viernes, 28 de febrero de 2014

ENSALADA DE HINOJOS CON SEMILLAS DE AMAPOLA


Hoy ha hecho un día de sol estupendo aquí en Málaga, cuando hace buen tiempo no hay nada mejor para comer que una ensalada y por eso he preparado una con hinojos, zanahorias, pimientos verdes y manzana, un toque de semillas de amapola y aderezada con una vinagreta de ajo, el hinojo tiene un ligero sabor a anís y convierte una simple ensalada en un delicia







Ingredientes (para 4 personas):

2 zanahorias grandes.

2 bulbos de hinojos.

2 pimientos verdes medianos.

1 manzana Fuji pequeña.

2 cucharadas soperas de semillas de amapola.
Para la vinagreta:
3 cucharadas de aceite de oliva.

2 cucharadas soperas de vinagre de jerez.

1 diente de ajo machacado en el mortero con una pizca de sal.

Pimienta negra recién molida al gusto.

Sal.







Preparación:

Lavamos y rallamos las zanahorias con la piel, quitamos la hoja externa de los hinojos, cortamos en trocitos pequeños y lavamos bien, lavamos los pimientos, quitamos las semillas y picamos en trocitos pequeños, lavamos la manzana, quitamos el corazón y picamos en trocitos pequeños, dejándole la piel, ponemos todas las verduras y la manzana en un bol grande, añadimos las semillas de amapola y removemos bien.

Para hacer la vinagreta, batimos el aceite con el vinagre, el ajo y la pimienta hasta que emulsione y añadimos a la ensalada, añadimos la sal a nuestro gusto, removemos bien y dejamos reposar 15 minutos antes de servir.






Notas: 

Para esta receta he utilizado solo el bulbo del hinojo, las hojas verdes y los troncos tiernos los he reservado para hacer una sopa de hinojos con manzana.















jueves, 27 de febrero de 2014

MEJILLONES A LA BELGA CON NATA Y AZAFRÁN


Cardamomoycilantro

 Los mejillones a la belga podemos cocinarlos como más nos guste, sin nata para una comida sana y ligera o con nata y azafrán, un plato más elaborado para una comida especial, de las dos formas están ricos, pero tenemos que asegurarnos de cepillar y limpiar bien los mejillones porque después no vamos a colar el caldo de cocción, el acompañamiento clásico de este plato son unas patatas fritas y una cerveza, es un aperitivo típicamente belga, una manera sencilla de preparar los mejillones donde destaca su sabor a mar.








Ingredientes (para 4 personas):

 2 kilogramos de mejillones.

25 gramos de mantequilla.

1/2 cebolla picadita.

1 tallo de apio picadito.

1 hoja de laurel (optativo).

1 ramita de perejil (optativo).

Pimienta negra recién molida al gusto.

10 mililitros (2 cucharaditas de las de té) de zumo de limón.

150 mililitros de vino blanco seco.

200 mililitros de nata liquida ligera.

1 sobre de Azafrán molido de 100 mg.









Preparación:

Raspamos los mejillones con un cuchillo de punta para quitar todas las adherencias, los lavamos muy bien en agua fría, cambiándole el agua varias veces, hasta que no suelten ni un granito de arena.

Cepillamos y les quitamos las "barbas" negras a los mejillones, conforme los vayamos limpiando los vamos colocando en un cuenco grande con agua fría, hasta que estén todos limpios, desechamos los que estén cascados o no estén bien cerrados.

Fundimos la mantequilla en una olla grande y sofreímos la cebolla y el apio unos 10 minutos a fuego lento.

Añadimos los mejillones, el laurel, el perejil, la pimienta, el zumo de limón y el vino, tapamos la olla y dejamos cocer a fuego vivo, sacudiendo de vez en cuando la olla, unos 5 minutos o hasta que se abran los mejillones, añadimos la nata y el azafrán, dejamos cocer a fuego lento 3 minutos, retiramos del fuego, quitamos la hoja de laurel y la ramita de perejil y servimos.

No es necesario añadir sal.








Notas:

He utilizado mejillones franceses que son más pequeños que los gallegos.

