domingo, 31 de mayo de 2015

SOPA DE TOMATE (con mix de legumbres y cebada)

 
 
 
Una nutritiva sopa de legumbres, cebada, calabacín y tomate, con tomillo, mejorana y albahaca, que le da un toque mediterráneo muy rico, un plato recomendado para vegetarianos porque la combinación de legumbres y cereales aporta proteínas de gran valor.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
150 gramos de mix de legumbres.
 
1 cebolla grande, pelada y picada finamente.
 
1 diente de ajo, pelado y picado finamente.
 
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
600 gramos de tomates maduros, pelados y picaditos.
 
 1 calabacín pequeño con piel y picadito.
 
1 y 1/2 litro de caldo de verduras.
 
1/2 cucharadita (de las de té) de tomillo seco.
 
1/2 cucharadita (de las de té) de mejorana seca.
 
8-10 hojas de albahaca fresca, picaditas.
 
 Sal y pimienta negra recién molida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En una olla echamos el aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo y la cebolla y rehogamos hasta que esté transparente, añadimos el mix de legumbres y cebada, rehogamos durante 2-3 minutos, añadimos el caldo de verduras, el tomillo, la mejorana, salpimentamos y dejamos cocer durante una hora o hasta que estén tiernas las legumbres.
 
10 minutos antes de acabar la cocción añadimos los tomates, el calabacín y la albahaca, dejamos cocer todo junto.
 
Servimos en platos o cuencos individuales con una hojas de albahaca por encima.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:

El mix de legumbres y cebada lo he comprado en Iceland, una cadena de supermercados inglesa.
 
 He utilizado calabacín luna para esta receta porque me gusta el sabor tan suave que tiene. 
 
 
 
 
 
 


 


 
 
 
Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

2 cebollas pequeñas, 2 puerros, 3 ramas de apio, 3 zanahorias grande, 1 chirivía, 2 tomates maduros, 3 ramitas de perejil, 2 hojas de laurel, 5 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos algo más de un litro y medio de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
mix de legumbres y cebada 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

sábado, 30 de mayo de 2015

SOPA DE CHAMPIÑONES Y QUESO

 
 
 
 Los champiñones tienen que ser muy frescos y firmes para preparar esta sopa, la más rica de todas las que he hecho hasta ahora con champiñones porque la leche y los quesos le aportan muy buen sabor, una sopa ideal para grandes ocasiones
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
250 gramos de champiñones frescos, cortados en láminas finas.
 
1 cebolla mediana, picadita.
 
200 gramos de queso Emmental, cortado en dados.
 
50 gramos de Roquefort, cortado en dados.
 
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
2 cucharadas soperas de harina de trigo.
 
1 litro de leche.
 
1 pizca de pimienta Cayena molida.
 
1 pizca de nuez moscada recién rallada.
 
Sal
 
Perejil fresco picadito para decorar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En una olla calentamos el aceite, añadimos la cebolla picada y rehogamos unos minutos hasta que esté trasparente, añadimos los champiñones laminados y seguimos rehogando hasta que los champiñones se doren ligeramente, añadimos la harina, sin dejar de remover, incorporamos poco a poco la leche, añadimos los dados de ambos quesos, sin dejar de remover a fuego suave, dejamos que la sopa empiece a hervir y que prosiga la cocción hasta que se haya fundido todo el queso, condimentamos con la sal, la pimienta Cayena, la nuez moscada, retiramos del fuego y servimos enseguida en platos o cuencos individuales con el perejil picado por encima.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

viernes, 29 de mayo de 2015

GRATINADO DE ARROZ SALVAJE, PUERROS Y SETAS

 
 
 
Un delicioso gratinado de arroz salvaje combinado con hortalizas, requesón, hierbas y pipas de girasol, un plato único muy completo y sustancioso.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 4 personas):
 
200 gramos de arroz de salvaje cocido.
 
2 puerros medianos, pelados y cortados en rodajitas.
 
1 paquete de 300 gramos de setas variadas congeladas.
 
1 cebolla, pelada y picadita.
 
1 diente de ajo, pelado y picadito.
 
 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
1 cucharadita (de las de café) de tomillo seco.
 
250 gramos de requesón.
 
4 huevos, utilizaremos por separado las yemas y las claras.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Nuez moscada recién rallada.
 
1 tira de cáscara de limón, sin la parte blanca y picadita.
 
1 cucharada sopera de perejil picadito.
 
1 cucharada sopera de pipas de girasol.
 
Un hilito de aceite de oliva para gratinar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Troceamos las setas congeladas y dejamos escurrir.
 
Hervimos el puerro en un cazo con agua hirviendo un par de minutos, retiramos del fuego, pasamos por agua muy fría y dejamos escurrir.
 
