sábado, 28 de febrero de 2015

GUACAMOLE MEXICANO CON JENGIBRE





Esta salsa de aguacate, de origen mexicano, está muy rica con huevos cocidos, también va muy bien con pescado cocido o como mojo, es muy suave, el jengibre le aporta un sabor diferente del guacamole que suelo hacer siempre y cuya receta está aquí











Ingredientes:

2 aguacates grandes, maduros.

2 cucharadas soperas de zumo de limón.

1 cebolla mediana, picadita.

Un pellizco de cayena molida.

Un pellizco de jengibre molido.

Sal y pimienta negra recién molida.

4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.












Preparación:

Cortamos los aguacates por la mitad a lo largo y quitamos los huesos.

Sacamos la pulpa con una cuchara y reducimos a puré con el zumo de limón y la cebolla picadita, con la batidora, hasta que quede una salsa suave.

Pasamos el puré por el colador chino a un cuenco y añadimos la cayena, el jengibre, la sal y la pimienta, mezclamos y añadimos el aceite de oliva poco a poco hasta que tenga la consistencia de una mayonesa, rectificamos de sal y dejamos enfriar en el frigorífico hasta el momento de servir.











Notas:

Cuando el guacamole esté listo, ponemos dentro el hueso del propio aguacate, para que la salsa no se ennegrezca por la oxidación hasta su consumo. 

Si nos gusta la textura del guacamole quede más gruesa no tenemos que pasarla por el colador chino, la dejamos tal cual, yo la suelo dejar sin pasar porque nos gusta más, así es como aparece en la foto, de la otra forma nos queda una salsa más lisa, ya depende del gusto de cada uno.



































miércoles, 25 de febrero de 2015

JUDIAS VERDES ESTOFADAS

 
 
 Me encanta la receta que he preparado hoy, es sencilla pero con mucho sabor y suelo cocinarla de manera habitual durante todo el año porque nos gusta a todos, a mi solas, tal cual, acompañadas de tofu a la plancha y mi familia las prefiere con unas albóndigas de ternera o pollo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
500 gramos de judías verdes planas.
 
1 pimiento rojo de asar mediano.
 
1 pimiento amarillo de asar mediano.
 
1 diente de ajo, pelado y picadito.
 
1 cebolla grande, pelada y cortada en rodajas finitas.
 
2-3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
1 cucharada sopera de harina de maíz.
 
1 cucharadita (de las de café) de pimentón de la Vera.
 
1litro de caldo de verduras.
 
1 hoja de laurel.
 
2-3 clavos de olor.
 
3-4 granos de pimienta negra.
 
Sal.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Quitamos las hebras y las puntas a las judías verdes, troceamos, lavamos bien y dejamos escurrir.
 
Quitamos los pedúnculos, las semillas y la parte blanca interior de los pimientos, troceamos, lavamos bien y dejamos escurrir.
 
Ponemos una olla al fuego, a temperatura media, añadimos el aceite y cuando esté caliente añadimos el ajo, rehogamos brevemente y añadimos la cebolla, dejamos pochar 3-4 minutos y añadimos los pimientos, rehogamos hasta que esté pochada la verdura, entonces añadimos las judías, rehogamos un par de minutos y añadimos la harina de maíz, removemos y añadimos el pimentón, removemos todo bien, cubrimos las judías con el caldo de verduras caliente, añadimos el laurel, los clavos de olor, los granos de pimienta y sal al gusto, dejamos cocer a fuego lento hasta que las judías estén tiernas, sobre 1 hora o algo más dependiendo de lo duras que sean las judías.
 
Si vamos a añadirle unas albóndigas de carne a las judías, preparamos las albóndigas, las freímos, las dejamos sobre papel absorbente y las añadimos al guiso a los 45 minutos de cocción de las judías  más o menos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
JUDIAS ESTOFADAS CON ALBÓNDIGAS

 
 
 

 
 
 
 
 
 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 

domingo, 22 de febrero de 2015

GUISO DE LENTEJAS ROJAS CON COL RIZADA Y NUECES

 
 
 
 Hoy he preparado unas lentejas rojas guisadas con col rizada, zanahorias y cebolla, acompañada de unas nueces, una combinación sencilla para un plato nutritivo, apto para vegetarianos.






