martes, 31 de diciembre de 2013

TORTILLA DE CEBOLLETAS



Las cebolletas aportan muy buen sabor a esta tortilla, ideal para tomarla en la cena acompañada por una ensalada o unos tomates aliñados






Ingredientes:

1 manojo grande de cebolletas (de las finas, son parecidas a los puerros).

2 huevos.

25-30 gramos de mantequilla.

1-2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Sal al gusto.






Preparación: 

Quitamos la parte verde y la primera capa a las cebolletas, cortamos en rodajas finas, lavamos y escurrimos.

Ponemos la mantequilla a derretir en una sartén y añadimos la cebolleta picada, rehogamos a fuego lento hasta que se poche bien la cebolleta y esté tostadita, apartamos del fuego y colocamos la cebolleta pochada en una fuente con papel absorbente para quitar el exceso de mantequilla y reservamos.

Batimos los huevos, añadimos la sal, la cebolleta y mezclamos.

Ponemos la sartén de nuevo al fuego con el aceite (si utilizamos la misma sartén donde hemos pochado la cebolleta quitamos la mantequilla que pueda quedar en el fondo con papel absorbente), cuando el aceite esté caliente vertemos el huevo con la cebolleta, cuajamos por un lado, damos la vuelta y terminamos de cuajar por el otro lado, cuando esté lista la tortilla la retiramos del fuego y servimos.

Acompañé esta tortilla con una ensalada de tomates con ajo picado y unas aceitunas.













domingo, 29 de diciembre de 2013

HUEVOS ROTOS (con pimentón de la Vera y escamas de sal negra)



Hacía tiempo que no cocinaba huevos rotos con pimentón, hoy no sabíamos que hacer para comer y nos hemos acordado de ellos por casualidad, algo tan simple como las patatas fritas con huevos pasa a ser un plato de diez con añadir un poco de pimentón dulce de la Vera, unas escamas de sal negra y unas lonchas de un buen jamón serrano







Ingredientes:

 5 patatas nuevas medianas.

 3 huevos.

 1 cucharada sopera rasa de pimentón dulce de la Vera.

 Aceite de oliva virgen extra -para freír las patatas y los huevos-.

Escamas de sal negra al gusto.

Para acompañar:

Jamón serrano cortado en lonchas muy finitas.







Preparación:

Pelamos, lavamos y cortamos muy finitas las patatas -tipo paja-.

En una sartén grande con aceite, cuando esté caliente echamos las patatas, freímos hasta que estén doradas, retiramos de la sartén y ponemos en una fuente con papel absorbente, repetimos la operación hasta acabar con las patatas y una vez estén todas fritas quitamos el papel absorbente de la fuente.

En el mismo aceite donde hemos hecho las patatas vamos a freír los huevos, de uno en uno y con el aceite bien caliente, retiramos y colocamos sobre las patatas fritas, cortamos los huevos con unas tijeras de cocina o con dos cuchillos, en trozos más o menos grandes, dejamos tal como queden al cortarlos, espolvoreamos por encima con las escamas de sal negra y el pimentón dulce de la Vera.

Servimos los huevos rotos enseguida y acompañamos con el jamón serrano para que cada comensal se sirva a su gusto.




















ARROZ CALDOSO CON PESCADO Y GAMBAS



Los sábados casi siempre preparo una receta con el arroz como protagonista, suelo hacer paella, un plato que se puede cocinar con ingredientes muy variados, por ejemplo: con conejo o mariscos o pollo con verduras -es nuestra favorita-, también hago de vez en cuando arroz caldoso porque ahora en invierno es un plato que apetece tomar, en esta ocasión he utilizado pescado congelado especial para frituras y guisos de Mercadona en lugar de pescado fresco





Ingredientes (para 3 personas):
1/2 paquete de pescado congelado especial para frituras y guisos o podemos utilizar pescado congelado, por ejemplo, un trozo de rosada, unos calamares o con pescado fresco.

 250 gramos de gambas arroceras.

 180 gramos de arroz -he utilizado arroz SOS especial caldosos y melosos-.

 1 diente de ajo grande.

 1 cebolla mediana.

 1 pimiento verde pequeño -opcional-.

 6 tomates pera maduros.

