martes, 27 de mayo de 2014

GUISO DE TIRABEQUES CON JAMÓN


 Me gustan los tirabeques, los preparo casi siempre en el wok salteado junto a otras verduras,
gratinados con patatas están también muy ricos, esta vez los he preparado siguiendo una receta que he visto en el blog lacocinadelechuza







Ingredientes (para 2 personas):

1/2 kg. de tirabeques, lavados y con las hebras de los filos quitadas.

1 patata mediana, cortada en trozos regulares.

100 gramos de jamón serrano, picadito.

1 cebolla pequeña, picadita.

250 gramos de caldo de verduras.

1 cucharadita -de las de té- de pimentón dulce de la Vera. 

1 - 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Pimienta negra recién molida.

Para adornar:

1 huevo cocido.







Preparación:

Ponemos una olla al fuego con el aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos la cebolla, rehogamos unos minutos hasta que tome color, añadimos el jamón, damos unas vueltas y añadimos el pimentón, removemos y añadimos el caldo de verduras, cuando empiece a hervir añadimos las patatas y los tirabeques, dejamos cocer hasta que estén tiernas las patatas y los tirabeques, cuando esté listo retiramos del fuego, añadimos un poco de pimienta al gusto y servimos con el huevo cocido troceado por encima.



  



Notas: 

Los tirabeques pertenecen a la familia de los guisantes, se consumen enteros, con la vaina y los granos de su interior, son ricos en niacina y ácido fólico y en menor proporción tienen vitamina A y C o ácido ascórbico, en cuanto a su aporte mineral destaca su contenido en zinc, así como potasio, calcio, hierro y magnesio.






Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.









 




sábado, 24 de mayo de 2014

EMPANADILLAS DE MANZANA Y CANELA

 
Estas empanadillas rellenas de puré de manzana reineta con un toque de canela están deliciosas y lo mejor es que se preparan en muy poco tiempo
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
1 paquete de masa para empanadillas La Cocinera.
 
3 manzanas reinetas.
 
Canela molida al gusto.
 
1 cucharadita -de las de café- de azúcar.
 
Aceite de oliva suave o de girasol para freír.
 
Azúcar blanquilla para rebozar.
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Pelamos las manzanas y las picamos en trozos pequeños.
 
Colocamos la manzana picada en un bol hondo y las metemos en el microondas durante 3-4 minutos hasta que estén tiernas, removiendo de vez en cuando para que se haga igual por todos los lados, cuando estén blanditas y de color transparente estarán listas.
 
Añadimos la cucharadita de azúcar y canela molida al gusto removemos, rellenamos la masa de empanadillas con la manzana cocida y con un tenedor presionamos para cerrarla.
 
Ponemos una sartén al fuego con aceite, cuando esté bien caliente freímos las empanadillas en tandas pequeñas, doramos por ambos lados y dejamos sobre papel absorbente y a continuación rebozamos en azúcar.
 
Consumir las empanadillas templadas.
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
La manzana reineta es la reina de los postres, la que mejor le va a cualquier receta dulce que preparemos.
 
Podemos hacer las empanadillas en el horno a 200º grados durante 12-15 minutos -pintamos la superficie con huevo batido o leche antes de hornear-, en lugar de fritas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



 
 
 
 

MERMELADA DE FRESAS CON MIEL DE AGUACATE

 
 

La miel de aguacate de la sierra malagueña es la que más me gusta de todas las variedades de miel que existen en el mercado, tiene un sabor único y le va muy bien a esta mermelada casera elaborada con fresones de Huelva.











Ingredientes:

500 gramos de fresones de Huelva.

2 cucharadas soperas de miel de aguacate.






 




Preparación:

Lavamos, escurrimos y picamos los fresones en trozos pequeños.

Ponemos un cazo al fuego con los fresones y la miel, removemos y dejamos cocer a fuego lento hasta que haya reducido y espesado, debemos remover de vez en cuando para que no se pegue, cuando tenga la textura deseada retiramos del fuego, dejamos enfriar y guardamos la mermelada en un frasco en el frigo.