 
                                                                                   
                                                                                       

Ingredientes:

1 cebolla mediana, pelada y cortada en aros.

2 zanahorias medianas, peladas y cortadas en dados.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

750 gramos de col rizada.

200 gramos de lentejas rojas.

750 mililitros de caldo de verduras.

Sal y pimienta negra recién molida.

2 cucharadas soperas de vinagre.

1 cucharada sopera de harina de maíz.

3 cucharadas soperas de nueces picadas.





 




Preparación:

Limpiamos la col rizada, retiramos los tallos duros del centro y cortamos las hojas en tiras, lavamos bien y dejamos escurrir en un colador grande.

Calentamos el aceite en una olla y sofreímos la cebolla y las zanahorias, añadimos la col y rehogamos brevemente, añadimos las lentejas y el caldo de verduras (reservamos unas cucharadas de caldo para desleír después la harina de maíz) llevamos a ebullición y después dejamos hervir a fuego lento durante 10 minutos.

Sazonamos con sal, pimienta y vinagre.

Mezclamos la harina de maíz con el caldo reservado, lo añadimos a la olla, removemos y retiramos del fuego.

Servimos enseguida en platos o cuencos individuales y repartimos unas nueces picadas por encima.

Las lentejas rojas no necesitan remojo.




 





Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



 
 
 
 
 
 
 





 
 

 
 
 
 

miércoles, 18 de febrero de 2015

TABULÉ A LA MENTA


Suelo hacer ensalada de sémola de trigo con hortalizas y menta en verano, aunque la preparo de tarde en tarde también en invierno, podemos sustituir la menta por hierbabuena fresca






Ingredientes:

1 vaso de sémola de trigo y la misma medida de agua.

2 tomates pera, no demasiado maduros.

4 cebolletas finitas.

1 pepino pequeño o 1/2 pepino si es muy grande.

4 ramilletes de menta fresca.

1 ramillete de perejil.

El zumo de 2 limones pequeños o 1 grande.

5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Pimienta negra recién molida.

Sal.

Una pizca de baharat (opcional).



  


Preparación:

Vertemos la medida de agua en un cazo, cuando empiece a hervir añadimos sal al gusto, 1 cucharada sopera de aceite y la sémola, removemos bien y retiramos del fuego, dejamos 4-5 minutos para que se hinche la sémola y volvemos a colocar el cazo en el fuego 2-3 minutos, sin dejar de remover con una cuchara de madera, retiramos del fuego y dejamos enfriar en un fuente honda.

Lavamos la menta y el perejil, escurrimos bien y picamos finamente.

Pelamos el pepino y lo cortamos en dados pequeños.

Limpiamos las cebolletas, las lavamos y las cortamos a rodajitas.

Lavamos los tomates, retiramos los pedúnculos y troceamos finamente.

Cuando la sémola este fría, removemos con un tenedor para que los granos queden sueltos y añadimos la menta, el perejil, el pepino, las cebolletas y los tomates.

Ponemos en un bol el zumo de limón, el aceite, la sal, la pimienta, el baharat , mezclamos bien y se lo añadimos a la sémola, dejamos reposar al menos 1 hora, después volvemos a mezclar y servimos.






Notas:

La receta original no lleva baharat, aunque suelo ponerle un poco porque me gusta el sabor que le aporta, podemos sustituir por comino molido. 











lunes, 16 de febrero de 2015

MERMELADA DE KUMQUATS (con miel de azahar en crema)



 Rara vez compro mermelada en el supermercado, prefiero prepararlas en casa con fruta de temporada, le añado miel en lugar de azúcar, hay distintas variedades y cada una le aporta su sabor característico, esto hace que cambie el sabor de la mermelada según la miel que utilicemos, mis favoritas para elaborar mermeladas, compotas o jaleas son la de aguacate y la de azahar en crema, es la que he utilizado en esta ocasión, el zumo de naranja y mandarina le aporta un sabor buenísimo






Ingredientes:

300 gramos de kumquats.

