sábado, 31 de enero de 2015

COMPOTA DE ZANAHORIAS Y MANZANAS

 
 


Esta compota de zanahorias y manzanas es una buena opción para tomar fruta en invierno, su consumo está especialmente indicado para niños y personas mayores por las vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes que aporta al organismo, no lleva azúcar porque no la necesita, los ingredientes que lleva la endulzan de forma natural por lo que se convierte en un postre ligero, nutritivo y apto para todo el mundo y está muy bueno.











                                                                       Ingredientes:

1 kilo de manzanas Royal Gala.

100 gramos de zanahorias.

1 palito de canela en rama.

4 o 5 tiras de cáscara de un limón.

Para decorar:

Canela molida.

Una pizca de tomillo seco para adornar (opcional).





 






                                                                       Preparación:

Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón, las partimos en trozos pequeños y las echamos en una olla, las cubrimos con agua.

Añadimos las zanahorias peladas y cortadas en rodajitas finas.

Ponemos la olla a fuego suave y dejamos cocer durante 1/2 hora, sin tapar.

 Añadimos la rama de canela y las tiras de limón y dejamos cocer durante 1 hora con la olla tapada, con el fuego muy suave y hasta que estén blandas.

Pasado ese tiempo retiramos la rama de canela y las tiras de limón y se trocea un poco la mezcla con la ayuda de un tenedor, si el puré está demasiado acuoso, se deja cocer descubierto hasta que adquiera la consistencia deseada.

Cuando esté lista servimos en cuencos individuales, añadimos un poco de canela molida y tomillo.

La compota se puede servir caliente o fría.








                                   








                          





 









 






jueves, 29 de enero de 2015

PARATHA DE SALAMI Y QUESO (pan plano hindú)




Esta receta es de aprovechamiento, con ella gastamos el embutido que va quedando en el rincón del frigo y queremos darle salida, una buena opción es preparar estos panes hindús con cualquier tipo de embutidos o quesos, restos de carne cocinada o de verduras que nos haya sobrado o sorprender a los peques de la casa con un bocata diferente rellenado con su fiambre favorito, si quieres saber como elaborar este pan plano, paso a paso, puedes verlo aquí.












Ingredientes (para 6 panes):

250 gramos de harina.

1/2 cucharadita (de las de té) de sal.

50 gramos de mantequilla fundida.

100 mililitros de leche.

100 mililitros de agua.

Harina para espolvorear.

Salami.

Queso de barra tipo sándwich.

 Podemos utilizar los restos de embutidos y quesos que tengamos en casa.












 Preparación:

Ponemos en un bol la harina tamizada, añadimos la sal y 1 cucharada sopera de mantequilla fundida y mezclamos bien.

Unimos la leche con el agua y añadimos al bol con la harina, unimos bien los ingredientes, cuando tengamos la masa lista la dividimos en seis bolitas del mismo tamaño.

La masa de este pan se trabaja lo imprescindible porque no lleva levadura y no tiene que subir.

Esparcimos la mesa de trabajo con harina, colocamos sobre ella las porciones de masa y aplastamos un poco cada bolita con la mano, colocamos encima un poco de embutido y queso troceado, tenemos que tener cuidado con la cantidad que ponemos para poder trabajar bien sin que se rompa la masa, cerramos con cuidado cada bolita hacia dentro para que no se salga el relleno, amasamos cada bolita lo suficiente para repartir de manera uniforme, volvemos a darle su forma redonda original a cada bolita.

 Aplastamos de nuevo un poco con la mano, extendemos la masa en circulo ayudados por un rodillo, cuando tengamos un circulo de masa bien extendida,  pintamos la superficie con mantequilla fundida y espolvoreamos con un poco de harina por encima.

Doblamos la masa por la mitad, pintamos de nuevo con mantequilla y espolvoreamos con harina, nuevamente doblamos la masa por la mitad y nos queda con forma de triángulo, (ya no hace falta pintar con mantequilla ni tenemos que espolvorear con harina), con el rodillo vamos estirando la masa para conseguir unos panes planos y con forma triangular y colocamos los panes sobre una bandeja o plato enharinado.

 Encendemos la plancha eléctrica (si no disponemos de plancha eléctrica podemos cocinar las parathas en un wok o sartén), cuando esté a temperatura media ponemos un poco de mantequilla y colocamos el pan encima, presionando de vez en cuando contra la plancha con una cuchara de madera, añadimos un poco más de mantequilla a la plancha (para que al hacer el pan por la otra cara no esté seca la plancha y no se reseque), damos la vuelta al pan, para dorarlo por ambos lados, unos 4-5 minutos por cada lado.