 
 
 
 




Notas:

La miel de aguacate tiene muchas propiedades nutricionales, es rica en hierro orgánico, sube la tasa de hemoglobina, tiene propiedades diuréticas y es ideal para cocinar con ella, no cristaliza tanto como otras clases de miel, es de color más oscuro, se parece más a la melaza, pero está buenísima.

 


   
                
 



 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 

viernes, 23 de mayo de 2014

BERENJENAS RELLENAS DE VERDURAS Y ALBAHACA

 
 
 Una manera sencilla y rica de preparar las berenjenas, rellenas de verduras y con el sabor de la albahaca, una receta apta para vegetarianos que gusta a todo el mundo, ideal para llevar en el tupper al trabajo porque es un plato que se toma frío.










Ingredientes:

2 berenjenas grandes.

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

2 cebollas medianas picadas.

2 dientes de ajo machacados en el mortero.

4-5 tomates pera maduros.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 cucharada sopera de albahaca fresca picadita o 1 cucharadita de las de té de albahaca seca.

3 cucharadas soperas de perejil picado.

1 cucharada sopera de zumo de limón.

4 cucharadas soperas de queso parmesano rallado.

Perejil picadito para adornar.









Preparación:

Recortamos el tallo de las berenjenas y las cortamos por la mitad y a lo largo, retiramos la pulpa con una cuchara, dejando un hueco de medio centímetro de espesor.

Espolvoreamos con sal por dentro de los cuencos de las berenjenas y dejamos en un escurridor.

Picamos la pulpa en trozos regulares, la colocamos en un colador y añadimos un poco de sal, dejamos escurrir durante 1 hora.

Pelamos los tomates y los picamos en trozos regulares, del mismo tamaño que hemos cortado la pulpa de las berenjenas, reservamos también el jugo que hayan soltado los tomates al pelarlos y picarlos.

Aclaramos con agua las berenjenas vacías, secamos por dentro con papel absorbente y dejamos la pulpa también sobre papel absorbente para quitar el exceso de líquido.

Encendemos el horno a 180º grados, calor arriba y abajo.

Ponemos 2 cucharadas de aceite en una sartén, cuando esté caliente sofreímos el ajo y la cebolla durante 10 minutos, añadimos la pulpa de la berenjena, el tomate picado y el jugo, salpimentamos a nuestro gusto y dejamos cocer suavemente durante 15 minutos, hasta que la berenjena esté tierna, añadimos la albahaca y el perejil, removemos y retiramos del fuego.

Colocamos los cuencos de las berenjenas en una fuente apta para el horno (con un poco de aceite de oliva untado en la base previamente) y distribuimos el relleno dentro, espolvoreamos con el queso rallado por encima.

Regamos con las 2 cucharadas de aceite y con el zumo de limón, horneamos 1 hora aproximadamente, hasta que la pulpa de los cuencos esté tierna.

Sacamos las berenjenas del horno y dejamos enfriar, metemos entonces en la nevera como mínimo 1 hora antes de servir.

Servimos con un poco de perejil picado por encima.









Notas:

Si no disponemos de albahaca fresca podemos sustituir por albahaca seca pero pierde sabor y el resultado final no es el mismo.



 
 
 
 

 
 
 
 







martes, 20 de mayo de 2014

BUÑUELOS DE CHIRIVÍA Y PIÑONES (a la miel)



Me gusta mucho combinar la chirivía con piñones, juntos tienen muy buen sabor, estos deliciosos buñuelos hechos con puré de chirivías y piñones tostados van acompañados de una salsa preparada con dos tipos de miel: de aguacate y de caña, una receta que resulta ideal como aperitivo para una comida informal








Ingredientes:

550 gramos de chirivías, peladas y cortadas a rodajas.

Sal.

1 huevo mediano.

25 gramos de mantequilla reblandecida.

1 cucharada sopera de harina de trigo.

Un puñado de piñones. 

Aceite de oliva suave para freír.

2 cucharadas de miel de aguacate.

2 cucharadas de miel de caña.

Unas gotas de limón.