75 mililitros de zumo de mandarina natural.

75 mililitros de zumo de naranja natural.

1 - 2 cucharadas soperas de miel de azahar en crema.



  


Preparación:

Lavamos y secamos los kumquats, partimos en cuatro trozos, quitamos las pepitas y la tira finita blanca que tiene en el centro, cortamos en juliana.

Ponemos los kumquats, el zumo de mandarina, el de naranja y la miel de azahar en crema en un cazo, removemos todos los ingredientes con una cuchara de madera y llevamos a ebullición a temperatura media, cuando empiece a hervir bajamos el fuego -tapamos totalmente si la tapa tiene orificio de salida o parcialmente si no la tiene-, dejamos cocer durante 40-50 minutos, removiendo de vez en cuando, cuando tenga la consistencia deseada retiramos del fuego, dejamos enfriar un poco y guardamos en un bote de cristal con tapa.

En otras ocasiones prepar esta mermelada pasando la fruta por la picadora para que quede más fina, sin trozos, como muestra la foto de abajo.



Kumquats o naranjas chinas



         








sábado, 14 de febrero de 2015

BISSARA (sopa marroquí de guisantes secos)



Bissara es una sopa marroquí de legumbres secas -guisantes o habas-, ajo y especias, se sirve con un poco de aceite de oliva y zumo de limón por encima, la única dificultad de este plato es conseguir que no quede ni muy espeso ni muy líquido, porque cambia la textura final; respeto las cantidades de legumbres y agua que indica la receta siempre que la preparo y sale buenísima






Ingredientes:

450 gramos de guisantes verdes, secos y partidos.

3 dientes de ajo, pelados y  picaditos.

1 cucharadita (de las de té) de sal.

1/2 cucharadita (de las de café) de pimentón de la Vera.

1 cucharadita (de las de té) de cominos molidos.

Cayena molida al gusto.

Aceite de oliva virgen extra.

Zumo de limón.






Preparación:

Con antelación dejamos los guisantes en remojo con agua fría al menos 8 horas , pasado este tiempo escurrimos y los ponemos en una olla con 1,7 litros de agua fría, añadimos el ajo y la sal.

Llevamos a ebullición y después dejamos cocer a fuego suave durante 30 minutos, removiendo de cuando en cuando, quitamos la espuma que pueda aparecer durante la cocción.

Reducimos los guisantes a puré con su liquido de cocción, pasamos por un colador chino y ponemos de nuevo en la olla, la sopa debe quedar espesa, pero si hace falta, añadiremos un poco de agua para que quede más líquida.

Añadimos el pimentón, el comino y la cayena, mezclamos bien y calentamos a fuego suave.

 Servimos la sopa bien caliente en cuencos individuales, añadimos un hilito de aceite de oliva por encima y que cada comensal añada zumo de limón a su gusto.






Notas:

Cuando la sopa lleva un rato preparada tiende a espesar bastante, lo ideal es consumirla recién hecha, cuando vayamos a tomarnos la sopa tendremos que comprobar lo espesa que está para añadir un poco de agua si es necesario, lo comprobaremos justo al final, cuando esté bien caliente.










miércoles, 11 de febrero de 2015

HAMBURGUESAS DE TRIGO, AVENA Y AVELLANAS


 
Consumo cada vez más hamburguesas vegetarianas, las que he preparado hoy son de trigo, avena y avellanas americanas, además lleva cebolla rallada, cúrcuma y hierbas aromáticas que le aportan sabor, un plato completo, sacia bastante y resulta perfecto si lo acompañamos con ensalada o con verduras.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes: 
 
200 gramos de trigo completo triturado.
 