Si queremos preparar los mejillones sin nata ni azafrán tenemos que seguir todos los pasos de la preparación igual pero sin añadir estos dos ingredientes.





Cardamomoycilantro








lunes, 24 de febrero de 2014

MELKTERT (tarta de leche sudafricana)



Algunas recetas antiguas de melktert utilizaban agua de rosas o almendras para aromatizarla, pero generalmente se usa corteza de naranja y canela, el resultado es una tarta deliciosa con mucho sabor. 




  




Ingredientes:

1 paquete de masa brisa fresca.

Mantequilla para engrasar el molde.

Canela molida para espolvorear el molde.

60 mililitros (4 cucharadas soperas con colmo) de maizena.

1/2 litro de leche.

2 cucharadas soperas de azúcar.

1 cucharada sopera de mantequilla fundida.

1 cucharadita (de las de té) de ralladura de naranja.

2 huevos bien batidos.

Para espolvorear la tarta:

2 cucharaditas (de las de té) de azúcar.

1/2 cucharadita (de las de té) de canela molida.









Preparación:

Calentamos el horno a 190 grados, calor arriba y abajo.

 Engrasamos con mantequilla un molde de 23 centímetros y colocamos encima la masa brisa, recortamos los bordes de masa.

Forramos la masa brisa con papel vegetal, colocamos peso encima para que no suba al hornear (por ejemplo garbanzos), horneamos durante 10 minutos, retiramos el papel vegetal y las legumbres y dejamos 5 minutos más en el horno para que se dore, retiramos del horno, espolvoreamos con un poco de canela molida por encima y reservamos.

Mezclamos en un cuenco la maizena con un poco de agua fría para hacer una crema suave.

Ponemos la leche, el azúcar, la mantequilla y la ralladura de naranja en un cazo al fuego hasta que hierva. Añadimos parte de la leche caliente a la crema de maizena, removemos bien y la vertemos de nuevo en el cazo, removemos y dejamos cocer a fuego lento 5 minutos, sin dejar de remover.

Añadimos los huevos lentamente, dejamos cocer a fuego lento otros 5 minutos, sin dejar de remover.

 Pasados los 5 minutos retiramos el cazo del fuego y dejamos entibiar.

Vertemos la crema de leche tibia en el molde de la masa brisa que teníamos reservado y horneamos durante 20-25 minutos o hasta que la tarta esté bien cuajada por el centro.

Retiramos del horno y espolvoreamos con azúcar y canela.

 Servimos caliente.



















viernes, 21 de febrero de 2014

FIDEOS DE ARROZ CON JAMÓN SERRANO Y CACAHUETES

 
Cardamomoycilantro
 
 
Esta receta de fideos la vi en un programa de televisión hace varios días, tenía en casa todos los ingredientes así que la hice ese mismo día, me gustó mucho la combinación de sabores, es un plato sano y nutritivo que se prepara en poco tiempo.





 
 


Ingredientes:

100 gramos de fideos de arroz vermicelli.

1 pimiento rojo mediano o 1/2 pimiento si es muy grande.

100 gramos de jamón serrano.

75 gramos de cacahuetes con cáscara o 50 gramos de cacahuetes pelados.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

4 cucharadas de salsa de soja.





 
 



Preparación:

En un bol con agua caliente dejamos los fideos de arroz en remojo durante 10 minutos, pasado este tiempo escurrimos los fideos y reservamos para rehogarlos más tarde en el wok.

Lavamos y cortamos el pimiento rojo en dados pequeños .

Picamos el jamón serrano en trozos muy pequeños en la picadora o con el cuchillo. 

Quitamos la cáscara a los cacahuetes y los dejamos enteros.

Ponemos el wok o una sartén grande en el fuego, añadimos el aceite, cuando esté caliente añadimos el pimiento y rehogamos 4-5 minutos, añadimos el jamón serrano y los cacahuetes, rehogamos 2-3 minutos, añadimos los fideos y rehogamos brevemente, añadimos la soja, removemos un par de minutos y servimos.