Preparación:

Ponemos una sartén pequeña al fuego con una cucharada de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos los piñones y removemos continuamente hasta que adquieran un color dorado, retiramos del fuego y dejamos los piñones sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

 Colocamos una olla pequeña con agua en el fuego, cuando empiece a hervir añadimos las chirivías y un poco de sal, cuando el agua rompa a hervir de nuevo tapamos y dejamos cocer suavemente 10-15 minutos hasta que las chirivías estén tiernas al pincharlas.

Escurrimos bien y sacudimos al fuego durante 1 minuto, luego reducimos a puré con un tenedor.

Añadimos, batiendo, el huevo a las chirivías y la mantequilla, la harina, los piñones y rectificamos de sal.

Dejamos el puré de chirivías 1 hora en un lugar fresco para que quede firme.

En la misma sartén donde hemos tostado los piñones añadimos más aceite para freír los buñuelos, cuando el aceite esté bien caliente con la ayuda de dos cucharas soperas cogemos un poco de masa, le damos la forma de la cuchara y la ponemos en el aceite, freímos durante 2-3 minutos, le damos la vuelta al buñuelo y freímos por el otro lado hasta que esté dorado.

Sacamos los buñuelos con espumadera cuando estén listos, dejamos que escurran sobre papel de cocina arrugado y mantenemos caliente.

Calentamos los dos tipos de miel con unas gotas de zumo de limón y servimos.








Notas:

La chirivía tenía un lugar destacado en la alimentación de los europeos antes de que los españoles introdujeran la patata, después de la conquista de América, actualmente, en el norte de Europa se sigue consumiendo de forma habitual, no tanto aquí en España donde su consumo es mínimo, sin embargo, tiene más nutrientes que la zanahoria, contiene fibra y casi todas las vitaminas del grupo B, (en especial ácido fólico), vitamina C, E y K y minerales como potasio, fósforo, hierro, manganeso y magnesio, es una planta bastante utilizada en casos de hipertensión, gota, fiebre, retención de líquido crónica, reuma y problemas de origen pulmonar. En varios países también se emplea la chirivía como cura de problemas intestinales.

















jueves, 15 de mayo de 2014

CUPCAKES DE VAINILLA Y CHOCOLATE



 No suelo hacer repostería en la que se utilice gran cantidad de mantequilla o azúcar porque prefiero utilizar aceite de oliva y sirope de agave en las recetas dulces que preparo, pero reconozco que llevaba tiempo queriendo hacer unos cupcakes que tan de moda están y han salido buenísimos






Ingredientes:

5 huevos a temperatura ambiente.

1 vaso pequeño de aceite de oliva suave (125 mililitros).

100 gramos de azúcar (en mis apuntes pone 250 gramos).

250 gramos de harina de trigo.

1 sobre de soda El Tigre (trae 2 sobres: 1 gasificante y 1 acidulante, se añaden los 2).

Un puñado de pepitas de chocolate.

El zumo y la ralladura de 1 limón mediano.

                                                               Para la crema de vainilla:
     
     100 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.

   175 gramos de azúcar glacé (cernida previamente).

   1 cucharadita (de las de té) de esencia de vainilla.

      Una pizca de colorante alimentario en gel de color rojo (optativo).

      Bolitas de azúcar para decorar.





         Preparación: 

Un rato antes de preparar los cupcakes ponemos el aceite en una sartén a fuego lento con un trozo de cáscara de limón (que no tenga nada de la parte blanca del interior para que no amargue),  calentamos unos minutos a fuego bajo y sin que se queme la cáscara de limón, retiramos del fuego, quitamos la cáscara de limón, dejamos enfriar y reservamos.

Hago esto con el aceite que utilizo para hacer magdalenas o bizcochos porque el aceite al calentarlo con el limón queda más suave.

Tamizamos la harina de trigo y añadimos los dos sobre (el gasificante y el acidulante), mezclamos.

Separamos las claras de los huevos de las yemas, ponemos en un cuenco hondo de cristal las cinco claras de huevo con una pizca de sal y batimos hasta que monten a punto de nieve (sabremos que está a punto de nieve, si le damos la vuelta al cuenco y la clara no se mueve, ni se cae).