75 gramos de copos de avena finos.
 
3/4 de litro de caldo de verduras.
 
1 cebolla mediana rallada.
 
2 cucharadas soperas de hierbas aromáticas -he utilizado tomillo y eneldo fresco, mejorana y orégano seco-. 
 
1 cucharadita (de las de café) de cúrcuma.
 
1 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
50 gramos de avellanas americanas molidas.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Aceite de oliva para freír las hamburguesas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Calentamos el caldo de verduras en una olla, cuando empiece a hervir añadimos sin dejar de remover el trigo y la avena, retiramos la olla del fuego, la tapamos y dejamos que el cereal se hinche durante 15 minutos.
 
Pasado este tiempo añadimos al cereal la cebolla, las hierbas, la cúrcuma, el aceite, las avellanas, la sal y la pimienta, mezclamos hasta obtener una masa homogénea.
 
Ponemos una sartén antiadherente en el fuego con 1 cucharada de aceite de oliva, con las manos húmedas cogemos un poco de masa y moldeamos la hamburguesa, cuando el aceite esté caliente echamos la hamburguesa y freímos por ambos lados hasta que esté doradita.
 
Vamos añadiendo 1 cucharada de aceite a la sartén entre tanda y tanda de hamburguesas, para que no se agarre y así hasta acabar toda la masa.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
Si el trigo que vamos a utilizar está entero lo tenemos que triturar, yo suelo comprar para esta receta trigo que viene ya triturado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
 

 
 
 

 
 
 
 
 

 


martes, 10 de febrero de 2015

ARROZ CON LECHE (de soja y fructosa)

 
 
 Aunque el arroz con leche preparado con soja y fructosa está muy bueno, tiene un sabor distinto del que tiene el arroz con leche tradicional, hecho con leche de vaca y azúcar, pero de esta forma podemos seguir disfrutando de este postre tan típico de nuestro país de una manera más saludable.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
1 litro de leche de soja.
 
1 brick de nata vegetal.
 
115 gramos de arroz de grano corto.
 
40 gramos de fructosa.
 
1 palito de canela en rama.
 
2 tiras de cáscara de naranja.
 
2 tiras de cáscara de limón.
 
1 clavo de olor.
 
Canela en polvo para decorar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Preparación:
 
Mojamos el fondo de una olla grande con un poco de agua y la vaciamos, esto es para que no se nos pegue el arroz al cocinarlo.
 
Vertemos la leche en la olla y añadimos la nata vegetal, el arroz, la fructosa, el palito de canela, las cáscaras de limón y naranja, el clavo y ponemos en el fuego a temperatura media, sin tapar, cuando empiece a hervir, reducimos el fuego y dejamos cocer durante 1 hora, tapado.
 
Removemos de vez en cuanto mientras se hace el arroz para que suelte el almidón.
 
Cuando pase la hora, retiramos del fuego, sacamos del arroz el palito de canela, las tiras de limón y naranja, el clavo y servimos en cuencos de barro o en fuentes de cristal.
 
Dejamos enfriar a temperatura ambiente y cuando esté frío guardamos en el frigorífico hasta su consumo.
 
Servimos espolvoreado de canela molida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
He añadido un brick de nata vegetal a la leche de soja para que quede más cremoso porque este tipo de leche no espesa demasiado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 






 
 

lunes, 9 de febrero de 2015

NASI GORENG (arroz frito al estilo de Indonesia)




Este receta de la gastronomía de Indonesia y Malasia es un arroz frito que se prepara con ternera, gambas y tortilla muy fina cortada en tiras, es un plato completo con mucho sabor y está riquísimo.



  






Ingredientes:

150 gramos de arroz de grano largo.

150 gramos de gambas arroceras o camarones peladas.

250 gramos de filetes de ternera cortados en tiras.

6 cebolletas y sus tallos, peladas y cortadas en rodajitas.

2 dientes de ajo, pelados y picaditos.

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

2 cucharadas de salsa de soja suave.