 
 


Notas:

Los cacahuetes aportan a nuestro organismo vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12, C, D, E y K, es un alimento rico en fósforo además tiene magnesio, yodo, zinc, potasio, proteínas, hierro, calcio, sodio y fibra.
 
Algunas ocasiones rehogo un ajo y una cebolla picados antes de añadir el pimiento y después sigo la receta tal cual.

 









Cardamomoycilantro












 


martes, 18 de febrero de 2014

CREMA DE ROMANESCU

 
 
 
El romanescu es un verdura con un aspecto peculiar, un hibrido entre brécol y coliflor, con un sabor muy suave, un precioso color verde y muchas propiedades nutritivas -es poco consumida en nuestro país si comparamos la aceptación que tiene en otros países de Europa-, simplemente cocida al vapor con un poco de aceite de oliva y pimentón de la Vera está riquísima pero a mi me gusta prepararla en crema, enriquecida con caldo de pollo, yema de huevo y nata, un plato muy rico










Ingredientes:

1 romanescu de 1 kilo aproximadamente.

850 mililitros de caldo de pollo casero.

1 cebolla pequeña picada.

1 rama de apio picado.

2 ramitas de perejil picadas.

2 yemas medianas.

150 mililitros de nata líquida.

25 gramos de mantequilla.

2 cucharadas de harina de trigo.

Sal, pimienta negra recién molida y nuez moscada al gusto.

Guarnición:

 Unas ramitas pequeñas de romanescu cocida y perejil fresco picado.











Preparación:

Quitamos las hojas y los tallos gruesos de la romanescu y la partimos en ramitos, escalfamos los ramitos en agua hirviendo con sal durante 5 minutos, escurrimos y reservamos.

Fundimos la mantequilla en una olla de fondo grueso, retiramos del fuego y añadimos la harina, removemos bien y volvemos a poner en el fuego, removemos 1-2 minutos a fuego lento hasta obtener una pasta suave, retiramos del fuego y añadimos poco a poco el caldo de pollo caliente, añadimos la cebolla, el apio y el perejil picados, volvemos a poner en el fuego y dejamos cocer 20 minutos a fuego lento.

Pasados los 20 minutos colamos el caldo y ponemos en la olla, añadimos los ramitos de romanescu que teníamos reservados (guardamos unos cuantos para decorar el plato), dejamos cocer suavemente hasta que estén tiernos, reducimos a puré con la batidora y ponemos de nuevo en la olla, a fuego lento.

Batimos las yemas con la nata, añadimos 3 cucharadas del puré caliente, removemos y vertemos sobre el puré, dejamos cocer 3 minutos, removiendo hasta que espese y sin que hierva la crema, sazonamos a nuestro gusto con sal, pimienta y nuez moscada y servimos en cuencos individuales, adornamos con unas ramitas de romanescu cocidas y perejil picado. Servimos enseguida.



                              








Notas:

Como todas las especies de esta familia, el romanescu es rico en vitamina B1, B2,  C, contiene fibra soluble, carotenoides, proteína vegetal, antioxidantes y minerales como calcio, fósforo, ácido fólico.











Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  
 
1 muslo de pollo, 1 puerro, 1 zanahoria pequeña, 1/2 cebolla pequeña, 1 trozo de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y 1 litro de agua.
 
 Ponemos en una olla el muslo de pollo sin la piel, pelamos y lavamos el puerro, la zanahoria y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, dejamos cocer durante 35-40 minutos.
  
 
 













 



























lunes, 17 de febrero de 2014

BHAPA SANDESH (budín hindú de cuajada con pistachos)



 Este delicioso budín de cuajada dulce con pistachos se elabora con leche fresca, yogur, leche condensada, vainilla y pistachos, tiene un sabor muy suave y es el postre ideal para acompañar una comida muy especiada como la hindú






Ingredientes:

1,2 litros de leche.

200 gramos de yogur natural.

1 cucharada sopera de agua.

1 cucharada de limón exprimido.

125 gramos de leche condensada.

1 cucharadita (de las de té) de vainilla líquida.

4-5 pistachos rallados (previamente pelados y con la piel interior quitada).

Pistachos enteros para decorar.






