martes, 29 de abril de 2014

HORCHATA DE CHUFAS CASERA




No hay nada más rico en un caluroso día de verano que una horchata de chufas bien fría, una bebida típica de Valencia que se elabora con chufas, azúcar, un poco de corteza de limón y agua muy fría, una vez preparada se le añade un poco de canela molida, es muy refrescante, tiene un sabor muy suave, pertenece a la dieta mediterránea y nos aporta propiedades beneficiosas para la salud, es una bebida que lleva bastante azúcar para su elaboración así que la preparo habitualmente sustituyendo el azúcar por sirope de agave, no sabe exactamente igual ni está tan dulce pero está también muy rica










Ingredientes:

300 gramos de chufas.

3-4 cucharadas de sirope de agave o 150 gramos de azúcar blanquilla.

1 trozo de corteza de limón.

1 litro y medio de agua muy, muy fría.

Canela molida.








Preparación:

Poner en remojo las chufas, dejarlas 12-15 horas en el agua, cambiando ésta 3 o 4 veces.

Para preparar la horchata, ponemos las chufas en un recipiente hondo, añadimos el sirope de agave, la corteza de limón lavada y troceada y 1/2 litro de agua, pasamos por la batidora hasta que esté bien molida la chufa (la horchata tiene que tener el color de la leche).

Colocamos un recipiente (una olla nos sirve) con un colador con una gasa limpia  o un paño de algodón dentro, pasamos la horchata por el colador y apretamos bien la gasa con las manos para exprimir todo el jugo que le quede.

Añadimos el resto de agua (1 litro), removemos bien y servimos enseguida en un vaso de tubo con un poco de canela molida espolvoreada por encima.

La horchata hay que consumirla nada más hacerla.









Notas:

Las chufas nos aportan:

 Vitaminas: E y C.

 Minerales: hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio.

Grasas insaturadas.

Proteínas.

Hidratos de carbono.

Fibra.

Aminoácidos esenciales: arginina, metionina, leucina, isoleucina y lisina.

Ácido glutámico y ácido aspártico.










CHUFAS ANTES DEL REMOJO









CHUFAS REMOJADAS Y CORTEZAS DE LIMÓN
























lunes, 28 de abril de 2014

PASTEL DE VERDURAS ASADAS CON ALBAHACA

 
 
 
Las verduras asadas aportan a este pastel un agradable sabor, las especias le dan un toque provenzal muy bueno y la albahaca fresca lo convierte en una delicia para los adictos a la verdura.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
1 paquete de masa brisa fresca.
 
1 berenjena.
 
1 calabacín mediano.
 
1 pimiento rojo.
 
1 zanahoria grande.
 
1 cebolla grande.
 
4-5 ramitas de brócoli.
 
100 gramos de calabaza cacahuete.
 
100 mililitros de nata líquida ligera.
 
2 huevos.
 
2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
8-10 hojas de albahaca fresca.
 
Mejorana, tomillo y orégano al gusto.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Encendemos el horno a 200 grados, calor sólo arriba.
 
Pelamos la berenjena, el calabacín, la zanahoria y la calabaza.
 
Lavamos bien la verdura y la cortamos en cuadraditos del mismo tamaño más o menos, incluidos el brócoli y el pimiento rojo.
 
Ponemos papel vegetal sobre una bandeja de horno, rociamos con un poco de aceite de oliva por encima y colocamos toda la verdura troceada (menos la cebolla) en la bandeja.
 
Cuando el horno esté a la temperatura adecuada introducimos la bandeja en la parte alta del horno y dejamos asar la verdura (durante 40-45 minutos o hasta que esté tierna), removiendo de vez en cuando, para que se haga bien por todos los lados.
 
Mientras pelamos la cebolla, cortamos en tiras finitas y pochamos en una sartén con el aceite, cuando esté hecha añadimos la mejorana, el tomillo y el orégano y dejamos enfriar un poco.
 