2 huevos.

Sal y pimienta negra recién molida.










Preparación:

Cocemos el arroz de grano largo en una olla con agua hirviendo durante el tiempo que ponga en el paquete y cuando esté listo retiramos, enfriamos bajo el chorro de agua fría, dejamos escurrir en un colador y reservamos.

En un wok o en una sartén grande sofreímos las gambas y la ternera en el aceite caliente, después añadimos los ajos y las cebolletas, removemos y doramos todo hasta que la cebolleta esté hecha pero no demasiado.

Añadimos el arroz cocido y la salsa de soja y freímos hasta que el arroz esté dorado, retiramos del fuego y preparamos las tortillas.

Batimos muy bien los huevos, salpimentamos y en una sartén mediana con aceite de oliva echamos un poco de huevo, cuajamos la tortilla por ambos lados y repetimos la operación con el resto de huevo (a mi me han salido 3 tortillas con los 2 huevos, tienen que ser muy finitas como si fuesen crepes), enrollamos las tortillas y cortamos en rodajitas con el cuchillo y se la añadimos al arroz, removemos todo y servimos enseguida.

Podemos decorar con cebolla morada cruda muy picadita y perejil picadito.











Notas:

Como tenía en casa un bote de especias de Indonesia, he añadido un poco al arroz y le ha dado muy buen sabor pero esto es opcional y sin ellas está igual de rico.




















jueves, 5 de febrero de 2015

SOPA DE HINOJOS CON MANZANA

 
  
Anoche tocó sopa calentita para cenar, es lo que apetece con el temporal de nieve que tenemos en toda España, aunque en la costa malagueña no vemos la nieve ni en pintura y el frío que hace aquí, comparado con el que hace en el norte del país no podemos llamarlo ni frío, también es verdad que estamos poco acostumbrados a las bajas temperaturas y en cuando cae una nevada cerca, en la Serranía de Ronda, en la Sierra de las Nieves, en la Axarquía o en el Torcal de Antequera, que son algunos de los lugares más cercanos a mi ciudad donde suele nevar aunque no mucho, pero cuando ocurre esto los que vivimos en la costa nos quedamos como pajaritos, que ganas tengo de que vuelvan de nuevo unos días de sol para coger su energía, mientras podemos recuperarla con una riquísima sopa de hinojos con manzana, nos hace entrar en calor y nos aporta nutrientes beneficiosos para nuestra salud.
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 
Ingredientes:
 
1 kilo de bulbos de hinojos.
 
300 gramos de patatas, peladas y cortadas en dados.
 
1 cebolla mediana, pelada y troceada.
 
3 dientes de ajo pequeños, pelados y troceados en daditos.
 
2 manzanas ácidas.
 
1 hoja de laurel.
 
2 cucharadas de mantequilla.
 
3 cucharadas de perejil picado.
 
Sal.
 
Para decorar: bastoncillos de manzana y semillas de sésamo blanco y negro.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Limpiamos, lavamos y cortamos en trozos pequeños los bulbos, reservamos las ramitas verdes de los hinojos.
 
En una olla echamos los bulbos troceados, los dados de patata, la cebolla, los ajos, el laurel, sal al gusto y un litro de agua, dejamos cocer a fuego medio durante unos 25-30 minutos o hasta que la verdura esté tierna, retiramos del fuego y pasamos por la batidora hasta reducir a puré, pasamos por el colador chino y ponemos de nuevo en la olla.
 
Pelamos y rallamos las manzanas en un rallador que no sea demasiado fino para que no nos queden los trozos demasiado pequeños.
 
Ponemos la mantequilla en una sartén y cuando esté caliente añadimos las manzanas ralladas, rehogamos durante 5 minutos, añadimos el perejil y 2 cucharadas de las ramitas verdes de hinojo picaditas, rehogamos 2-3 minutos  y lo añadimos al puré de hinojos, mezclamos todo y calentamos la sopa a fuego suave.
 