Preparación:

Ponemos la leche a  calentar en una olla, a fuego medio, cuando hierva retiramos del fuego, añadimos sin dejar de remover 150 mililitros de yogur batido, el agua y el limón y removemos hasta que la leche se cuaje del todo, ponemos de nuevo la olla al fuego, dejamos cocer suavemente la leche cuajada removiendo continuamente durante 2 minutos.

Retiramos del fuego y pasamos la cuajada por un colador chino o un colador grande con una gasa dentro, con un trozo de hilo de bramante atamos la gasa bastante floja y colgamos hasta que haya escurrido todo el líquido, pero sin apretarla, durante 2 horas más o menos. 

Quitamos la gasa y pasamos la cuajada a un cuenco y trabajamos hasta formar una pasta suave, añadimos el resto de yogur batido, la leche condensada y la vainilla, removemos bien y extendemos en un molde (si es posible cuadrado, de unos 15 centímetros de ancho), aplanamos la cuajada hasta dejarla con unos 2 centímetros de altura, espolvoreamos con los pistachos rallados por encima.

Ponemos el molde en una olla al vapor, sin tapar y con el agua hirviendo suavemente, dejamos cocer durante 15-20 minutos o hasta que el budín esté firme, si no disponemos de olla al vapor podemos cocer el budín al baño maría (con el agua hirviendo suavemente) durante 10-15 minutos o hasta que esté bien cuajado.

Cuando el budín haya cuajado completamente retiramos del fuego, dejamos enfriar y después guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

 Cortamos el budín en rombos o cuadraditos, decoramos con un pistacho cada trozo de budín y listo para consumir.






                                                                              Notas:

El momento más delicado para elaborar este budín es el momento de cuajar la leche, si seguimos bien los pasos es fácil que salga bien.

Pasos para cuajar la leche:

1.- Hervir la leche y retirar del fuego.

2.- Añadir el yogur batido, el agua y el limón sin dejar de remover.

3.- Poner al fuego y cocer la cuajada sin dejar de remover durante 2 minutos a fuego medio.

4.- Colar la cuajada con una gasa para separar el cuajo del suero y dejar escurrir.

















viernes, 14 de febrero de 2014

OSSOBUCO A LA NARANJA




El ossobuco es un plato de origen italiano y su preparación consiste en estofar carne de ternera -con hueso-, con verduras y vino blanco, cociendo a fuego muy lento durante casi dos horas.












Ingredientes:

4 rodajas gruesas -de unos 5 centímetros- de morcillo de ternera con hueso.

Sal y pimienta negra recién molida.

30-40 gramos de harina de trigo.

4 cucharadas soperas de aceite de oliva.

3 dientes de ajo picaditos.

1 cebolla picadita.

150 mililitros de caldo de pollo casero.

150 mililitros de vino blanco seco.

6 cucharadas de tomate natural triturado.

4-6 anchoas en conserva picaditas.

La  ralladura de 1/2 naranja.

La ralladura de 1 lima pequeña o de 1/2 limón.

2 cucharadas soperas de perejil picado.








Preparación:

Sazonamos las rodajas de ternera generosamente por ambos lados con sal y pimienta y enharinamos.

Ponemos el aceite en una cazuela o sartén lo bastante grande para que quepa toda la carne en una capa, colocamos en el fuego a temperatura media, cuando esté caliente rehogamos la carne unos 5 minutos hasta que quede bien dorada por todos lados.

Dejamos la carne dentro de la cazuela y con el hueso mirando hacia arriba, añadimos 2 de los ajos -reservamos el otro para añadirlo más tarde- y la cebolla, regamos la carne con el caldo de pollo caliente, añadimos el vino y el puré de tomate, tapamos la cazuela, reducimos el fuego y dejamos cocer suavemente la carne durante 1 hora y media o hasta que esté tierna.

Cuando la carne esté guisada añadimos las anchoas y el ajo que nos queda, rectificamos de sal, removemos con cuidado para que esté todo bien mezclado, añadimos las ralladuras y el perejil, calentamos bien y servimos con puré de patatas.








Notas:

Este plato también puede hacerse en el horno a 150 grados de temperatura.