Colocamos la masa brisa en un molde apto para horno, recortamos la masa sobrante si es necesario, pinchamos con un tenedor toda la base de la masa y ponemos papel vegetal encima y peso para que no suba la masa al hornear, por ejemplo, unas legumbres secas, yo he utilizado garbanzos que tengo guardados en un bote para ese menester.
 
Cuando la verdura esté asada, retiramos la bandeja del horno y dejamos la misma temperatura pero con la posición de calor arriba y abajo, ponemos en el horno la masa brisa, en la parte central, dejamos cocer durante 10 minutos, sacamos del horno un momento, bajamos la temperatura a 180 º grados, retiramos los garbanzos y el papel vegetal de la masa y dejamos 8 minutos más en el horno para que se dore un poco la masa.
 
Mientras batimos en un bol los dos huevos y añadimos la nata, la verdura asada, la cebolla pochada y la albahaca picada, salpimentamos a nuestro gusto, mezclamos todo bien y reservamos.
 
Pasados los 8 minutos, sacamos la masa del horno y le incorporamos la mezcla de verduras asadas, huevos y nata.
 
Subimos el horno a 200º C, calor arriba y abajo, cuando alcance la temperatura deseada llevamos al horno el pastel de verduras y dejamos cocer durante 20-25 minutos o hasta que el pastel esté cuajado.
 
Retiramos del horno y dejamos enfriar un poco antes de consumir.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
 Podemos tomar este pastel caliente o frío.
 
Normalmente para hacer este pastel necesitamos 4 huevos y 200 mililitros de nata, pero este que he preparado hoy lleva 2 huevos y 100 mililitros de nata, es casi todo verdura.





 

























jueves, 24 de abril de 2014

BIZCOCHO DE MANZANAS CON TULIPÁN

 
 
Este bizcocho de manzanas es de las primeras recetas que aprendí a cocinar cuando era apenas una niña, no preparaba uno desde hacía muchos años, cuando hace poco vi el cuaderno donde tengo la receta anotada -con el clásico color amarillento que adquiere el papel con el paso de los años-, decidí hacer uno para volver a recordar los sabores que acompañaron mi infancia en casa de mis tíos, donde yo jugaba con mis amigas a las cocinitas mientras mi tía preparaba con mucho cariño este bizcocho, tierno y esponjoso, para la merienda.



 
 
 
 
 

Ingredientes:

2 manzanas reineta grandes.

7 cucharadas soperas de harina de trigo.

7 cucharadas soperas de leche.

7 cucharadas soperas de azúcar.

1 cucharada sopera de levadura química -medio sobre-.

1 huevo.

100 gramos de Tulipán.





 
 


Preparación:

Encendemos el horno a 180º C, calor arriba y abajo.

Tamizamos la harina.

Engrasamos con mantequilla y después espolvoreamos con un poco de harina un molde apto para horno y reservamos.

Echamos en un bol el huevo, el azúcar, la leche y batimos con batidora de varillas eléctrica, añadimos la mantequilla, batimos bien y añadimos por último la harina mezclada previamente con la levadura, batimos todo hasta obtener una mezcla homogénea.

Pelamos una manzana, descorazonamos y cortamos en trozos pequeños y la incorporamos a la masa que hemos preparado, mezclamos bien y vertemos en el molde, alisamos la superficie.

Pelamos la otra manzana, descorazonamos y cortamos en rodajas finitas y vamos colocando sobre la masa, espolvoreamos con un poco de azúcar y 4-5 trozos pequeños de mantequilla por encima.

Llevamos al horno y dejamos cocer durante 30-35 minutos o hasta que esté dorado y bien cocido el bizcocho.

Sacamos del horno y dejamos enfriar.




 
 



Notas:

Necesitaremos un molde pequeño para hacer este bizcocho porque no sale mucha cantidad de masa.

 La receta original lleva 125 gramos de Tulipán pero yo he utilizado 100 gramos, creo que es una cantidad más que suficiente. 