Servimos calientes.












Notas:

Además de forma triangular (que es la manera más tradicional), podemos darle forma redonda o cuadrada, como más nos guste.

Siempre utilizo harina de fuerza para esta receta.

Podemos sustituir la harina normal por harina integral o una mezcla de ambas.

Si preparamos las parathas con cualquier tipo de relleno dulce están riquísimas.

Se preparan en 40 minutos.

Si las rellenamos combinando carne y verduras tendremos un plato muy completo, lo podemos acompañar con arroz pilau o una ensalada mixta.

Estas parathas han salido más tostadas por algunos lados porque en las zonas donde lleva queso se tuesta más rápidamente, cuidado al cocinarlos para que no se queme en exceso.
































lunes, 26 de enero de 2015

SOPA DE PATATAS Y ZANAHORIAS

 
 
Se acabaron los días de sol tan buenos que hemos tenido hasta ahora, llegaron las bajas temperaturas y el mal tiempo, ahora toca abrigarse bien, tomar calditos o sopas calentitas, como esta de patatas y zanahorias, muy cremosa y con un toque de mejorana, está buenísima.
 
 
  
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 4-6 personas):
 
225 gramos de patatas harinosas, peladas y cortadas en rodajas gruesas.
 
2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en rodajas gruesas.
 
1 tallo de apio en trozos gruesos.
 
700 mililitros de caldo de pollo casero.
 
15 gramos de mantequilla.
 
1/4 de cebolla muy picadita.
 
1 pellizco de mejorana seca.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
 Para la guarnición:
 
2 rebanadas de pan de molde, sin la corteza.
 
4 lonchas de Bacon de pavo -o de cerdo-, picadito.
 
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
Preparación: 
 
Ponemos las patatas, las zanahorias y el apio en una olla, añadimos el caldo de pollo y llevamos a ebullición, tapamos parcialmente y dejamos cocer despacio de 40 a 50 minutos, hasta casi que se deshagan las hortalizas.
 
Reducimos la sopa a puré con la batidora, pasamos por el colador chino y la pasamos a un cuenco.
 
Aclaramos y secamos la olla, la llevamos al fuego, añadimos los 15 gramos de mantequilla, cuando esté fundida añadimos la cebolla picadita y freímos durante 6-8 minutos, hasta que se tueste sin que se queme, porque amargaría.
 
Añadimos el puré reservado a la olla con la cebolla y condimentamos con la mejorana, la sal y la pimienta, dejamos cocer 5-10 minutos, removiendo alguna vez.
 
Preparamos la guarnición, calentamos 2 cucharadas de aceite en una sartén, cortamos el pan en cuadraditos y freímos cuando el aceite esté bien caliente, retiramos y dejamos escurrir sobre papel absorbente.
 
En una sartén con 1 cucharada de aceite salteamos el bacón 3-4 minutos, retiramos y dejamos escurrir sobre papel absorbente.
 
Servimos la sopa caliente en un cuenco y adornamos con el pan frito y el bacón de pavo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  
 
1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro de agua.
 
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 35-40 minutos, cuando esté listo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

 
 
  

 
 
 
 

jueves, 8 de enero de 2015

ENSALADA DE PIMIENTOS ASADOS (al estilo griego)



Nunca antes había preparado esta ensalada griega de pimientos asados y me ha gustado mucho, a todos nos ha gustado, la he acompañado con otra receta griega, calabacines rellenos de queso feta y nueces, estaban buenísimos, me encanta la cocina mediterránea, sana y nutritiva.











Ingredientes:

6 pimientos de asar (he utilizado 2 rojos, 2 verdes y 2 amarillos).

1/2 cucharadita (de las de té) de semillas de cominos.

1 pizca de mejorana seca (optativo).

5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

2 cucharadas soperas de zumo de limón.

2 dientes de ajos, pelados y machacados en el mortero.

1 pizca de azúcar.

Sal y pimienta negra recién molida.

Aceitunas griegas para adornar.











Preparación:

Precalentamos el grill del horno a 180 º C.

Asamos los pimientos, dándoles la vuelta con frecuencia, hasta que la piel esté chamuscada.

Cuando estén asados los pasamos a un cuenco, cubrimos con un paño de cocina húmedo y los dejamos enfriar.

Cuando los pimientos estén fríos, los colocamos sobre un cuenco limpio para recoger el jugo y los pelamos, les quitamos el tallo, las pepitas, los cortamos en tiras y colocamos en una fuente para servir.