 2 ñoras.

1 cucharadita -de las de café- de pimentón dulce de la Vera.

 1 sobre de azafrán molido.

100 mililitros de brandy -opcional-.

1 y 1/2 litros de caldo de pescado casero.

    4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 limón.

Sal.








Preparación:

Si el pescado que vamos a utilizar es congelado, dejamos descongelar y troceamos si hiciera falta -el que he utilizado viene en porciones con el tamaño ideal para el arroz caldoso- y reservamos.

Si vamos a utilizar pescado fresco variado, limpiamos, troceamos, lavamos bien y reservamos. 

Pelamos y lavamos las gambas, reservamos las cabezas para el caldo de pescado, reservamos las gambas peladas para añadirlas al final de la cocción.

Ponemos las ñoras en un poco de agua caliente durante 1/2 hora para hidratarlas, pasado este tiempo escurrimos, reservamos el caldo y las ñoras por separado.

Pelamos y dejamos entero el ajo, pelamos y troceamos la cebolla, lavamos y troceamos el pimiento, pelamos, lavamos y troceamos los tomates y reservamos.

Ponemos una sartén al fuego, añadimos el de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos el ajo, la cebolla y rehogamos, cuando esté transparente añadimos el pimiento, rehogamos unos 5 minutos y añadimos el tomate troceado y las ñoras, rehogamos 8 o 9 minutos, añadimos el pimentón y el azafrán, removemos bien y añadimos el brandy, removemos hasta que se haya evaporado todo el alcohol, dejamos cocinar a fuego medio hasta que se termine de hacer el sofrito, apartamos la sartén del fuego, pasamos el sofrito por la batidora y pasamos por el colador chino.

Ponemos el sofrito triturado en una olla al fuego, añadimos el caldo de pescado caliente y el caldo de las ñoras, cuando empiece a hervir añadimos el arroz, rectificamos de sal y dejamos cocer a fuego medio durante 17 minutos.

8-10 minutos antes de terminar la cocción del arroz añadimos el pescado y más tarde, 2-3 minutos antes de terminar la cocción añadimos las gambas peladas que teníamos reservadas, cuando el arroz esté listo apartamos del fuego, dejamos reposar 5 minutos y listo para servir.

 Si quieres puedes añadir al plato de arroz caldoso un poco de limón exprimido al gusto.







Notas:

Suelo triturar el sofrito, nos gusta más así, pero puedes dejarlo entero.

Las ñoras las he añadido enteras al sofrito porque después va triturado y pasado por el colador chino, si no lo vamos a triturar tenemos que añadir al sofrito sólo la carne de las ñoras, desechamos la piel.

En otras ocasiones cuando he preparado este plato no le he añadido pimiento verde, hoy si lleva, me gusta el sabor que le ha dado al arroz.

 Si no quieres añadir brandy está igual de rico, yo unas veces lo utilizo y otras no, es opcional.






 Si quieres hacer el caldo de pescado casero:

  2 o 3 cabezas y espinas de pescado sin piel -también podemos hacer el caldo utilizando una rodaja grande de congrio-, 1 cebolla pequeña picada, 1 rama de apio picado, 1 zanahoria pequeña picada, 1 o 2  ramas de perejil, un pellizco de tomillo seco, 1 hoja de laurel, 3 o 4 granos de pimienta blanca, una pizca de sal, 1 y 1/2 litro de agua.

  
Ponemos una olla al fuego con el agua, añadimos el pescado bien lavado y la sal, cocemos a fuego lento hasta llevar a ebullición, dejamos que suba la espuma y se asiente en la superficie, espumamos el caldo y añadimos el resto de ingredientes, dejamos cocer despacio, sin tapar, durante 30 minutos, pasado este tiempo colamos y reservamos el caldo.

Si en la receta que vamos a preparar necesitamos gambas, aprovecharemos las cabezas y se las añadiremos al caldo de pescado para que le aporte más sabor, en ese caso, las añadiremos al caldo al principio, junto con el pescado.