Podemos utilizar mantequilla en lugar de Tulipán aunque este último le aporta un sabor diferente, muy suave.



 
















miércoles, 23 de abril de 2014

CAZUELA DE PATATAS CON POLLO




En los últimos días ha vuelto la lluvia, nada mejor que una cazuela de "papas" de toda la vida para combatir el mal tiempo, he preparado esta tradicional receta de la cocina española con pollo y le he añadido pimiento rojo al sofrito, le aporta mucho sabor y un color muy intenso, un plato sano y nutritivo que suele gustar bastante a los niños porque las verduras están pero no se ven.










Ingredientes (para 4 personas):

350-400 gramos de pechuga de pollo sin piel, cortada en trozos pequeños.

4-5 patatas pequeñas o 2 grandes cortadas en trozos no demasiado pequeños.

1 cebolla grande picada finamente.

2 dientes de ajos pelados y enteros.

1 pimiento rojo mediano cortado a cuadraditos.

6-7 tomates pera maduros pelados y troceados.

1 cucharada sopera de pimentón de la Vera.

2 hojas de laurel.

2-3 clavos de olor.

4 granos de pimienta negra.

4  cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 litro y medio de caldo de verduras casero (preparado con 3 alcachofas, 2 zanahorias,  250 gramos de judías verdes y 1 puerro, 1 cucharada de aceite y algo más de 1 litro y medio de agua).

Sal.











Preparación:

Para hacer el caldo de verduras colocamos una olla al fuego con un par de cucharadas de aceite de oliva, cuando el aceite esté caliente rehogamos las verduras (alcachofas, zanahorias, judías verdes y puerro peladas y cortadas en trozos regulares no demasiado grandes), removemos hasta que estén bien rehogadas y añadimos el agua, dejamos cocer hasta que las verduras estén tiernas, cuando el caldo esté listo lo colamos, reservamos las verduras para guarnición y el caldo para añadirlo a la cazuela. 

Ponemos una sartén al fuego, añadimos el aceite y cuando esté caliente añadimos los ajos, rehogamos unos instantes para que tome un poco de color y añadimos la cebolla, seguimos rehogando unos minutos hasta que tome color y añadimos el pimiento, dejamos rehogar unos minutos y añadimos el tomate, dejamos cocinar hasta que el sofrito esté listo.

Colocamos un colador grande o un colador chino sobre una olla y dejamos que el sofrito escurra el aceite dentro de la olla, pasamos el sofrito escurrido por la batidora para reducir a puré (podemos pasar el puré por el colador chino para que nos quede un sofrito suave o podemos dejarlo como está) y reservamos.

Ponemos la olla con el aceite al fuego, si vemos que tiene poco aceite añadimos un poco más (no necesitamos demasiado pero si el suficiente para rehogar bien el pollo y las patatas), cuando el aceite esté caliente añadimos el pollo y rehogamos unos minutos, añadimos las patatas y seguimos rehogando, removiendo continuamente para que se haga por igual, cuando esté bien rehogado añadimos el pimentón de la Vera, mezclamos durante 1 minuto y añadimos el sofrito, el caldo de verduras, el laurel, los clavos, la pimienta y la sal, dejamos cocer a fuego lento unos 30-35 minutos o hasta que las patatas estén tiernas, puede variar dependiendo del tipo de patatas que utilicemos.
Servimos bien caliente y con las verduras aparte para que se sirva cada comensal a su gusto.










Notas:

Lo ideal es utilizar pollo de corral, la carne es  más tierna, muy suave y con mejor sabor.

Suelo añadir poca patata a este guiso porque prefiero añadirle al final las verduras que he utilizado para hacer el caldo pero admite alguna patata más.