Batimos en una cuenco aparte las yemas con el azúcar, añadimos el aceite, la ralladura y el zumo de limón, batimos y añadimos por último la harina con los sobres que tenemos preparados, mezclamos con cuidado de que no queden grumos, añadimos las claras montadas, de manera envolvente y con cuidado para que no se bajen, guardamos la masa de magdalenas en el frigorífico 1 hora como mínimo para que fermente, si las dejamos un par de horas mejor.

Transcurrida 1 hora sacamos del frigo, añadimos las pepitas de chocolate y removemos para repartirlas por toda la masa, encendemos el horno a 220 grados, colocamos los moldes de papel en una bandeja de horno, llenamos con la masa que hemos preparado (solo hasta la mitad del molde), metemos en el horno y dejamos cocer 12-14 minutos, estaremos pendientes para apagar y retirar del horno las magdalenas en cuanto tengan un color dorado que nos guste y las dejamos enfriar.

Para hacer la crema de vainilla: batimos la mantequilla con el azúcar glacé y la esencia de vainilla hasta que esté suave y espumosa, si queremos podemos añadir unas gotas de colorante en gel para darle color a la crema de vainilla, yo he utilizado el rojo y me ha quedado un color rosa muy bonito.

Colocamos la crema de vainilla en una manga pastelera y decoramos los cupcakes con ella.

Podemos decorar con bolitas y figuritas de azúcar.




  

Notas:

Es mejor utilizar mantequilla de buena calidad para preparar la crema de vainilla porque influye bastante en el sabor del cupcake.











CANELONES A LA CATALANA


Los canelones a la catalana es de los primeros platos que aprendí a cocinar, la receta pertenece a un libro de cocina que tengo desde hace 30 años, es de pastas gallo y no recuerdo si lo regalaban comprando pasta o lo conseguí reuniendo puntos y después lo mandé a pedir por correo, es de tapa dura, contiene un montón de buenas recetas de pasta, además trae información nutricional y la historia de la pasta, es un libro del que he aprendido bastante.
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 5 personas):
 
1 cajita de canelones pre-cocidos al huevo -he utilizado lasaña pre-cocida al huevo-.
 
250 gramos de ternera picada.
 
1 pechuga de pollo.
 
1 seso de cordero para suavizar el relleno -he utilizado media lata de paté la piara-.
 
50 gramos de jamón serrano.
 
1/2 dl. de aceite de oliva virgen extra.
 
4-5 cucharadas de puré de tomate natural.
 
1/2 cebolla mediana picadita.
 
1 copita de jerez -he utilizado vino amontillado-.
 
50 gramos de queso parmesano rallado.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Unos trocitos de mantequilla para gratinar.
 
Queso parmesano para acompañar.
 
  Para la salsa bechamel:
 
25 gramos de harina de trigo.
 
25 gramos de mantequilla.
 
250 mililitros de leche.
 
Un poco de nuez moscada rallada.
 
Sal.
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Preparamos la bechamel para que esté fría cuando vayamos a preparar los canelones.
 
Ponemos una olla pequeña en el fuego, a temperatura baja, añadimos la mantequilla y cuando esté derretida añadimos la harina, damos unas vueltas durante un par de minutos para que se mezcle bien y la harina pierda el sabor, añadimos la leche y removemos con un batidor de varillas para que no se formen grumos, dejamos cocer durante 20 minutos a fuego lento con la olla tapada y removiendo de vez en cuando para que no se pegue, cuando esté lista la bechamel retiramos del fuego y dejamos enfriar.
 
Cortamos la pechuga de pollo y el jamón serrano en trozos pequeños, reservamos por separado.
 
 Colocamos una sartén grande en el fuego, añadimos el aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la cebolla, rehogamos unos minutos hasta que tome color y añadimos la ternera, rehogamos unos minutos y añadimos el pollo, cuando esté todo bien rehogado añadimos el jamón serrano, damos unas vueltas y añadimos la copita de jerez o el vino amontillado, cuando se haya evaporado el líquido añadimos el puré de tomate, sazonamos con sal y pimienta y dejamos cocer 1/2 hora a fuego lento.
 
Pasada la media hora añadimos el paté, removemos bien, retiramos del fuego y dejamos enfriar.
 