SALTEADO DE TOFU CON VERDURAS


Esta noche toca algo ligero para cenar, el tofu a la italiana es fuente de proteínas sin nada de grasa, tiene un agradable sabor a hierbas aromáticas que le va muy bien a las verduras salteadas, se prepara en un momento y tenemos un plato muy sano y nutritivo






Ingredientes (para 2 personas):

1 paquete de tofu de soja  a la italiana -lleva hierbas aromáticas-.

1 cebolla roja pequeña.

 2 zanahorias.

 3 o 4 ramitas de brócoli.

 1 pimiento verde.

1 puerro.

 2 cucharadas soperas de aceite de sésamo o aceite de oliva virgen extra.

 Sal y pimienta negra recién molida.

1 trozo de jengibre -del tamaño de una almendra-.

1/2 cucharadita de cúrcuma.

2 cucharadas de salsa de soja.






Preparación:


Preparamos toda la verdura lavándola bien y cortándola en trozos regulares, la zanahoria la cortamos en rodajas.

Cortamos el tofu en cuadraditos regulares y reservamos.

Ponemos el wok en el fuego, añadimos 1 cucharada de aceite, cuando esté caliente añadimos el tofu y rehogamos hasta que esté dorado, retiramos con la ayuda de una espátula y reservamos.

Añadimos 1 cucharada más de aceite y rehogamos la verdura sin dejar de remover, añadimos la sal, la pimienta, el jengibre rallado, la cúrcuma, la salsa de soja y rehogamos hasta que la verdura esté al dente.

Servimos la verdura junto con el tofu.






Notas:

Normalmente añado un poco de semillas de sésamo y pipas de girasol a este plato.




jueves, 26 de diciembre de 2013

SOPA DE TOMATE CON HORTALIZAS Y ALBAHACA



 Nada mejor para recuperarnos de los excesos navideños que esta sabrosa sopa de hortalizas con un intenso aroma a hierbas aromáticas, es muy reconfortante en estos días de frío y viento que estamos soportando






Ingredientes:

700 gramos de tomates maduros.

1 zanahoria.

 1 chirivía.

 1 calabacín pequeño.

 1 pimiento rojo pequeño.

1 pimiento verde.

1 manojo pequeño de cebolletas finas.

1/2 pepino.

1 diente de ajo.

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 cucharada de tomate concentrado.

2 cucharadas de albahaca fresca.

  1 ramillete de hierbas (compuesto por unas ramas de perejil, 2 hojas de laurel, 2 o 3 ramas de tomillo fresco o seco).

300 mililitros (poco más de un vaso) de caldo de pollo.





Preparación:

 Para hacer el ramillete de hierbas: ponemos sobre un trozo de gasa limpia el laurel, el perejil y el tomillo fresco o seco, envolver con la gasa y hacemos un atadillo con hilo de bramante.

Las hortalizas van todas cortadas en dados del mismo tamaño.

Pelamos el ajo y picamos finamente.

Pelamos el manojo de cebolletas, lavamos y cortamos en rodajitas.

Pelamos las zanahorias, lavamos y cortamos en dados pequeños.

Pelamos la chirivía y cortamos en dados pequeños.

Lavamos el pimiento rojo y verde, quitamos las semillas y cortamos en dados.

Pelamos los tomates, lavamos y cortamos en trozos pequeños.

Lavamos el calabacín, cortamos en dados, dejándole la piel.

Pelamos el pepino, cortamos por la mitad, quitamos las semillas con una cuchara y cortamos en dados.

Ponemos una olla en el fuego, añadimos el aceite, cuando esté un poco caliente añadimos el ajo y la cebolleta, rehogamos a fuego lento hasta que tome color, añadimos la chirivía, la zanahoria, el pimiento rojo y verde, rehogamos durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando, añadimos el calabacín y los tomates, seguimos rehogando varios minutos, añadimos el caldo de pollo caliente, el ramillete de hierbas, la sal y la pimienta y dejamos cocer 20 minutos a fuego lento o hasta que las hortalizas estén tiernas, 3 minutos antes de terminar la cocción añadimos el pepino.

Añadimos el tomate concentrado, la albahaca lavada y picada finamente, retiramos el ramillete de hierbas de la olla, removemos y servimos en cuencos individuales.

 Esta sopa se toma espesa, con poco líquido, su sabor me recuerda al pisto porque lleva casi los mismos ingredientes.






Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  

1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro de agua.
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 35-40 minutos, cuando esté listo colamos el caldo y reservamos.












miércoles, 25 de diciembre de 2013

CAÑA DE CHOCOLATE BLANCO Y SEMILLAS DE AMAPOLA



 Hace un par de noches preparé unas cañas de hojaldre rellenas de chocolate blanco, el contenido en calcio de este chocolate es más de cuatro veces superior al que contiene el chocolate negro, pero como es bastante calórico he puesto una pequeña cantidad en cada caña, aunque admite más cantidad







Ingredientes:

1 paquete de masa de hojaldre refrigerado.

 1/2 tableta de chocolate blanco Nestlé Milkybar o del que más os guste.

 1 huevo para pintar la superficie.

 Un puñadito de semillas de amapola.

Azúcar glacé para adornar.







Preparación:

Encendemos el horno a 215-220º y mantenemos esa temperatura durante 15 minutos antes de meter el hojaldre en el horno.

Extendemos la masa de hojaldre en la encimera o mesa para cortarlo en el tamaño que más nos guste, yo lo he cortado alargado, en trozos de 15 x 7 centímetros más o menos,  para hacer las cañas.

Colocamos el hojaldre ya cortado en la bandeja del horno al que le hemos puesto papel vegetal (nos sirve el que trae la masa de hojaldre fresco), añadimos el chocolate blanco cortado en trozos pequeños, he puesto poca cantidad, cerramos cada hojaldre presionando bien en los bordes, untando con un poco de agua para que no se despegue la masa durante la cocción en el horno, batimos muy bien el huevo y pintamos con una brocha de cocina toda la superficie de las cañas, espolvoreamos de semillas de amapola, ya está lista la caña para hornear.

Bajamos la temperatura del horno a 200º, ponemos la bandeja con las cañas en el horno y dejamos hornear alrededor de 20 minutos o cuando adquieran un color dorado. Sacar del horno, esperar a que estén tibias y espolvorear con azúcar glacé.

 Listas para consumir.





                            


CALABAZA MARINADA CON ALIÑO PICANTE

 
  
Me encanta la calabaza cocinada de cualquier forma, pero marinada y asada al horno está realmente buena, si además la acompañas de ensalada, aliño picante y queso de cabra es un plato completo y lleno de sabor, la calabaza se sirve templada, el resto de ingredientes fríos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 2 personas):
 
400 gramos de calabaza cacahuete.
 
1 paquete de ensalada con lechuga variada.
 
 8 tomates cherry pera. 
 
10 aceitunas negras.
 
1 cebolla pequeña.
 
60 gramos de queso rulo de cabra.
 
  Para la marinada:
 
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
    
   4 cucharadas de salsa de soja.
                                
 1 cucharadita de las de té de vinagre de jerez.
 
                 1 cucharada sopera de miel de caña (o de la que tengamos en casa).
 
 Para el aliño picante:
 
 1 diente de ajo pequeño.
 
       1/2 cucharadita de (de las de té) de guindilla en polvo.
 
      1 cucharada sopera rasa de azúcar.
                       
     2 cucharadas soperas de vinagre de jerez.
                        
     3 cucharadas soperas de zumo de naranja.
                      
    3 cucharadas soperas de zumo de limón.
                         
    2 cucharaditas (de las de té) de mostaza de Dijon.
                        
      3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
               
         Sal y pimienta negra recién molida al gusto.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Para hacer la marinada, ponemos un cuenco grande (para remover bien la calabaza) con el aceite, la salsa de soja, el vinagre y la miel de caña, remover bien.
 
Pelar la calabaza, cortarla en tacos del mismo tamaño, lavarla muy bien, escurrir y añadir a la marinada, dejar macerar durante una hora, tapada, remover de vez en cuando para que la calabaza adquiera el sabor por igual.
 
Cuando la calabaza lleve una hora macerando encender el horno a 140º, calor arriba y abajo.
 
Escurrir la calabaza y colocarla sobre la bandeja del horno forrada con papel vegetal, distribuirla bien por toda la bandeja, añadirle un poco de sal, poner la bandeja en el centro del horno y asar la calabaza unos 40 minutos o hasta que esté tierna.
 