Servimos la sopa enseguida, adornamos con los bastoncillos de manzana y las semillas de sésamo blanco y negro.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Notas:
 
El hinojo es saciante por la cantidad de fibra que contiene, 3 gramos por cada 100, contiene más fibra que el arroz integral, además es una verdura ligera que nos aporta 30 calorías por 100 gramos, contiene vitamina A, B3 y C, minerales como Potasio, Calcio, Fósforo, Hierro y Magnesio, un buen antioxidante que regula el colesterol y está muy indicada en las dietas de adelgazamiento.
 
Es importante sabe el lugar de procedencia del hinojo que vamos a comprar, en supermercados y grandes superficies suele ser importado, que no tiene tanto sabor como el cultivado aquí, principalmente en Valencia, alrededores de Alicante y algunas zonas concretas de Cataluña, las mejores zonas para su cultivo, de hecho siempre ha crecido salvaje en toda la cuenca del Mediterráneo, este último podemos encontrarlo en fruterías y pequeño comercio.
 
La manzana y las semillas de sésamo blanco y negro también nos aporta importantes beneficios nutricionales para nuestra salud.
 
 
 
 
 
 
 











 






























martes, 3 de febrero de 2015

CALABACINES RELLENOS DE FETA Y NUECES




La gastronomía griega es tan rica y variada, según la zona de donde proceda, en el norte del país o la de las islas, su cocina es totalmente diferente pero de estilo mediterráneo, como este plato que he preparado hoy: calabacines rellenos de feta y nueces, lo he acompañado con un poco de cuscus y una ensalada de pimientos griega, un menú muy completo sin nada de carne.










Ingredientes:

4 calabacines medianos.

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y un poco para engrasar el molde.

1 cebolla mediana, pelada y picadita.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

50 gramos de queso feta desmenuzado.

25 gramos de nueces picadas.

50 gramos de pan duro recién rallado.

1 huevo batido.

1 cucharadita de eneldo fresco picadito.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para guarnición: 1 vaso de sémola de trigo duro Gallo.











Preparación:

Ponemos los calabacines en una olla con agua hirviendo, llevamos de nuevo a ebullición y dejamos cocer durante 3 minutos, sacamos los calabacines y los dejamos entibiar en un colador grande.

A continuación, con el cuchillo cortamos una tira a lo largo de cada calabacín y retiramos la pulpa con una cucharilla, dejamos los calabacines vacíos para poder rellenarlos, lo haremos con cuidado para que no se rompa la base, picamos la pulpa de los calabacines.

En una cazuela calentamos 2 cucharadas de aceite, cuando esté caliente sofreímos la cebolla y el ajo durante 5 minutos, hasta que estén tiernos, añadimos la pulpa de calabacín y rehogamos otros 5 minutos, hasta que la cebolla esté dorada.

Retiramos la cazuela del fuego y dejamos entibiar.

Añadimos el queso, las nueces, el pan rallado, el huevo, el eneldo, la sal y la pimienta y mezclamos bien.

Rellenamos los calabacines con la preparación y los vamos colocando en una fuente refractaria untada previamente con un poco de aceite de oliva, rociamos por encima de los calabacines la cucharada de aceite restante.

Tapamos la fuente con papel de aluminio y asamos en el horno precalentado a 190 grados durante 30 minutos, retiramos el papel de aluminio y que prosiga la cocción durante 10-15 minutos más, hasta que se doren, retiramos del horno.

Para preparar el cuscús ponemos un cazo al fuego con un vaso de agua, cuando empiece a hervir añadimos la misma medida de sémola de trigo duro, removemos bien y retiramos del fuego, dejamos 5 minutos para que se hinche el grano, añadimos sal y un chorrito de aceite de oliva, volvemos a poner al fuego (fuego suave para que no se agarre), removemos continuamente unos minutos y listo para servir.

Servimos el calabacín relleno con un poco de cuscús, sacamos el relleno y lo mezclamos con el cuscús, es como más bueno está.