Para hacer un guiso es importante cortar las patatas sin llegar con el cuchillo hasta el final, debemos llegar casi al final y por ultimo arrancarlas tirando hacia nosotros con el cuchillo.
        El caldo de verduras preparado con alcachofas le aporta mucho sabor a este guiso.


















domingo, 13 de abril de 2014

RISOTTO DE ESPINACAS Y GORGONZOLA


Cardamomoycilantro

El secreto de un buen risotto está en el arroz, es importante que sea de buena calidad, esta son las variedades que podemos utilizar: Arborio, Baldo, Carnaroli, Maratelli, Padano, Roma y Vialone Nano, yo suelo utilizar Arborio o Carnaroli porque son los que encuentro normalmente en los supermercados, también es importante utilizar un buen caldo para la cocción, lo mejor es preparar un buen caldo casero de pollo o verduras, que le aportará más sabor que los que venden preparados y por último, es importante cocer el arroz a fuego lento, tapado y removiendo de vez en cuando para que suelte el almidón.










Ingredientes:

400 gramos de espinacas.

1 diente de ajo picadito.

1 cebolla mediana picada muy fina.

4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

400 gramos de arroz para risotto.

800 mililitros de caldo de verduras.

125 gramos de queso gorgonzola.

Sal y pimienta negra recién molida.

Queso parmesano para acompañar.








                                          
                                                                         Preparación:

Lavamos las espinacas y las escaldamos unos instantes en agua hirviendo, las escurrimos y dejamos que se enfríen.

Calentamos el aceite de oliva en una sartén y sofreímos a fuego lento el ajo y las cebollas, cuando estén bien pochadas añadimos el arroz y rehogamos hasta que los granos estén transparentes.

Añadimos el caldo de verduras caliente, mezclamos bien, tapamos y dejamos cocer durante 15 minutos a fuego lento, removiendo de vez en cuando.

Picamos las espinacas y la incorporamos al risotto y dejamos cocer 5 minutos más.

Retiramos el risotto del fuego, añadimos el queso gorgonzola desmenuzado, sazonamos con sal y pimienta y removemos bien.

Servimos y acompañamos con queso parmesano aparte.









Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.










Cardamomoycilantro










jueves, 10 de abril de 2014

ARROZ VEGETARIANO A LA NARANJA


Cardamomoycilantro
 
Este arroz es fácil de hacer, tiene un sabor a naranja muy suave porque va cocinado con el zumo de este cítrico, lleva cardamomo, canela y cilantro que le aportan mucho aroma, un plato sano y delicioso.










Ingredientes (para 2 personas):

150 gramos de arroz de grano largo y arroz salvaje.

1 cebolla mediana.

1 zanahoria grande.

1 cucharada de aceite de sésamo o de aceite de oliva virgen extra.

150 mililitros de zumo de naranja.

300 mililitros de caldo de verduras.

1/2 cucharadita (de las de té) de cilantro molido.

1/2 cucharadita (de las de té) de canela molida.

1 cucharadita (de las de té) de cardamomo molido.

2 cucharadas soperas de pasas sultanas.

Sal y pimienta negra recién molida.


 
 
 
 
 
 
 
 

Preparación:

Machacamos las semillas de cardamomo (sin las vainas) en el mortero para obtener la cucharadita que necesitamos.

Pelamos la cebolla y la cortamos en tiras finitas.

Pelamos la zanahoria y la cortamos en bastoncillos.

Calentamos el aceite en el wok, añadimos la cebolla, sofreímos un par de minutos y añadimos la zanahoria, rehogamos otro par de minutos, añadimos el arroz y sofreímos todo junto durante 3 minutos, añadimos el caldo de verduras y el zumo de naranja.

Condimentamos con el cilantro, la canela, el cardamomo, la sal y la pimienta.

Dejamos cocer el arroz a fuego lento 30 minutos.

Mientras pelamos la naranja restante, eliminamos la membrana blanca, con un cuchillo muy afilado, separamos los gajos de la fruta sobre un cuenco para recoger las gotas de zumo y remojamos las pasas en dicho zumo.

Retiramos el arroz del fuego, rectificamos de sal y pimienta si es necesario, incorporamos los gajos de naranja, las pasas remojadas en zumo, dejamos reposar 5 minutos y servimos inmediatamente.