Mientras la calabaza está en el horno, lavar la ensalada, escurrir, lavar los tomates, partirlos por la mitad, pelar la cebolla y cortarla a tiras finas, poner la lechuga en una fuente, añadir el tomate, la cebolla y las aceitunas.
 
Echar en un cuenco el ajo muy picado, la mitad de la guindilla (la otra mitad la reservaremos para espolvorear por encima cuando hayamos terminado de preparar el plato), el azúcar, el vinagre, el zumo de naranja y de limón, la mostaza, la sal y la pimienta, remover bien y añadir el aceite, mezclar de nuevo, comprobar si está bien de acidez, por si tenemos que añadir algo más de azúcar.
 
Sacar la calabaza del horno y cuando esté templada ponerla sobre la ensalada, añadir el rulo de cabra en trozos pequeños, añadir el aliño picante y espolvorear por encima el resto de guindilla.
 
Servir.
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
Notas:
 
La calabaza contiene vitamina A, B y C y minerales (boro, calcio, cobalto, hierro, potasio, magnesio y zinc), ayuda a prevenir la retención de líquidos y previene la formación de cálculos renales.
 
El consumo habitual de ensalada beneficia nuestra salud porque su composición es 90% de agua y nos sirve para hidratarnos, es depurativa, contiene beta-caroteno que se transforma en vitamina A, vitamina C, vitamina E, flavonoides, selenio, potasio, además es baja en sodio, tiene pocas calorías y mucha fibra.
 
También podemos preparar este plato simplemente con vinagre y aceite en lugar del aliño picante.
Os pongo una foto sin el aliño para que veáis el color tan espectacular de la calabaza preparada de esta forma.
 
 
 
 
 
 









 
 
 


 

lunes, 23 de diciembre de 2013

NUGGETS VEGETARIANOS DE SOJA

 
 
 Hoy he preparado unos nuggets vegetarianos, están hechos con milanesas de soja, vienen en un paquete de 125 gramos que he comprado en la herboristería, están muy buenos y es una forma de consumir menos carne, van rebozados con maíz molido sin gluten que le da muy buen sabor, los he acompañado con kétchup y mayonesa
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
4 milanesas de soja.
 
1 huevo, batido.
 
1 paquete de maíz molido Crunchy Crumbs de la marca Esgir o pan rallado.
 
Sal al gusto.
 
Para acompañar:
 
Kétchup y mayonesa.
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
Preparación:
 
Ponemos las milanesas en un cuenco con agua caliente que las cubra, hidratamos durante 5 minutos, escurrimos y cortamos en trozos del tamaño de los nuggets.
 
 Pasamos los nuggets por el huevo batido y después por el maíz molido hasta que estén todos rebozados.
 
En una sartén puesta al fuego con el aceite, cuando esté bien caliente los freímos
en tandas pequeñas por ambas caras, cuando estén doraditos los sacamos de la sartén y los dejamos escurrir sobre papel absorbente.
 
Servimos los nuggets con mayonesa y kétchup.
  
En otras ocasiones los hago con un tamaño más pequeño y los acompaño de kétchup enriquecido con ajo tostado, tomillo y miel -de una marca conocida de salsa y mayonesa-.
  
 
 
 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 



 
 
 
 

 


CREMA DE CHIRIVÍAS CON PIÑONES


Cardamomoycilantro
Más de una vez, cuando he pedido chirivías en un supermercado me han mirado con cara rara, sin saber a lo que me refería, es bastante difícil encontrarlas, suelo comprarlas desde hace tiempo en unos grandes almacenes muy conocidos, en España es una hortaliza poco demandada, pero tiene muy buen sabor, muchas propiedades nutritivas y admite multitud de preparaciones, esta crema resulta deliciosa acompañada de unos piñones tostados







 Ingredientes:

450 gramos de chirivías, peladas y cortadas en rodajas.

1 cebolla grande, pelada y cortada en rodajas.

 1 tallo de apio, sin hebras y cortado en rodajitas.

 2 - 3  cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharadita -de las de té- de harina de trigo.

 1 y 1/2 cucharaditas -de las de té- de curry en polvo.

 900 mililitros de caldo de verduras o de pollo.