En lugar de puré de patatas podemos acompañar el ossobuco con risotto o con verduras.

 No le he puesto perejil en esta ocasión porque se me olvidó.
























martes, 11 de febrero de 2014

BRÓCOLI CON GAMBAS EN SALSA PICANTE

 
 
He preparado en el wok  brócoli rehogado con gambas, con una salsa picante, un plato muy rico con un contraste de sabores que sorprende, lo mejor es que se prepara en poco tiempo y es ideal para una comida sana y ligera.



 
 
 
 



Ingredientes (para 2 personas):

100 gramos de brócoli, cortado en ramitos pequeños.

250 gramos de gambas arroceras.

1 clara de huevo mediana.

1 cucharada sopera de maicena.

1 cucharada sopera de vino blanco seco.

2 cucharadas soperas de jerez seco.

2 cucharadas soperas de tomate concentrado.

1 cucharadita -de las de té- de azúcar.

2 cucharadas soperas de salsa de soja.

1 trozo de chile amarillo de 3 centímetros.

1 trozo pequeño de ají picante.

1 cucharada de aceite de girasol.

3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 diente de ajo pequeño, pelado y cortado en rodajitas finas.

1 trozo de raíz de jengibre de 2 centímetros de ancho, cortado en rodajitas finas.

1 cebolleta, cortada en rodajitas finas.

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

                          
                                      







 Preparación:

Lavamos las ramitas de brócoli, ponemos una olla al fuego con agua y cuando empiece hervir blanqueamos el brócoli durante 1 minuto, retiramos del agua con una espátula y lo pasamos a un bol con agua fría para cortar la cocción y para que conserve un color verde brillante, pasamos a un colador para que escurra bien y reservamos.

Echamos las gambas sin pelar en la misma olla que tenemos puesta al fuego, cuando estén cocidas apartamos del fuego, enfriamos las gambas para cortar la cocción, las pelamos y las colocamos en una fuente plana y reservamos.

Mezclamos en un bol la clara de huevo sin batir, la maicena y el vino blanco, removemos bien hasta conseguir una pasta espesa y se la añadimos a las gambas, removemos para repartir bien la pasta por todas las gambas y reservamos.

Preparamos la salsa picante mezclando en un bol el jerez, el tomate concentrado, el azúcar, la soja, el chile, el ají y el aceite de girasol y reservamos.

Pasamos a preparar esta receta en el wok, que pondremos a fuego medio-alto y donde vamos a añadir el  aceite de oliva, cuando esté bien caliente añadimos las gambas, rehogamos 30 segundos para que tomen color, añadimos el ajo, el jengibre y la cebolleta, rehogamos 1 minuto y añadimos la salsa picante, rehogamos durante 1 minuto, añadimos el brócoli y rehogamos todos los ingredientes a fuego vivo también 1 minuto, salpimentamos a nuestro gusto y servimos. Listo para consumir.


 
 
 
 
 




Notas:

Tenemos que tener cuidado con la cantidad de ají picante y chile amarillo que añadimos porque pican bastante, si no disponemos ni de ají ni de chile podemos sustituir por guindilla Cayena.

El brócoli está cocido al dente, si queremos que esté más tierno lo podemos dejar cocer un poco más de tiempo, según el gusto de cada uno, yo suelo cocer la verdura y todos los alimentos en general, el mínimo tiempo posible para que no pierdan sus propiedades porque se destruyen con una cocción prolongada.











                                                                











sábado, 8 de febrero de 2014

PARATHA (pan hindú con ternera y cebolletas)



La paratha es un pan plano típico de la zona norte de la india, la masa se trabaja y se dobla varias veces para crear laminas finitas como milhojas, se fríe en la plancha con mantequilla, se sirve caliente y es ideal para acompañar los platos de curry o para tomar con encurtidos y yogur, a algunas personas les gusta enrollar la paratha, mojarla en el té y comerla, este pan se elabora con harina integral o utilizando mitad harina integral y mitad harina de trigo, las he preparado en esta ocasión con harina de trigo normal y las he rellenado con ajo, cebolletas y un poco de carne de ternera picada, las iba a preparar solas pero ha surgido sobre la marcha lo de rellenarlas porque están buenas de cualquier forma, pero con relleno están aún más ricas







Ingredientes para 6 parathas:

250 gramos de harina de trigo (he utilizado harina de fuerza). 

