y ALGAS


Ensalada de pepino, algas deshidratadas y rúcula, con  salsa de estilo oriental, también podemos añadirle zanahoria rallada, le va muy bien, gana en sabor y está aún más rica





Ingredientes:

1 pepino mediano, pelado, abierto por la mitad a lo largo y cortado en rodajas finas.

5 gramos de mezcla de algas deshidratadas.

Una pizca de sal.

1 cucharada sopera de vinagre de arroz o de manzana.

1 cucharada sopera de salsa sriracha.

1 cucharada sopera de salsa de soja.

1 cucharadita de las de café de semillas de sésamo tostadas.

1 cucharadita de las de café de cebollino fresco picadito.

100 gramos de rúcula, lavada y escurrida.





Preparación:

En un cuenco echamos el pepino, las algas sin deshidratar, la sal y el vinagre, mezclamos y colocamos un cuenco más pequeño encima con algo de peso -por ejemplo, un bote de garbanzos-, y dejamos en el frigorífico al menos 1 hora.

Pasado este tiempo, quitamos el liquido que haya soltado el pepino, escurrimos bien, añadimos la salsa sriracha y la de soja, las semillas de sésamo, el cebollino picado y la rúcula, mezclamos y rectificamos de sal si es necesario.

Servimos la ensalada bien fría.





 Mezcla de algas deshidratadas












lunes, 2 de octubre de 2017

HUMMUS DE CALABAZA ASADA


He preparado un hummus de garbanzos tradicional al que he añadido calabaza asada que le aporta sabor y un vistoso color naranja a este receta conocida en todo el mundo





Ingredientes:

300 gramos de calabaza pelada y cortada en dados regulares.

200 gramos de garbanzos -puestos a remojo la noche anterior-.

2 cucharadas soperas de tahini -pasta hecha con semillas de sésamo-.

1 diente de ajo grande, pelado y sin la semilla interior.

2 - 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

 2 cucharadas soperas de zumo de limón.

2 cucharadas soperas de agua.

1/2  cucharadita -de las de té- de sal.

Para decorar: 

Calabaza asada cortada en daditos.

Semillas de sésamo blanco y negro.

Pimentón de la Vera.

Baharat.

Comino molido.

Un hilito de aceite de oliva virgen extra.

Para acompañar:

Pan pita.





Preparación:

En una olla con agua y una pizca de sal, cuando empiece a hervir añadimos los garbanzos escurridos y dejamos cocer hasta que estén tiernos,  retiramos del fuego, dejamos enfriar, quitamos el agua cuando estén fríos y reservamos.

Encendemos el horno a 140 º C, calor arriba y abajo.

Cubrimos una placa de horno con papel vegetal, distribuimos sobre la placa los trozos de calabaza y horneamos durante 40 minutos o hasta que la calabaza esté tierna y con color dorado, removiendo un par de veces en ese tiempo para que se haga igual por todos los lados, retiramos del horno y dejamos enfriar.

Colocamos en el vaso de la batidora la calabaza asada -reservando unos trozos para decorar después el plato-, los garbanzos, el tahini, el ajo, el zumo de limón, el agua y la sal, batimos para reducir a puré y al mismo tiempo vamos añadiendo el aceite de oliva poco a poco.

Vertemos el hummus en un plato llano, aplanamos con una cuchara y con la ayuda de un tenedor hacemos surcos de fuera hacia dentro, de manera uniforme.

En el centro del plato colocamos los daditos de calabaza asada, espolvoreamos con un poco de pimentón de la Vera, de Baharat y de comino molido, añadimos las semillas de sésamo blanco y negro y un hilito de aceite de oliva.

Acompañamos con triángulos de pan pita tostado.






Notas:

Podemos añadir la cantidad de calabaza asada según nuestras preferencias, si utilizamos la misma cantidad de garbanzos que de calabaza los sabores están equilibrados.










viernes, 29 de septiembre de 2017

ENSALADA CON ALIÑO BOHEMIO


Ensalada sana, nutritiva y muy rica, lleva un aliño con un nombre precioso que se prepara con chalote, perejil, estragón fresco, ajo, semillas de mostaza, sal gorda y azúcar, además de vinagre y aceite, un plato enriquecido con semillas de cáñamo, semillas de calabaza y pistachos crudos





Ingredientes:

1 lechuga Lollo rosso, troceada.

