lunes, 27 de abril de 2015

LIMONADA CON CARDAMOMO Y JENGIBRE



He preparado limonada pero no está hecha con el limón común, he utilizado una variedad que se llama limetta o limón dulce, como su nombre indica, es más dulce y con menos acidez, la piel es más áspera y rugosa y el interior tiene más cantidad de corteza blanca y menos pulpa, a cada vaso de limonada le he añadido una pizca de cardamomo molido y un poquito de jengibre rallado, la he dejado unos 10 minutos en el frigorífico, después la he colado y lista para tomar







Ingredientes (para 1 vaso):

4 limettas.

1 cucharada sopera de azúcar moreno de caña integral.

1 pizca de cardamomo recién molido.

La punta de un cuchillo de jengibre recién rallado.








Preparación:

Exprimimos los limones dulces, sale 0.70 mililitros de zumo más o menos.

Añadimos el azúcar, el cardamomo, el jengibre y removemos bien, añadimos agua fría hasta llenar el vaso, mezclamos y guardamos en el frigo unos 15 - 20 minutos, para que la limonada adquiera el sabor del cardamomo y el jengibre, pasado ese tiempo colamos la limonada y estará lista para tomar.








Notas:

Esta limonada no necesita mucha azúcar porque la limetta no tiene tanta acidez como el limón común, sabe dulce aunque lleve poca azúcar, el cardamomo y el jengibre le aportan muy buen sabor y nos beneficiamos de sus propiedades, además nos viene bien para hidratarnos en verano.



















domingo, 26 de abril de 2015

FIDEOS DE ARROZ (con pollo, verduras y salsa agridulce)



Los fideos de arroz salteados en el wok están muy buenos con cualquier tipo de carne y verdura que le añadas, si lo acompañas de salsa agridulce casera tenemos un plato fácil y rápido de hacer que gusta a niños y mayores.










Ingredientes (para 3 personas):

1 paquete de fideos de arroz.

1 pechuga de pollo cortada en trozos pequeños.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

2 cebolletas, peladas y cortadas a rodajitas.

1 pimiento verde pequeño, cortado en bastoncitos.

2 pimientos pequeños dulces de distintos colores, cortados en bastoncitos.

1 zanahoria, pelada y cortada en bastoncitos.

1 trozo de col, picadita.

Sal y pimienta negra recién molida.

1/2 cucharadita (de las de té) de jengibre molido.

4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

4 cucharadas soperas de salsa de soja.

Salsa agridulce, los ingredientes y la preparación aquí.













Preparación:

Ponemos una olla al fuego con agua, cuando empiece a hervir añadimos los fideos de arroz, retiramos del fuego y dejamos dentro durante 4 minutos, pasado ese tiempo removemos bien los fideos con un tenedor para que se suelten y quitamos el agua, enfriamos bajo el chorro de agua fría y dejamos escurrir en un colador.

En el wok puesto al fuego añadimos 2 cucharadas de aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo y la cebolla, rehogamos unos minutos hasta que tome color, incorporamos los pimientos, la zanahoria y la col, seguimos rehogando sin dejar de remover, apartamos la verdura hacia las paredes del wok y añadimos el pollo, la sal, la pimienta, el jengibre y rehogamos unos minutos hasta que el pollo se haya cocinado, apartamos el pollo hacia las paredes del wok, añadimos 2 cucharadas del aceite restante para saltear los fideos, los incorporamos y salteamos brevemente, añadimos la salsa de soja, mezclamos con el pollo y las verduras y retiramos del fuego.

Servimos en un plato los fideos de arroz, con la salsa agridulce en un bol aparte para que cada comensal se sirva a su gusto.















  

















sábado, 25 de abril de 2015

CREMA DE ZANAHORIAS, APIO Y MANZANA



Esta crema de zanahorias, apio y manzana es fácil de preparar, tiene un sabor muy suave gracias a la manzana y tendremos una cena completa si la tomamos acompañada de pollo o pescado a la plancha







Ingredientes:

1/2 kilo de zanahorias.

1/2 cogollo de apio.

1 patata.

2 manzanas.

1/2 limón.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.

Sal.

Un manojo pequeño de brotes tiernos de berros.