1/2 cucharadita (de las de té) de sal.

1 cucharada sopera de mantequilla fundida.

100 mililitros de leche.

100 mililitros de agua.

40 gramos de mantequilla fundida para pintar la masa.

Harina de trigo para espolvorear sobre la masa y para la mesa de trabajo.

Ingredientes para el relleno de ternera con cebolletas:

100-125 gramos de carne de ternera.

3 cebolletas finitas.

1 diente de ajo mediano.

3 vainas de cardamomo.

1 cucharadita (de las de té) de cominos enteros.

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.






Preparación del relleno:

Pelamos el ajo y lo picamos finamente.

Pelamos las cebolletas, quitamos la parte verde, la parte blanca la lavamos y la troceamos finamente o picamos en la picadora.

Picamos la ternera a cuchillo en trocitos muy pequeños.

Machacamos un poco las vainas de cardamomo en el mortero.

Ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite de oliva, cuando esté caliente, añadimos el ajo y la cebolleta, rehogamos a fuego medio unos minutos hasta que la cebolla esté transparente, añadimos el cardamomo y rehogamos un par de minutos, añadimos la ternera y rehogamos hasta que esté hecha la carne, cuando falte poco para estar cocinada del todo añadimos el comino entero y salpimentamos, quitamos las vainas de cardamomo del relleno y dejamos enfriar.

Preparación de las parathas:

Ponemos en un bol la harina tamizada, añadimos la cucharadita de sal y la cucharada sopera de mantequilla fundida y mezclamos bien.

Unimos la leche con el agua y añadimos al bol con la harina, unimos bien los ingredientes, cuando tengamos la masa lista la dividimos en seis bolitas del mismo tamaño.

La masa de este pan se trabaja lo imprescindible porque no lleva levadura y no tiene que subir.

Esparcimos la mesa de trabajo con harina, colocamos sobre ella las porciones de masa y aplastamos un poco cada bolita con la mano, colocamos encima de cada una un poco de relleno...............
          












           cerramos con cuidado cada bolita hacia dentro para que no se salga el relleno...............





             amasamos cada bolita lo suficiente para repartir de manera uniforme el relleno..............
                             




                          volvemos a darle su forma redonda original a cada bolita...............





                                   aplastamos de nuevo un poco con la mano............





                                    extendemos la masa en circulo ayudados por un rodillo....





cuando tengamos un circulo de masa bien extendida.............





pintamos la superficie con mantequilla fundida.....





                                y espolvoreamos con un poco de harina por encima...............




                      
                                 doblamos la masa por la mitad, pintamos de nuevo con mantequilla y

                                 espolvoreamos con harina.......




                                             
                        nuevamente doblamos la masa por la mitad y nos queda con forma de triángulo

                   (ojo, ya no hace falta pintar con mantequilla ni tenemos que espolvorear con harina).......





    con el rodillo vamos estirando la masa para conseguir unos panes planos y con forma triangular......




                colocamos las parathas sobre una bandeja o plato enharinado.............



 encendemos la plancha eléctrica (si no disponemos de plancha eléctrica podemos cocinar las parathas en un wok o sartén), cuando esté a temperatura media ponemos un poco de mantequilla y colocamos el pan encima, presionando de vez en cuando contra la plancha con una cuchara de madera, añadimos un poco más de mantequilla a la plancha (para que al hacer el pan por la otra cara no esté seca la plancha y no se reseque), damos la vuelta al pan, para dorarlo por ambos lados, unos 4-5 minutos por cada lado.

Servimos y tomamos caliente.







Notas:

Lo mejor de este pan hindú es que lo puedes rellenar con verduras, con carne, con queso, admite casi cualquier ingrediente dulce o salado, pero tienes que añadir el relleno una vez que has dividido la masa en porciones, antes de doblarla un par de veces y darle la forma definitiva, que puede ser redonda, cuadrada o como yo las suelo preparar, con forma triangular, se cocina en la plancha en 10 minutos y a disfrutar de un pan calentito diferente, lleno de sabor y que se prepara en poco tiempo.