 


 
 

 
Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 







Cardamomoycilantro








martes, 8 de abril de 2014

BACALAO CON YOGUR AL ESTILO HINDÚ



Esta receta se prepara en la India oriental, con un pescado parecido a la carpa, pero podemos sustituirlo por salmón, bacalao o halibut, en esta ocasión he utilizado bacalao skrei





  

Ingredientes:

500 gramos de bacalao skrei en trozos.

150 mililitros de yogur natural.

1 cucharadita (de las de té) de harina de trigo.

1/2 cucharadita (de las de té) de sal.

1/2 cucharada sopera de cúrcuma en polvo.

2 cucharadas soperas de aceite de girasol.

1 cucharada sopera de mantequilla.

1 trozo de 2,5 centímetros de raíz de jengibre fresca, rallada.

1 cebolla pequeña, rallada.

3 vainas de cardamomo, machacadas.

2 clavos de olor.

1 palito de canela de 2,5 centímetros.

1 guindilla verde, picadita.

1 guindilla roja, picadita.

2 cucharaditas (de las de té) de azúcar.







Preparación:

Para que el yogur no se corte al cocer, mezclamos la harina y 1 pizca de sal con unas gotas de agua para hacer una pasta, se la añadimos al yogur y batimos.

Ponemos el yogur en un cazo pequeño a fuego lento, removemos en un solo sentido hasta que empiece a cocer y retiramos el cazo del fuego.

Lavamos y secamos bien el bacalao y espolvoreamos con sal y un pellizco de cúrcuma.

Calentamos el aceite en una sartén a fuego medio y cuando esté caliente, rehogamos el bacalao ligeramente, durante 3-4 minutos por cada lado, retiramos de la sartén  y mantenemos caliente (por ejemplo: tapándolo con un poco de papel de aluminio).

En la misma sartén añadimos la mantequilla, que estará puesta a fuego bajo, añadimos el jengibre, la cebolla, el resto de cúrcuma, el cardamomo, los clavos, la canela y la guindilla roja y verde, dejamos cocer las especias durante 5 minutos, espolvoreando con una cucharadita (de las de té) de agua si se pegara.

Añadimos el yogur, 50 mililitros de agua y el azúcar a la sartén con las especias, cuando la salsa de yogur empiece a cocer lentamente añadimos el bacalao y dejamos cocer hasta que espese un poco la salsa y el bacalao esté cocido (unos 5 minutos).

Retiramos el palito de canela de la salsa.

 Servimos enseguida.

Lo he acompañado con Arroz pilau.

Podemos tomar este plato caliente o frío.

La salsa pica bastante, si queremos que sea menos picante añadiremos la guindilla roja y verde enteras y las retiramos antes de servir.




Luchi, pan frito hindú, típico de Bengala














jueves, 3 de abril de 2014

BAINGAN BHARTA (paté de berenjenas hindú)



Hoy he hecho paté -apto para vegetarianos-, una receta típica del norte de la India que se prepara con berenjena asada, jengibre, cilantro, ajo, cebolla y guindilla verde, se puede tomar caliente o templado, como más nos guste







                                                                         Ingredientes:

                                              2 berenjenas medianas (500 gramos más o menos).

                                                 Aceite de girasol para engrasar las berenjenas.

                                                             20-25 gramos de mantequilla.

                                                                1 cebolla pequeña, picada.

                                                   2-3 centímetros de raíz de jengibre, picada.

                                                               1-2 dientes de ajo, picados.

                                                       2 guindillas verdes, abiertas a lo largo.

                                                       1 cucharadita (de las de té) de azúcar.

                                                                           Sal al gusto.

                                                            3 cucharadas de cilantro fresco, picadito.

                                                                  Pan indio para acompañar.







                                                                            Preparación:

Calentamos el horno en posición grill, a 200º C.