 300 mililitros -poco más de un vaso- de leche.

3 cucharadas soperas de nata líquida.

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Para decorar:

Un puñadito de piñones tostados.







Preparación:

 Ponemos una sartén pequeña al fuego con un poco de aceite, cuando esté caliente añadimos los piñones y removemos con una cuchara de madera hasta que estén tostados, ponemos en un plato con papel absorbente y reservamos.

Ponemos una olla al fuego con el aceite, añadimos las hortalizas todas juntas, removemos bien, tapamos y dejamos sudar a fuego lento durante 10 minutos.

Añadimos la harina, el curry, un poco de sal y la pimienta, cocemos lentamente durante un minuto.

Añadimos el caldo de verduras o de pollo caliente, esperamos a que hierva, tapamos y dejamos cocer suavemente durante 30 minutos o hasta que las hortalizas estén tiernas.

Reducimos a puré con la batidora, volvemos a poner en un cazo, añadimos la leche, esperamos a que hierva, rectificamos de sal y pimienta si es necesario, añadimos la nata removiendo.

Servimos en cuencos individuales con los piñones tostados por encima.







Notas: 

La chirivía tenía un lugar destacado en la alimentación de los europeos antes de que los españoles introdujeran la patata, después de la conquista de América, actualmente, en el norte de Europa se sigue consumiendo de forma habitual, no tanto aquí en España donde su consumo es mínimo, sin embargo, tiene más nutrientes que la zanahoria, contiene fibra y casi todas las vitaminas del grupo B, (en especial ácido fólico), vitamina C, E y K y minerales como potasio, fósforo, hierro, manganeso y magnesio, es una planta bastante utilizada en casos de hipertensión, gota, fiebre, retención de líquido crónica, reuma y problemas de origen pulmonar.

En varios países también se emplea la chirivía como cura de problemas intestinales.

   





Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.







Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  

1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro de agua.
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 35-40 minutos, cuando esté listo colamos el caldo y reservamos.








Cardamomoycilantro








domingo, 22 de diciembre de 2013

HAMBURGUESAS DE TOFU CON VERDURAS

 


Estas hamburguesas de tofu con verduras van acompañadas por una salsa de yogur al tomillo que realza el sabor de la verdura, el tofu es un alimento vegetal hecho con semillas de soja, agua y coagulante, muy empleado en la cocina japonesa, aunque su origen es de China, su preparación es similar a la del queso por eso se le conoce como queso vegetal, es consumido por los vegetarianos como sustituto de la carne, por su alto valor en proteínas, rico en hierro, calcio y magnesio, además es bajo en grasas, la salsa de yogur no se aprecia mucho en la foto, pero está muy rica y es fácil de hacer










Ingredientes:

250 gramos de tofu.

1 zanahoria.

 1 pimiento rojo pequeño (o 1/2 si es muy grande).

 1 rama de apio.

1/2 cebolla mediana.

1 diente de ajo.

1 huevo.

2 ramitas de perejil.

1 cucharada de salsa de soja.

Sal y pimienta negra recién molida.

1/2 cucharadita (de las de té) de comino molido.

Pan rallado (solo el necesario para trabajar bien la masa).

Aceite de oliva virgen extra para freír.

Para la salsa de yogur al tomillo:
 
 1 yogur natural.
 
1 diente de ajo.
 
 1/2 cucharadita de tomillo seco.
 
 Comino molido.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
2 cucharadas de zumo de limón.







 


Preparación:

Picar el tofu en la picadora y poner en un cuenco, pelar el ajo, la cebolla y la zanahoria, quitar las hebras al apio, lavar, escurrir y picar toda la verdura (incluido el pimiento rojo) en la picadora, añadir  al tofu, remover y añadir el huevo batido previamente, la soja, la sal, la pimienta negra y el comino.
Lavar, secar y picar finamente el perejil, añadir a la masa, añadir un poco de pan rallado y remover, si vemos que hace falta más pan rallado añadir otro poco pero con cuidado para que no quede demasiado seca, hay que añadir suficiente para poder trabajar la masa con las manos, que quede compacta, pero cuidando siempre de no echar de más.
 
Dejar media hora en el frigo para que se mezclen los sabores.