Llenamos un cuenco grande o una olla con agua caliente y un chorrito de aceite y añadimos de uno en uno los canelones, dejamos dentro del agua durante 15 minutos, removiendo la pasta de vez en cuando para que no se peguen.
 
A los 15 minutos sacamos la pasta y la dejamos escurrir extendidas sobre un paño de cocina limpio.
 
Pasamos la carne por la batidora cuando se haya enfriado.
 
Encendemos el horno a 200º grados, calor arriba.
 
Rellenamos los canelones con un poco de carne molida y los vamos enrollando.
 
En una fuente apta para horno untamos un poco de aceite de oliva y añadimos un poco de bechamel en el fondo de la fuente, vamos colocando los canelones en hilera y cuando estén todos extendemos el resto de la bechamel por encima, espolvoreamos con el queso rallado, añadimos unos trocitos de mantequilla por encima y dejamos en el horno para que se gratine, retirar cuando estén dorados.
 
Servimos con queso parmesano aparte para que se sirva cada comensal a su gusto.
 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 

martes, 13 de mayo de 2014

SEITÁN EMPANADO

 
Cardamomoycilantro
Si preparamos el seitán empanado, con ensalada y un poco de mayonesa para acompañar, seguro que nos gusta tanto que se convierte en plato habitual de nuestra mesa.








Ingredientes (para 3-4 personas):

1 paquete de seitán.

Harina de trigo.
 
Huevo batido.
 
 Pan rallado.
 
Aceite de girasol para freír.
 




 



Preparación:

Cortamos el seitán en filetes finos, empanamos, pasándolos por harina, huevo y pan rallado.

Ponemos una sartén al fuego con aceite de girasol y cuando esté bien caliente freímos los filetes de seitán por ambos lados, cuando adquieran color dorado retiramos de la sartén, en una fuente con papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Servimos con una ensalada de rúcula, tomate y semillas de amapola.

El seitán empanado está muy bueno si lo acompañamos con un poco de mayonesa.




 
 



Notas:

El seitán no es apto para celíacos, es una proteína vegetal hecha con gluten de trigo, de origen chino, conocido como carne vegetal por su alto contenido en proteínas de gran valor nutricional, consumido de forma habitual por vegetarianos y por todo aquel que sin ser vegetariano, intenta reducir al máximo el consumo de carne -contiene antibióticos y hormonas- y llevar una alimentación lo más equilibrada y sana posible.

Su consumo es muy adecuado para deportistas, niños en época de crecimiento y personas mayores porque es un alimento suave y digestivo, bajo en calorías y grasas, no tiene colesterol y ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre, la forma de cocinarlo es igual que si cocinamos carne: a la plancha como esta receta de hoy, empanado, frito, salteado con verduras, estofado, en albóndigas o hamburguesas, está bueno de cualquier forma que lo prepares.

Lo encuentras en herboristerías y en grandes superficies, en la zona de refrigerados.


 














Cardamomoycilantro

 
 
 
 
 
 
Cardamomoycilantro
 
 
 
 
 
 
 
 



lunes, 12 de mayo de 2014

CREMA DE COLINABO AL QUESO AZUL


Podemos servir la crema de colinabo con un rebanada de pan tostado untada de queso azul o como la he preparado en esta ocasión, con una cucharada de queso azul directamente en la crema, buenísima.
 
 

 
 
 
 



Ingredientes:

675 gramos de colinabos, pelados y cortados a rodajas.

40 gramos de mantequilla.

1 cebolla grande, pelada y cortada a rodajas.

1 patata grande, pelada y cortada a rodajas.

900 ml. de caldo casero de pollo.

Sal y pimienta negra recién molida.

300 ml. de leche (algo más de un vaso).

Un poco de nuez moscada rallada.

75 gramos de queso azul.

15-20 gramos de mantequilla reblandecida.

Semillas de sésamo para adornar.











Preparación:

Fundimos los 40 gramos de mantequilla en una olla y añadimos las hortalizas, removemos, tapamos y dejamos sudar a fuego lento durante 10 minutos, removemos de vez en cuando para que no se pegue.