Lavamos las berenjenas enteras, secamos con papel absorbente y untamos con aceite de girasol la piel de las berenjenas, cuando el horno esté caliente, las ponemos en una fuente bajo el grill durante unos 30 minutos, vamos dándole vueltas hasta que la piel se ponga negra, forme ampollas y se note que la pulpa está tierna.

Sacamos las berenjenas del horno cuando estén asadas y las colocamos bajo el chorro de agua fría, les quitamos la piel con cuidado.

Fuera del agua colocamos las berenjenas peladas en una fuente y apretamos la pulpa suavemente para escurrir el jugo amargo, machacamos la pulpa con un tenedor y reservamos.

Calentamos la mantequilla en una sartén a fuego medio-bajo y refreímos la cebolla, el ajo y el jengibre, añadimos también las guindillas verdes, cuando la cebolla esté tierna añadimos la pulpa de berenjena, añadimos el azúcar y sal al gusto, removemos todo durante 4-5 minutos, retiramos las guindillas, añadimos 2 cucharadas de cilantro y removemos.

Pasamos el puré a una fuente, espolvoreamos por encima la cucharada de cilantro restante y servimos el paté caliente o templado con unas tiras de pan indio.


                                 









martes, 1 de abril de 2014

GAZPACHUELO MALAGUEÑO CON POLLO



Este gazpachuelo típico de la zona interior de Málaga, es un plato contundente para los días de frío, el pan va tostado directamente sobre el fuego y le aporta un sabor característico, en la zona de costa es más típico el gazpachuelo preparado con pescado, marisco y patatas, pero existen muchas versiones de gazpachuelo diferentes (con coliflor y patata, con pescado y guisantes, con pollo y arroz, con perdiz y huevo), admite muchos ingredientes distintos, según la imaginación y el bolsillo de cada uno, aunque lo fundamental de esta receta, es que la mayonesa esté hecha con un buen aceite de oliva virgen extra






Ingredientes:

1 pechuga mediana de pollo de corral (sin piel).

2 patatas medianas.

1 huevo.

2 rebanadas de pan cateto que esté duro.

Sal.

Para la mayonesa:

1 huevo.

150 mililitros de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada de vinagre de vino.

Sal.





Preparación:

Tostamos las rebanadas de pan cateto en el fuego directo, con el fuego bajo, cuidando que no se queme, picamos en daditos y reservamos.

Pelamos las patatas, cortamos en trozos regulares, no demasiado pequeños y lavamos bien.

Ponemos una olla con un litro y medio de agua y una pizca de sal en el fuego, añadimos la pechuga de pollo, las patatas y el huevo, dejamos cocer.

A los diez minutos de cocción sacamos el huevo que ya estará cocido, enfriamos, pelamos, picamos y reservamos.

Cuando la pechuga de pollo y las patatas estén tiernas (media hora de cocción más o menos) retiramos la olla del fuego, sacamos el pollo para desmenuzarlo, sacamos un vaso de caldo (para mezclarlo con la mayonesa) y dejamos enfriar el resto.

Mientras hacemos la mayonesa, echamos en el vaso de la batidora el huevo, el aceite, el vinagre y la sal, en ese orden y colocamos el brazo de la batidora en el fondo del vaso (sin funcionar), batimos (sin mover el brazo de la batidora) hasta que emulsione y ya tenemos lista la mayonesa.

Cuando el vaso de caldo esté templado lo añadimos a la mayonesa cucharada a cucharada para que no se corte, removiendo bien y cuando hayamos añadido el vaso de caldo entero a la mayonesa vaciamos en la olla con el resto de caldo, removemos bien y calentamos a fuego lento, cuidando que no se corte, añadimos el pollo desmenuzado, el huevo picado y servimos enseguida.





Notas:

Si no disponemos de fuego directo en casa por tener cocina eléctrica podemos tostar el pan en la tostadora pero el sabor cambia bastante, yo tengo una bombona azul de camping-gas y la utilizo para tostar el pan, si tenéis una os sirve.