Mientras hacer la salsa de yogur al tomillo: verter el yogur en un cuenco, añadir un ajo machacado en el mortero, el tomillo, el comino, la sal, la pimienta, el aceite, mezclar muy bien y añadir el zumo de limón.
 
Poner una sartén al fuego con poco aceite, ir haciendo las hamburguesas, dándoles forma con las manos, ir colocando tandas pequeñas en la sartén, dorar por un lado, dar la vuelta y hacerlas por el otro, cuando estén listas sacar de la sartén y colocar en un plato con papel absorbente, hacer tandas hasta acabar la masa.
 
Servir las hamburguesas en un plato con un poco de salsa de yogur al tomillo al lado.



 
 





Notas:

Consumir hamburguesas de tofu es una manera muy sana de tomar proteínas de alto valor nutricional, además las verduras aportan vitaminas y minerales.
 
 Acompañándolas con la salsa de yogur constituye un plato completo.
























sábado, 21 de diciembre de 2013

SOPA DE NATA AL CAMEMBERT



 Originariamente esta sopa se hacía con champagne y seguramente era la sopa más lujosa que había en ese momento, esta versión con vino blanco seco también está muy buena, cuando hice la receta la primera vez la seguí al pie de la letra, me gusto pero no del todo, para mi gusto llevaba demasiado vino, decidí hacerla a mi manera, sustituí la mantequilla por aceite de oliva, añadí más apio, puse bastante menos vino, lo demás todo igual, esta vez si me gustó el resultado, anoto las dos versiones para poder elegir como prepararla.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (mi versión):
 
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
1/2 cebolla mediana.
 
2 tallos de apio.
 
15 mililitros (1c. sopera) de harina.
 
60 mililitros (4 c. soperas) de leche.
 
425 mililitros (algo menos de 2 vasos) de caldo de pollo casero.
 
150 mililitros de vino blanco seco.
 
125 gramos de queso camembert (1/2 queso).
 
150 mililitros de nata líquida.
 
Sal y pimienta blanca recién molida.
 
Cebollino picado.
 
 Ingredientes (versión original):
 
40 gramos de mantequilla sin sal.
 
1/2 cebolla mediana.
 
 1 tallo de apio.
 
15 mililitros (1c. sopera) de harina.
 
60 mililitros (4 c. soperas) de leche.
 
425 mililitros (algo menos de 2 vasos) de caldo de pollo casero.
 
600 mililitros de vino blanco seco.
 
125 gramos de queso camembert (1/2 queso).
 
150 mililitros de nata líquida.
 
Sal y pimienta blanca recién molida.
 
Cebollino picado.
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
Preparación:
 
  Pelar y picar la cebolla en la picadora o a mano muy finamente, reservar.
 
Quitar las hebras al apio, lavar, secar y picar en la picadora o a mano muy finamente, reservar.
 
Poner una olla (a fuego muy lento) con el aceite, añadir la cebolla y el apio, dejar cocer suavemente durante 5 minutos.
 
Incorporar la harina removiendo y cocer durante 3 minutos (sin dejar de remover y evitando que la harina tome color), retirar de fuego.
 
Hervir la leche y añadir al caldo de pollo que estará caliente pero no puesto al fuego, remover, añadir removiendo poco a poco el caldo a la olla que contiene las verduras con harina, añadir el vino.
 
Poner la olla de nuevo en el fuego, cocer suavemente durante 15 minutos.
 
Mientras quitar la corteza al queso camembert y cortar en daditos, añadir a la sopa y dejar cocer otros 10 minutos (en total 25 minutos de cocción).
 
Cuando haya pasado el tiempo apartar del fuego, colar casi todo el caldo a un cazo nuevo, el resto (lo sólido, lo que nos queda) pasar por la batidora para reducir a puré y añadir al cazo, poner de nuevo en el fuego, hervir la sopa, retirar del fuego y añadir la nata, la sal y la pimienta, servir en cuencos individuales, esparcir cebollino por encima. 
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
Notas:
 
Como no disponía de cebollino en ese momento añadí costrones tostados al natural como guarnición a una de las sopas y a otra le puse unas hojas de berros, pero casi siempre utilizo cebollino, queda muy vistosa,  además el sabor le va muy bien.