En una sartén antiadherente puesta al fuego, tostamos las semillas de comino, hasta que se doren y empiecen a saltar, moviendo la sartén sin parar para que no se quemen y no dejamos que humeen, después las majamos ligeramente en el mortero.

Añadimos al jugo de los pimientos las semillas de comino tostadas, la mejorana, el aceite, el zumo de limón, los ajos, el azúcar, la sal y la pimienta y batimos bien.

Aliñamos los pimientos con la preparación y los dejamos en el frigorífico para que se enfríen, durante 3 o 4 horas o mejor si están toda la noche.

Servimos a temperatura ambiente, adornados con aceitunas.





















lunes, 5 de enero de 2015

ARROZ SALVAJE (con piñones, jengibre y uvas pasas)



La primera vez que probé esta receta de arroz salvaje con piñones, jengibre y pasas la
había preparado mi cuñada Tere para una reunión familiar, nos gustó tanto que desde entonces la hago a menudo, un plato sano y ligero que suele gustar a todo el que lo prueba






Ingredientes:

250 gramos de arroz salvaje.

2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

1 cebolla mediana, pelada y picadita.

50 gramos de piñones.

1 trozo de raíz de jengibre de unos 2 centímetros, pelado y rallado.

2 cucharadas soperas de uvas pasas doradas.

4-5 cucharadas soperas de salsa de soja.

Sal y pimienta negra recién molida.





Preparación:

Ponemos una olla con agua al fuego, cuando empiece a hervir le añadimos sal y el arroz salvaje y dejamos cocer el tiempo que indique en el paquete, cuando esté listo lo enfriamos en un colador bajo el chorro de agua fría y lo dejamos escurrir.

Mientras cocinamos el arroz ponemos el wok al fuego, añadimos el aceite y cuando esté caliente añadimos el ajo, rehogamos un momento, añadimos la cebolla y rehogamos hasta que esté pochada, añadimos los piñones, el jengibre, las uvas pasas y seguimos rehogando hasta que los piñones tomen un poco de color, añadimos el arroz cocido, lo salteamos unos minutos, añadimos la soja y salpimentamos a nuestro gusto, mezclamos bien y servimos enseguida.




                                                          












domingo, 4 de enero de 2015

FALAFEL DE HABAS SECAS CON BURGUL



 He preparado falafel -que habitualmente hago con garbanzos y en esta ocasión son de habas secas-, para quién no conozca este plato, son unas bolitas fritas que se preparan con garbanzos o habas secas o la mezcla de ambos, se toma acompañado de pan pita, ensalada y salsa de yogur






 Ingredientes (para 4 personas):

250 gramos de habas secas peladas.

1 rebanada de pan de molde sin corteza.

2 dientes de ajo medianos, pelados y picados.

2 cucharadas soperas de perejil picado.

25 gramos de burgul partido, aclarado y escurrido.

1/2 cucharadita (de las de té) de semillas de cilantro recién molido.

1/2 cucharadita (de las de té) de cominos molidos.

1/4 de cucharadita (de las de té) de cayena molida.

Sal y pimienta negra recién molida.

Aceite de oliva para freír.

Pan pitta.

Rúcula o lechuga, tomate, cebolla y pimiento verde.

Para la salsa de yogur:

1- 2 yogures griegos.

1 diente de ajo, pelado y machacado en el mortero.

1 cucharada sopera de limón exprimido.

Eneldo seco al gusto.

Tomillo seco al gusto.

Comino molido al gusto.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.







Preparación:

La noche anterior ponemos a remojo las habas secas en un bol con agua que las cubra.

Por la mañana lavamos y escurrimos bien las habas, las trituramos en la batidora hasta convertirlas en una pasta fina.

Remojamos el pan de molde en agua, exprimimos bien y lo aplastamos junto con el ajo y el perejil picado, se lo añadimos a las habas trituradas, añadimos el burgul, el cilantro, los cominos, la cayena, la sal y la pimienta, mezclamos bien todo y dejamos reposar la mezcla en el frigo durante al menos 15 minutos.

Pasado el tiempo de reposo, nos humedecemos las manos con agua y vamos haciendo bolitas de unos 3 centímetros más o menos.

En una sartén honda (mejor en freidora), calentamos el aceite a 180 grados o hasta que un trocito de pan se tueste en 60 segundos, freímos las bolitas durante 2-3 minutos en tandas pequeñas y conservando calientes las falafel que acabamos de freír.

Servimos enseguida en una bandeja, acompañado de pan pitta, la rúcula o lechuga y el resto de hortalizas picadas en trocitos pequeños y la salsa de yogur.

 Para la salsa de yogur:

Ponemos en un cuenco el yogur con los demás ingredientes y mezclamos bien.