Agregamos el caldo, sal y pimienta negra al gusto, cuando hierva, tapamos y dejamos cocer suavemente 25-30 minutos, hasta que las hortalizas estén tiernas.

Pasamos por la batidora para reducir a puré y pasamos por el colador chino, ponemos de nuevo en la olla y reservamos.

Ponemos la mantequilla reblandecida en un cazo pequeño, añadimos el queso azul y hacemos una pasta.

Añadimos la leche a la crema, calentamos hasta que hierva, rectificamos de sal y añadimos un poco de nuez moscada.

Servimos la crema en un cuenco, añadimos una cucharada de pasta de queso azul y espolvoreamos con semillas de sésamo.

También podemos servir la crema con una rebanada de pan tostado untada con la pasta de queso azul.











Notas:

El colinabo es una hortaliza compuesta por casi un 90% de agua, tiene muy pocas calorías, unas 25 kcal. por 100 gramos, nos proporciona hidratos de carbono, ácido fólico, fibra, vitaminas (B1, B2 y C) y minerales (Calcio, Sodio, Fósforo, Potasio y Magnesio).










 
Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  
 
1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro de agua.
 
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 35-40 minutos, cuando esté listo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 








 

 
 
 
 


 
 
 








sábado, 10 de mayo de 2014

ESTOFADO DE TERNERA CON CACAHUETES

 

 
El clásico estofado enriquecido con un majado de cacahuetes, ajo, tomillo y perejil le aporta muy buen sabor a este guiso completo y contundente. 



 
 
 





Ingredientes:
 
1 kg. de carne de ternera en trozos.
 
1 cebolla mediana.
 
1 puerro.
 
2 zanahorias medianas.
 
2 patatas grandes.
 
2 tomates grandes maduros.
 
1 puñado de cacahuetes.
 
2 diente de ajo.
 
1 cucharadita (de las de café) de pimentón dulce de la Vera.
 
1 cucharadita (de las de café) de perejil picado.
 
1 pizca de tomillo.
 
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 



Preparación:
 
Cortamos la cebolla y el puerro en trozos no demasiado grandes.
 
Pelamos y cortamos las patatas en trozos regulares.
 
Pelamos y cortamos las zanahorias en rodajas.
 
Pelamos y cortamos los tomates en cubitos.
 
Ponemos una olla al fuego con el aceite y cuando esté caliente añadimos la cebolla, el puerro, las zanahorias y las patatas, rehogamos unos minutos hasta que empiece a dorarse la verdura y añadimos la carne.
 
Damos unas vueltas durante 2-3 minutos y añadimos los tomates, el pimentón, 1 vaso de agua y dejamos cocer a fuego medio durante una hora, vigilando que no se pegue y añadiendo algo de agua si es necesario.
 
Mientras preparamos el majado, machacamos en el mortero los ajos pelados, el perejil, el tomillo, los cacahuetes, un poco de sal y pimienta negra.
 
Incorporamos el majado 10 minutos antes de que el guiso esté listo.
 
Comprobamos que la carne está tierna, retiramos del fuego y servimos caliente.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
Los cacahuetes aportan a nuestro organismo vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12, C, D, E y K, es un alimento rico en fósforo además tiene magnesio, yodo, zinc, potasio, proteínas, hierro, calcio, sodio y fibra. 
 
 
 
 
 
 
 
















jueves, 8 de mayo de 2014

STRUDEL DE REQUESÓN, CEBOLLA Y PATATA



El fin de semana pasado preparé un strudel relleno de requesón, cebollas pochadas y patatas cocidas, lo puedes tomar frío o caliente y es un plato apto para vegetarianos, es la primera vez que lo hago y nos ha encantado, pertenece a un libro de cocina vegetariana que tiene unas recetas fantásticas






Ingredientes:

200 gramos de harina de trigo tamizada.

 1 huevo.

4-5 cebollas tiernas.

1 diente de ajo.

3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharadita de las de té de comino molido.

1 cucharadita de las de té de mejorana.

Sal y pimienta negra recién molida.

2 patatas medianas.

20 gramos de mantequilla.

400 gramos de requesón.

75 gramos de queso rallado.

200 gramos de nata acidificada (he utilizado la marca President).