Se supone que este pan fue concebido en el norte de la india pero no se sabe en que cocinas del norte se inspiró. Su origen parece haber nacido de diferentes influencias: sindhi, panyabí, garhwalí, bijarí, bengalí y así sucesivamente, se extendió por todo el sur de Asia y en el sur es muy popular el kerala paratha, llamado también keral porotta, otros panes indios populares son: chapati, phulka, puri, roti, naan, kulcha, bhatoora, bagar khani, appam, dosa, luchi, puran poli, pathiri y muchos otros.

Algunos como la paratha o el roti, tienen a su vez muchas variedades. Depende del grano de trigo que se utilice y de los rellenos que se empleen.





















jueves, 6 de febrero de 2014

SOPA DE TOMATE CON AGUACATE Y REQUESÓN

 
 
 


Esta sopa tiene un sabor muy suave y es la versión vegetariana de una sopa de pollo mexicana que hago a menudo, es ligera, nutritiva y necesitamos poco tiempo para hacerla.











Ingredientes:

1 cucharada de aceite de oliva.

5 tomates pera maduros pelados y hechos puré (sin piel ni semillas).

2 cucharadas de jugo de cebolla (piqué una cebolla en la picadora y luego la exprimí contra un colador y obtuve jugo de cebolla suficiente para la receta, también puedes machacar un trozo de cebolla en el mortero y conseguir así el jugo).

800 mililitros de caldo de verduras casero.

Sal y pimienta negra recién molida.

2 cucharadas de nata vegetal.

1 aguacate pequeño pelado y cortado en dados.

75 gramos de requesón cortado en dados.

Una cucharada sopera de perejil picado.





 


 

Preparación:

Ponemos una olla al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos el puré de tomate y el jugo de cebolla, rehogamos 3-4 minutos y añadimos el caldo, salpimentamos y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento, retiramos del fuego y añadimos la nata vegetal, el aguacate, el requesón y el perejil, servimos inmediatamente.



                         
 
 
 
 
 

Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 



lunes, 3 de febrero de 2014

PISSALADIÈRE DE PIMIENTOS ASADOS




 La pissaladière -especialidad gastronómica de Niza y la Costa Azul, en Francia y de la provincia de Imperia, en la región italiana de Liguria- es parecida a una coca, la que he preparado hoy es de pimientos asados, su elaboración es fácil pero entretenida, lleva cebollas pochadas con tomillo, salsa de tomate casera, queso parmesano y pimientos asados de distintos colores que dan colorido a este plato sano y nutritivo que merece la pena hacer porque está muy bueno.








Ingredientes:

Para la base:

1 paquete de masa brisa.

1 clara de huevo.

2 cucharadas de queso parmesano recién rallado.

Para las cebollas pochadas:

3 cebollas -he utilizado 2 grandes y 1 mediana-.

40 gramos de mantequilla.

1/2 cucharadita -de las de té- de tomillo seco machacado en el mortero para que sea recién molido.

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

Para la salsa de tomate:

550 gramos de tomate natural, sin piel ni semillas.

2 cucharadas de tomate concentrado.

4-5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1/2 cucharadita -de las de té- de orégano.

1/2 cucharadita -de las de té- de azúcar.

Sal y pimienta negra recién molida al gusto.

2 cucharadas de queso parmesano recién molido.

Para la cobertura con tiras de pimiento:

1 pimiento de asar verde.

1 pimiento de asar rojo.

1 pimiento de asar amarillo.

Aceite de oliva virgen extra para pincelar la superficie de la coca.








Preparación:

Pelamos, lavamos y picamos las cebollas y los tomates por separado, reservamos.

Machacamos un poco de tomillo seco en el mortero, pasamos por un colador para obtener tomillo en polvo (machacar una cantidad suficiente hasta conseguir la media cucharadita que necesitamos), reservamos.

Extendemos la masa brisa sobre un molde redondo apto para horno, pinchamos la base con un tenedor (para que no suba durante el horneado), guardamos en el frigorífico durante 1/2 hora, a los 15-20 minutos de tener la masa en el frigo encendemos el horno a 200 grados, calor arriba y abajo.