Preparación:

Limpiamos el apio retirando los extremos y las fibras gruesas, lavamos bien y partimos en rodajitas.

Pelamos la patata y raspamos las zanahorias, lavamos y cortamos en trozos de tamaño regular.

Ponemos las verduras en una olla, añadimos 1 litro de agua, la cucharada de aceite, un poco de sal, tapamos y dejamos hervir unos 20 minutos.

Mientras tanto, exprimimos el limón y filtramos el zumo.

Pelamos y descorazonamos las manzanas, cortamos en trozos pequeños, rociamos con el zumo de limón, removemos para que se impregne bien el limón por todos lados, reservamos unos cuantos trozos para decorar la crema y el resto se lo añadimos a las verduras justo antes de triturarla.

Batimos las verduras con la manzana hasta reducir a puré, pasamos por un colador chino para quitar los posibles grumos y servimos enseguida en cuencos individuales, decoramos con los trozos de manzana que teníamos reservados y unos brotes tiernos de berros por encima.













jueves, 23 de abril de 2015

CREMA DE MANDARINA

 
 
 
Este postre es fácil de preparar, tiene un agradable sabor a mandarina y puede ser una merienda perfecta para los niños, tiene una textura parecida a la gelatina aunque es más blandita y una capa de espuma en la superficie que recuerda a una mousse, no necesita azúcar pero puedes añadir una cucharada de azúcar integral de caña en su elaboración.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
1 vaso (250 ml) de zumo de mandarina.
 
1 sobre de gelatina neutra en polvo.
 
1 yogur natural.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En un cazo ponemos medio vaso (125 ml) de agua y llevamos a ebullición, retiramos del fuego y añadimos el sobre de gelatina neutra y la mitad del zumo de mandarina, mezclamos bien, pasamos a un cuenco grande y dejamos reposar.
 
En otro cuenco mezclamos el resto de zumo y el yogur, removemos y reservamos.
 
Cuando la mezcla de gelatina empiece a espesar un poco y antes de que se haya cuajado, batimos con unas varillas eléctricas -o en su defecto con la batidora- hasta que doble su volumen, luego añadimos poco a poco la mezcla de yogur y zumo sin dejar de batir hasta obtener una crema homogénea.
 
Pasamos la crema por el colador chino al tiempo que repartimos en 4 copas, así evitamos la posibilidad de que quede algún grumo.
 
 Dejamos enfriar durante 3-4 horas en el frigorífico, hasta que esté completamente cuajado.
 
Para servir, adornamos con unos gajos de mandarina sin la piel o unas hojitas de menta, por ejemplo, en esta ocasión le he puesto coco fresco rallado y coloreado con colorante alimentario de diferentes colores, ha quedado un postre muy vistoso y además el coco natural nos aporta grasa beneficiosa para nuestra salud.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 




miércoles, 22 de abril de 2015

PORRILLA ANTEQUERANA (con setas de cardo y ajetes)


  
 La porrilla es una receta típica del malagueño pueblo de Antequera, igual que la famosa porra, pero no tiene nada que ver un plato con el otro, aunque se llamen casi igual son recetas completamente distintas, la que publico hoy se toma caliente y es una salsa que se prepara con ajos y pan frito, se condimenta con sal, pimienta, comino y pimentón de la Vera, a la que podemos añadir las verduras que más nos gusten, por ejemplo, espárragos trigueros o como la he preparado en esta ocasión, con setas de cardo y ajetes, puede ir acompañada de un huevo frito o cuajarlo en la salsa, sin ningún acompañamiento es un plato apto para vegetarianos







        Ingredientes:

500 gramos de setas de cardo.

1 manojo de ajetes.

2-3 dientes de ajo, pelados y enteros.

4 rodajas pequeñas de pan blanco duro.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 cucharada sopera de vinagre de jerez.

Comino molido al gusto.

1 cucharadita generosa (de las de café) de pimentón de la Vera.

1 huevo frito o 1 cuajado dentro de la salsa por cada comensal para acompañar.

Patatas fritas (opcional).






            Preparación:

Cortamos el extremo duro de las setas de cardo, lavamos con cuidado, dejamos escurrir, pasamos un trapo de cocina limpio para secarlas bien y cortamos en tiras regulares.

Pelamos, lavamos y cortamos en rodajas los ajetes.