4 cucharadas de mantequilla derretida.

Mantequilla para engrasar la bandeja del horno..






Preparación:

Lavamos bien las patatas y sin pelar las ponemos a cocer en una olla con agua unos 25-30 minutos o hasta que estén cocidas, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Formamos un pequeño montículo con la harina y una pizca de sal, hacemos un hueco en el centro y vertemos el huevo, mezclamos primero con un poco de harina, añadimos 4-5 cucharadas soperas de agua tibia y amasamos hasta obtener una masa elástica.

Formamos una bola con la masa, la colocamos en un cuenco hondo y la tapamos con film transparente, la dejamos reposar 30 minutos en el frigorífico.

Mientras preparamos el relleno.

Pelamos, lavamos y cortamos las cebollas en rodajas finitas.

 Pelamos y picamos finamente el ajo.

 Ponemos una sartén a fuego medio con el aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos el ajo y las cebollas, rehogamos hasta que esté bien pochado, añadimos el comino, la mejorana, la sal y la pimienta negra, mezclamos y reservamos.

Precalentamos el horno a 180º grados, calor arria y abajo.

Pelamos las patatas cocidas, las cortamos en dados pequeños y las freímos en mantequilla, retiramos del fuego y reservamos.

Mezclamos el requesón con el queso y la nata.

Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos sobre un paño de cocina enharinado, extendemos con un rodillo hasta que quede una masa finísima (cuidando que no llegue a romperse).

Cubrimos la masa con el requesón, repartimos por encima la cebolla y por último las patatas.

Cerramos a modo de paquete y damos la vuelta a la masa, la colocamos sobre una placa de horno untada previamente con mantequilla.

Con un pincel de cocina pintamos la masa por encima con la mantequilla derretida.

Dejamos cocer en el horno durante 30 minutos y listo.






Notas:

La foto de arriba es del strudel recién sacado del horno y la foto de abajo es del strudel totalmente frio, cuando ya han pasado unas horas desde que salió del horno, lo podemos tomar de las dos maneras que está igual de bueno.














lunes, 5 de mayo de 2014

ESPAGUETIS A LA BOLOÑESA (Salsa vegetariana)



 La salsa boloñesa que he preparado hoy lleva soja texturizada en lugar de carne pero está igual de rica







Ingredientes (para 3 personas):

225 gramos de espaguetis.

125 gramos de soja texturizada.

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada sopera de mantequilla fundida.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

1 cebolla pequeña picadita.

2 ramas de apio tierno picadito.

2 zanahorias tiernas peladas y picaditas.

1 cucharada sopera de perejil fresco picado.

1 cucharada sopera de albahaca fresca picada.

1 copita de vino blanco seco.

600 gramos de tomates pera maduros, pelados, sin semillas y hechos puré.

Sal y pimienta negra recién molida.

Queso parmesano.







Preparación:

Ponemos la soja en un cuenco con agua caliente y la dejamos 15 minutos en remojo, pasado este tiempo colocamos la soja en un colador grande y dejamos escurrir (apretamos la soja contra el colador para que suelte el máximo líquido posible y quede seca).

En una sartén grande puesta al fuego añadimos el aceite de oliva y la mantequilla, cuando esté caliente añadimos el ajo y la cebolla, rehogamos un par de minutos y añadimos la zanahoria y el apio, rehogamos hasta que las verduras tomen color, añadimos la soja, rehogamos todo junto un par de minutos y regamos con el vino, cuando se haya evaporado añadimos el puré de tomate, el perejil y la albahaca, sazonamos con la sal, la pimienta y dejamos cocer a fuego moderado durante 30-40 minutos, añadiendo un poco de agua caliente si fuera necesario, para que no espese en exceso.

Colocamos una olla al fuego con agua, cuando empiece a hervir echamos los espaguetis, añadimos un poco de sal y una cucharada de aceite, dejamos cocer el tiempo que ponga en el paquete, normalmente están cocidos en 8-10 minutos.

Cuando esté cocida la pasta la escurrimos y mezclamos con la salsa boloñesa, servimos y acompañamos con queso parmesano aparte para que cada comensal se sirva a su gusto.