Pasada la media hora sacamos la masa del frigo, le ponemos encima papel vegetal y algo de peso para que no suba al hornear -he utilizado garbanzos secos que tengo reservados para este fin-, cuando el horno alcance la temperatura metemos la masa durante 10 minutos, luego la sacamos del horno un momento, retiramos los garbanzos y el papel vegetal y dejamos otros 8 minutos en el horno pero bajamos la temperatura a 180 grados -para secar un poco la superficie de la masa-, pasado este tiempo sacamos del horno, dejamos enfriar un poco, batimos la clara de huevo y con la ayuda de un pincel de cocina pintamos la superficie de la coca para sellarla -para que no se reblandezca al rellenarla-, esparcimos encima 2 cucharadas soperas de queso parmesano y reservamos.

Mientras la masa está en el horno ponemos una sartén al fuego, añadimos la mantequilla, cuando esté derretida añadimos las cebollas y el tomillo, removemos bien y dejamos pochar a fuego lento hasta que las cebollas estén transparentes y muy tiernas, retiramos del fuego, salpimentamos y dejamos enfriar.

En otra sartén ponemos el aceite, cuando esté caliente añadimos los tomates, el tomate concentrado, el orégano, el azúcar, la sal y la pimienta y dejamos cocer a fuego lento durante 15-20 minutos o hasta que se haya evaporado el exceso de líquido, retiramos del fuego, aplastamos con una cuchara de madera para reducir a puré espeso, añadimos el parmesano y dejamos enfriar.

El horno no lo apagamos porque tenemos que asar un poco los pimientos para quitarles la piel, así que lo ponemos en posición grill y dejamos la misma temperatura que teníamos (180 grados), sobre una placa del horno colocamos papel vegetal y colocamos los pimientos -lavados y secados previamente-, metemos la bandeja en el horno lo más cerca posible del calor del grill, vamos dándole la vuelta con frecuencia -para que no se quemen- hasta que se formen ampollas y se tueste la piel, cuando veamos que se pueden pelar con facilidad los retiramos del horno, frotamos la piel bajo el chorro del agua fría y los pelamos, les quitamos las semillas y los partimos por la mitad, a su vez cada mitad las partimos en tres tiras, en total tienen que salir 6 tiras de pimiento de cada color.

Subimos el horno a 200 grados, calor arriba y abajo, para terminar de hornear la coca, que pasamos a montarla: cubrimos la masa con las cebollas, extendemos el tomate por encima y decoramos con las tiras de pimiento, tres tiras de pimiento del mismo color y alternando los colores, con un pincel untamos toda la superficie de la coca con aceite de oliva, colocamos en la parte central del horno y dejamos cocer durante 30 minutos y lista para servir.








Notas:

Los pasos simplificados para preparar este "coca" son:

1. Trocear las cebollas y los tomates por separado, machacar el tomillo en el mortero.

2. Preparar la masa en un molde, hornear 10 minutos a 200º y 8 minutos a 180º para dejarla semi-cocida, sellarla con clara de huevo, añadir parmesano y reservar.

3. Mientras está la masa en el horno, pochar las cebollas en una sartén y al mismo tiempo en otra sartén preparar la salsa de tomate.

4. Aprovechar que el horno está encendido para asar los pimientos en posición grill lo justo para quitarles la piel, no asarlos del todo porque luego van 30 minutos al horno.

5. Dejar el horno encendido a 200 grados, calor arriba y abajo, montar la coca con todos los ingredientes y terminar de hornearla.


Las verduras combinan muy bien y las especias aportan un toque provenzal delicioso.

El molde que he utilizado mide 26 centímetros para que sirva de referencia.

Cuando en una receta solo utilices la yema del huevo puedes conservar la clara ligeramente batida con una pizca de sal en un recipiente pequeño -para que tenga poco aire- apto para el congelador, cuando la necesites, para una receta como la de hoy, por ejemplo, en la nevera aguanta hasta 4 días.







                                                                       La pissaladière antes de hornear