Echamos un poco de aceite de oliva en una sartén y llevamos al fuego, cuando esté caliente añadimos los ajos y freímos hasta que estén dorados, retiramos a una fuente, freímos el pan y retiramos a la fuente, quitamos el exceso de aceite de la sartén, nos tiene que quedar unas 2-3 cucharadas en la sartén, no necesitamos más, cuando esté caliente añadimos los ajetes y rehogamos unos minutos a fuego suave, cuando empiece a tomar color añadimos las setas de cardo y rehogamos todo hasta que las verduras estén bien pochadas.

Mientras se rehogan los ajetes y las setas, ponemos en el vaso de la batidora los ajos y el pan frito, añadimos un poco de agua y trituramos hasta obtener una pasta fina y reservamos.

Cuando los ajetes y las setas estén listos, añadimos el pimentón, rehogamos un par de minutos cuidando que no se queme, retiramos del fuego y añadimos la sal, la pimienta, el comino y añadimos la salsa que teníamos reservada, mezclamos y ponemos de nuevo en el fuego a baja temperatura, añadimos más agua, la necesaria hasta obtener una salsa homogénea ni muy espesa ni muy líquida, dejamos hervir unos minutos y servimos con un huevo frito o cuajado dentro de la salsa.













                                              Porrilla con ajetes, huevo cuajado y patatas fritas.






lunes, 20 de abril de 2015

TRUFAS DE MAZAPÁN Y FRUTOS SECOS



Estas trufas son diferentes a las clásicas de chocolate porque está hechas con mazapán, dátiles, frutos secos y almendra molida, todo picado y mezclado, van rebozadas en coco seco rallado pero he preferido utilizar coco fresco rallado y colorante alimentario, han quedado muy originales y están muy buenas, son ideales para deportistas o para llevar en la mochila como tentempié en una jornada de senderismo, esta receta viene muy bien para aprovechar las figuritas o el turrón de mazapán que nos haya quedado de las fiestas navideñas, es una buena manera de darles salida







Ingredientes (para 25-30 trufas):

125 gramos de dátiles, muy picaditos.

50 gramos de frutos secos, muy picaditos -nueces, avellanas americanas, coco de Brasil, etc-.

50 gramos de almendra, molida.

250 gramos de mazapán -figuritas de mazapán, turrón de mazapán, pan de Cádiz, etc-.

Azúcar glacé.

Coco fresco rallado o coco seco rallado.

Colorante alimentario de colores -opcional-.

Chocolate negro sin azúcar.

Cápsulas de papel pequeñitas.







Preparación:

Picamos los frutos secos en la picadora o en el mortero, que queden picaditos pero no molidos, podemos utilizar los frutos secos que más nos gusten menos almendra porque ya lleva bastante molida y puede destacar su sabor sobre los demás ingredientes.

En un cuenco desmenuzamos el mazapán, mezclamos con los dátiles, los frutos secos y la almendra molida hasta que quede una masa bien trabada.

Espolvoreamos las manos con azúcar glacé y formamos las bolitas de trufa.

Dividimos el coco rallado en tres platitos y añadimos un poco de colorante alimentario de cada color en cada plato, removemos con la ayuda de un tenedor, cuando el color esté bien repartido con el coco rebozamos las trufas y vamos colocando sobre las cápsulas de papel, tendremos cuidado al manipular el coco coloreado porque puede teñirnos las manos, especialmente el color azul.

Fundimos el chocolate en el microondas y con la ayuda de un trozo de papel vegetal en forma de cono, pintamos las trufas con un hilito de chocolate.

Guardamos en el frigorífico hasta su consumo. 















 









sábado, 18 de abril de 2015

CREMA DE COLIFLOR Y GUISANTES AL JEREZ


El sabor de la coliflor queda camuflado gracias a los guisantes, aunque es una receta de aprovechamiento porque quería darle salida a media coliflor y un puñado de guisantes frescos que tenía en casa, el resultado ha sido una crema muy rica





Ingredientes:

400 gramos de coliflor.

100 gramos de guisantes frescos.

3/4 de litro de caldo de pollo.

1 yema de huevo.

1 manojo pequeñito de perejil fresco.

1 cebolla pequeña, pelada y picadita.