Col lombarda, finamente picada.

Zanahoria, pelada y  rallada.

Pepino ecológico, con la piel y cortado a rodajitas.

Rábano, cortado a rodajitas.

Semillas de cáñamo.

Semillas de calabaza.

Pistachos pelados.

Para el aliño bohemio:

1 cucharadita -de las de té- de chalote muy picado.

1 cucharadita -de las de té- de perejil fresco muy picado.

1/2 cucharadita -de las de té- de estragón fresco muy picado.

1 diente de ajo, con la piel y ligeramente machacado en el mortero, pero entero.

1/2 cucharadita -de las de té- de mostaza seca.

1/2 cucharadita -de las de té- de sal gorda.

1/4 de cucharadita -de las de té- de azúcar integral.

3 cucharadas soperas de vinagre de vino al estragón.

6 - 8 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.





Preparación:

Trabamos en el mortero la mostaza, la sal, el azúcar y una cucharada sopera de vinagre hasta formar una pasta suave, añadimos el resto de vinagre, el ajo, el chalote, el perejil y el estragón, mezclamos y dejamos reposar durante 1 hora, luego retiramos el ajo y añadimos el aceite cucharada a cucharada, removiendo con un tenedor hasta que emulsione, refrigeramos hasta el momento de sevir.

Colocamos la lechuga en un cuenco grande, distribuimos por encima la col lombarda, la zanahoria, el pepino, el rábano, el cáñamo, las semillas de calabaza y los pistachos, añadimos el aliño bohemio, removemos con cuidado y servimos.




Semillas de cañamo












miércoles, 27 de septiembre de 2017

CREMA DE LENTEJAS ROJAS CON BONIATO



Se puede servir esta crema fría o caliente, las especias le dan un toque diferente, lleva semillas de ajwain o semillas de carambola, la encontraremos en comercios de productos hindúes, tiene un sabor muy particular y podemos sustituir por semillas de hinojo, también lleva una pizca de cimbru, el traductor del ordenador dice que es tomillo, es ligeramente distinto en color y sabor con el tomillo del terreno que utilizo y me lo ha traído Yolanda -mi esteticista- de un viaje por Rumanía






Ingredientes:

200 gramos de lentejas rojas lentejas.

1 boniato grande, pelado y picado.

1 zanahoria grande, pelada y picada.

1 cebolla morada pequeña, pelada y picada.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra al ajo negro.

5 gramos de raíz de cúrcuma fresca, pelada y recién rallada.

1/4 de cucharadita -de las de té- de semillas de ajwain.

1 pizca de cimbru o tomillo.

1 hoja de laurel.

200 mililitros de leche de almendras sin azúcar o de soja.

1 litro de caldo de verduras más o menos.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para decorar:

Unos tallos verdes de cebollas tiernas, cortadas a rodajitas.

Un puñado de semillas de sésamo blanco.

Aceite de oliva virgen extra al ajo negro.






Preparación:

Lavamos las lentejas y escurrimos sobre un colador, esta variedad no necesita remojo.

En una olla con el aceite de oliva, cuando este caliente añadimos la cebolla picada, tapamos y pochamos la cebolla a fuego moderado durante unos minutos, hasta que esté transparente.

 Añadimos el boniato, la zanahoria, la cúrcuma rallada y las semillas de ajwain, rehogamos sin dejar de remover hasta que la verdura empiecen a tomar color, añadimos las lentejas, mezclamos y añadimos caldo de verduras -frío- hasta cubrirlas, añadimos sal, pimienta, laurel y tomillo, ponemos a fuego fuerte y cuando empiece a hervir bajamos a fuego medio-bajo y dejamos cocer durante 20 minutos o hasta que las verduras estén tiernas -las lentejas al estar peladas necesitan poco tiempo de cocción-, retiramos la hoja de laurel y pasamos por la batidora para reducir a puré, añadimos la leche de almendras y rectificamos de sal.

Servimos en cuencos individuales con los tallos de cebolla tierna a rodajitas, las semillas de sésamo y un hilito de aceite al ajo negro.





Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y una cucharada de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos el aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos, dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, después colamos y reservamos.




Semillas de ajwain