25 gramos de mantequilla.

1 cucharada sopera colmada de harina de trigo.

1 chorrito de vino de Jerez.

5 cucharadas de crema de leche.

1 pizca de pimienta blanca.

1 pizca de nuez moscada recién rallada.

Sal.

Para adornar:

Pan blanco del día anterior, aceite de oliva virgen extra y pipas de calabaza.





Preparación:

Quitamos las hojas y un poco de los troncos más gruesos de la coliflor, cortamos en trocitos y lavamos muy bien.

Desgranamos los guisantes y lavamos muy bien.

Ponemos el caldo de pollo, la coliflor y los guisantes en una olla y los dejamos hervir unos 20 minutos o hasta que estén tiernas las verduras.

Unos minutos antes de terminar la cocción añadimos el perejil lavado y troceado en la olla con las verduras para que hierva todo junto.

Reducimos la sopa a puré con la batidora, pasamos por el colador chino para quitar los grumos que pueda tener la crema.

Derretimos la mantequilla en una olla y rehogamos la cebolla hasta que esté transparente, añadimos la harina y removemos hasta que se dore, añadimos poco a poco el puré y el jerez, removemos y dejamos cocer durante 5 minutos a fuego lento.

Batimos la yema con la crema de leche, agregamos 4 cucharadas de puré caliente, removemos, se lo añadimos a la sopa y calentamos todo junto sin dejar que hierva la crema una vez ligada.

Condimentamos con la sal, la pimienta y la nuez moscada.

Cortamos el pan en cuadraditos, freímos en aceite de oliva bien caliente y dejamos sobre papel absorbente.

Servimos la crema en cuencos individuales, con unos costrones de pan frito y las pipas de calabaza por encima.





Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  

1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro de agua.
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 35-40 minutos, cuando esté listo colamos el caldo y reservamos.










viernes, 17 de abril de 2015

PILAF GRIEGO DE TOMATES Y PIÑONES




El arroz pilaf es de esos platos que gusta preparar con la llegada del buen tiempo, es sano, ligero y apto para vegetarianos porque en esta ocasión lleva caldo de verduras casero en lugar del caldo de pollo que utilizo normalmente, además el tomate, los piñones y la menta hace que tenga ese sabor a cocina mediterránea que tanto me gusta, para tener un menú completo podemos acompañarlo con unas chuletitas de cordero a la plancha y ensalada.









Ingredientes (para 4 personas):

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 cebolla mediana, pelada y picadita.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

225 gramos de arroz basmati o arroz de grano largo.

400 gramos de tomates pera maduros, pelados y picaditos.

1 pizca de azúcar integral de caña.

600 mililitros de caldo de verduras.

1 cucharadita (de las de café) de menta fresca picadita.

2 cucharadas soperas de piñones.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para adornar gajos de limón y mejorana seca.









Preparación:

Calentamos el aceite en una olla grande y rehogamos el ajo y la cebolla durante 5 minutos o hasta que estén tiernos, añadimos el arroz y seguimos rehogando durante 3 minutos, hasta que se vuelva transparente.

Incorporamos el tomate picado con su jugo, el azúcar, el caldo de verduras, la menta, la sal y la pimienta, llevamos a ebullición, tapamos la olla y dejamos cocer a fuego lento durante 15 minutos, hasta que el arroz esté cocido y haya absorbido el líquido, no removemos el arroz mientras esté cociendo.

Transcurridos los 15 minutos retiramos la olla del fuego, añadimos los piñones y removemos con suavidad, cubrimos la olla con un paño de cocina limpio, tapamos y dejamos la cazuela en un lugar caliente durante 10 minutos para que el arroz se seque.

Removemos con cuidado con un tenedor para que el arroz se suelte, servimos en cuencos individuales adornado con los gajos de limón y un poco de mejorana seca por encima.

 Podemos hacer este arroz con caldo de pollo en lugar de caldo de verduras, queda muy rico.

He adornado este plato con gajos de limón dulce en lugar del limón común, tiene la piel más rugosa, más parte blanca en el interior, menos pulpa y menos ácido.

Si no disponemos de menta fresca podemos utilizar menta seca pero la diferencia de sabor es notable o en su defecto podemos sustituir por perejil fresco.









Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.


Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  

1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro de agua.
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 35-40 minutos, cuando esté listo colamos el caldo y reservamos.




 











jueves, 16 de abril de 2015

SKORDALIÁ (puré griego de almendras y ajo)


La cocina griega es una de mis favoritas, este puré de almendras y ajo se llama Skordaliá, es como el ajoblanco malagueño pero en versión espesa o como una mayonesa de toda la vida a la que le añadimos un poco de pan duro y almendras, un plato ideal para acompañar carnes o pescados a la plancha, lo he decorado con unas virutas de tomate crujiente que compré en Lidl, le aporta un intenso sabor a tomate que le va estupendamente, pero es idea mía, no pertenece a la receta original que va con un poco de perejil o cilantro fresco picado por encima






Ingredientes (para 3 personas):

125 gramos de almendras.

25 gramos de pan blanco del día anterior (1 rebanada más o menos).

2-3 dientes de ajo, pelados y con la semilla del interior quitada.

75 mililitros de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada sopera de vinagre de vino blanco.

Sal y pimienta negra recién molida.

Perejil o cilantro fresco picado para adornar o virutas de tomate crujiente.

 Pan árabe y regañás -o piquitos de pan o colines- para acompañar.






Preparación:

Retiramos la corteza al pan, desmenuzamos la miga y ponemos en un cuenco con agua suficiente para cubrirla, dejamos de 10 a 15 minutos en remojo, pasado este tiempo estrujamos con las manos para retirar el exceso de agua y reservamos.

Para escaldar las almendras, ponemos en el fuego un cazo pequeño con agua, cuando empiece a hervir añadimos las almendras, retiramos del fuego, las dejamos dentro del agua 30 segundos, las escurrimos, las pelamos y reservamos.

Trituramos el ajo y las almendras con la batidora o el robot de cocina, incorporamos el pan y batimos todo bien, añadimos el aceite poco a poco, a modo de hilito, hasta obtener una salsa espesa como una mayonesa.

Sazonamos el puré con el vinagre, la sal y la pimienta negra, removemos y vertemos en un cuenco.

Tapamos el cuenco y guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Se conserva hasta 4 días en el frigorífico.

Servimos el puré con un hilito de aceite de oliva virgen extra por encima y adornado con el perejil, el cilantro o con las virutas de tomate crujiente.

Acompañamos con unas rebanadas de pan árabe y unas regañás.




   Virutas de tomate crujiente















miércoles, 15 de abril de 2015

CREMA DE TOMATE Y MAIZ


Esta sopa de tomate y maíz se prepara con ingredientes que podemos tener en casa habitualmente y
resulta ideal cuando disponemos de poco tiempo para cocinar, nos puede sacar de un apuro.





Ingredientes (para 3 personas):

400 gramos de tomates enteros en conserva, escurridos y troceados.

175 gramos de maíz dulce "sin azúcares añadidos" en conserva.

1 cebolla pequeña, pelada y picadita.

25 gramos de mantequilla.

1 cucharada sopera de harina de maíz o harina de trigo.

1 hoja de laurel.

250 mililitros (1 vaso) de caldo de pollo.

1 cucharadita (de las de café) de azúcar integral de caña.

Nuez moscada recién rallada.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 yema de huevo, batida.

75 mililitros de nata liquida.

Nata liquida y tomillo seco para adornar.


  


Preparación:

Escurrimos el maíz y reservamos 2 cucharadas soperas para adornar la crema.

En un olla salteamos la cebolla en la mantequilla durante unos minutos, hasta que esté transparente, añadimos la harina de maíz, la hoja de laurel y removemos durante 2 minutos más, añadimos el caldo de pollo, los tomates, el azúcar, la nuez moscada, la sal y la pimienta negra, removemos y dejamos cocer suavemente durante 20 minutos.

Añadimos el maíz y dejamos cocer otros 10 minutos.

Retiramos la hoja de laurel y pasamos la mezcla por la batidora para reducir a puré y pasamos por el colador chino para quitar posibles grumos.

Justo antes de servir añadimos la yema batida mezclada con la nata y calentamos el puré a fuego lento durante unos minutos, hasta que espese ligeramente, retiramos del fuego y rectificamos de sal.

Servimos inmediatamente en cuencos individuales con un poco de nata liquida, el maíz que teníamos reservado y un poco de tomillo seco esparcido por encima.





Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  

1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro y medio de agua.
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro y medio de agua, dejamos cocer durante 35-40 minutos a fuego medio, con la olla tapada, cuando esté listo, colamos el caldo y reservamos.











martes, 14 de abril de 2015

TARTA DE QUESO MASCARPONE CON CHOCOLATE


Qué rica está la tarta de mascarpone con chocolate, este queso le da muy buen sabor y una textura suave, lo he decorado con chocolate, semillas de sésamo caramelizadas, fresas y trocitos de mango crujiente, un postre perfecto para una ocasión especial






Ingredientes:

250 gramos de queso mascarpone.

3 huevos camperos.

2 tarrinas de 100 gramos de queso fresco batido de la marca Hacendado.

2 medidas de la tarrina de queso batido, de leche.

1 medida de la tarrina de queso batido, de azúcar integral de caña.

2 medidas de la tarrina de queso batido, de harina de trigo.

1 sobre de levadura química de 16 gramos.

Para decorar:

 Fresas, chocolate fundido, semillas de sésamo caramelizada y mango crujiente.






Preparación:

Precalentamos el horno a 170 º C, calor arriba y abajo.

Tamizamos la harina, añadimos la levadura química y mezclamos los dos ingredientes.

En un cuenco grande batimos los huevos con una batidora de varillas o una batidora normal, añadimos el resto de ingredientes y volvemos a batir hasta obtener una masa homogénea.

Engrasamos y enharinamos un molde apto para horno, vertemos la masa de la tarta y dejamos cocer en el horno durante unos 50 minutos o hasta que esté bien cuajada y tenga la superficie doradita.

Retiramos del horno y dejamos enfriar.

Servimos una porción de tarta con las fresas, el chocolate fundido, las semillas de sésamo caramelizadas y el mango crujiente.

Para hacer esta tarta he utilizado un molde cuadrado y más bien plano, no me gustan las tartas de queso demasiado altas, prefiero presentar las porciones cuadradas y más bajitas de lo normal, cuestión de gustos.













 










viernes, 10 de abril de 2015

SOPA DE LENTEJAS HINDÚ



Esta sopa india de lentejas va cocinada sin carne aunque lleva caldo de pollo, además lleva ajo y cebolla y ninguna verdura más, pero no le hace falta porque las especias le aportan tanto sabor que no es necesario añadir ningún ingrediente más, una manera sencilla de preparar esta legumbre indispensable en nuestra dieta







Ingredientes:

300 gramos de lentejas.

1 y 1/4 litro de caldo de pollo.

1 cebolla grande, pelada y picadita.

2 cucharadas soperas de mantequilla derretida.

2 dientes de ajo, pelados y prensados o machacados en el mortero.

1 cucharadita (de las de té) de jengibre fresco finamente picado.

1/2 cucharadita (de las de té) de cilantro molido.

1/2 cucharadita (de las de té) de comino recién molido.

1 pizca de pimienta Cayena molida.

Sal.

Para adornar: perejil fresco picadito.







Preparación:

Si utilizamos lentejas que necesiten remojo, las dejamos previamente durante 8 horas en un bol con agua, si no necesitan remojo -tipo pardina- las lavamos bien.

Calentamos el caldo de pollo.

Calentamos la mantequilla en una olla y añadimos la cebolla, freímos hasta que esté transparente, añadimos el ajo prensado, rehogamos un momento y añadimos el jengibre, la sal, el cilantro, el comino y la pimienta Cayena, freímos un par de minutos para que las especias suelten todo el sabor y añadimos las lentejas y el caldo de pollo caliente, llevamos a ebullición y luego dejamos cocer a fuego lento durante 30 o 40 minutos con el recipiente tapado o hasta que las lentejas estén tiernas.

El tiempo de cocción dependerá de lo frescas que sean las lentejas.

Servimos la sopa de lentejas en cuencos individuales con el perejil picadito por encima.







Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  

1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro y medio de agua.
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro y medio de agua, dejamos cocer durante 35-40 minutos a fuego medio, con la olla tapada.

 Cuando esté listo, colamos el caldo y reservamos.