Sofreímos el ajo y la cebolla en una sartén puesta al fuego con el aceite, rehogamos hasta que la cebolla esté transparente, añadimos las setas y el tomillo y seguimos rehogando unos minutos hasta que las setas tomen un poco de color, retiramos del fuego y dejamos enfriar.
 
Precalentamos el horno a 180º C, calor arriba y abajo.
 
Mezclamos en un cuenco el requesón, las yemas, el arroz cocido, el puerro, las setas rehogadas, el perejil, la nuez moscada, la cáscara de limón, la sal y la pimenta, removemos todo hasta que quede bien mezclado.
 
En un bol ponemos las claras con una pizca de sal, batimos a punto de nieve e incorporamos poco a poco y de manera envolvente al cuenco con el arroz y las hortalizas.
 
Vertemos la mezcla en una fuente refractaria engrasada previamente, aplanamos la superficie con la ayuda de una espátula, añadimos un hilito de aceite de oliva y las pipas de girasol y horneamos durante 30 minutos en la parte central del horno.
 
 
 
 
 
 
 























martes, 26 de mayo de 2015

SOPA DE CURRY (con pollo, guisantes y arroz)

 
 
 
 En casa nos gusta bastante el curry, suelo utilizarlo de vez en cuando para elaborar distintas recetas, en esta ocasión he preparado una riquísima sopa de curry con pollo, guisantes y arroz.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Ingredientes:
 
Para el caldo de pollo:
 
1 pechuga de pollo de corral, sin la piel.
 
2 zanahorias medianas, peladas y enteras.
 
1 puerro, pelado y entero.
 
1/2 cebolla, pelada y entera.
 
2 ramas de apio, con las hebras quitadas y enteros.
 
4 granos de pimienta de Jamaica o pimienta negra.
 
1 hoja de laurel grande o 2 pequeñas.
 
 Para la sopa de curry:
 
25 gramos de mantequilla.
 
1 cebolla mediana, pelada y picadita.
 
 1 cucharada sopera de harina de trigo.
 
1 cucharada sopera de curry en polvo.
 
 150 gramos de guisantes congelados.
 
2 pimientos pequeños dulces -1 rojo y 1 naranja- cortados en daditos.
 
Una taza de arroz basmati cocido.
 
100 ml. de nata espesa.
 
1 tarrina de 100 gramos de queso fresco batido.
 
 1 yema de huevo.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Ponemos en una olla la pechuga de pollo, las zanahorias, el puerro, la cebolla, las ramas de apio, los granos de pimienta, la hoja de laurel y un poco de sal, añadimos 1 litro y medio de agua y dejamos cocer unos 50 minutos a fuego medio, cuando esté listo el caldo, retiramos la pechuga de pollo y reservamos, colamos el caldo y reservamos.
 
 En una olla puesta al fuego, añadimos la mantequilla, cuando esté derretida añadimos la cebolla picada y rehogamos hasta que esté transparente, espolvoreamos la harina y dejamos que se dore ligeramente.
 
Incorporamos removiendo el curry en polvo y añadimos el caldo de pollo reservado, poco a poco, sin dejar de remover, dejamos cocer 15-20 minutos, pasado este tiempo añadimos los guisantes congelados y los pimientos troceados, salpimentamos y dejamos cocer 7-8 minutos más, después añadimos la pechuga de pollo que teníamos reservada, cortada en trozos pequeños y el arroz basmati cocido.
 
Batimos ligeramente la nata con el queso fresco batido y la yema de huevo e incorporamos a la sopa con cuidado, removiendo continuamente, apagamos el fuego y servimos enseguida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
Es importante que el curry en polvo sea de calidad, influye en el resultado final de la sopa.
 
Los pimientos dulces podemos sustituirlos por 1 pimiento rojo de asar pequeño.
 
El queso fresco batido que suelo utilizar es de Hacendado, de venta en supermercados Mercadona.
 
Cuando estén de temporada podemos utilizar guisantes frescos en lugar de congelados, la sopa gana bastante con el cambio, en este caso añadiremos los guisantes al principio de la cocción, después de añadir el caldo de pollo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
 

sábado, 23 de mayo de 2015

ENSALADA DE PERAS Y ROQUEFORT A LA HIERBABUENA

 

 
Refrescante ensalada de peras con roquefort y una vinagreta de hierbabuena, perejil y mostaza en grano, deliciosa, nutritiva y ligera, ideal para el verano.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 2-3 personas):
 
2 peras grandes.
 
Para la vinagreta de hierbabuena:
 
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
1 y 1/2 cucharada sopera de vinagre de vino.
 
1 cucharada sopera de hierbabuena fresca, lavada y picadita.
 
1 cucharada sopera de perejil fresco, lavado y picadito.
 
1/2 cucharadita (de las de té) de mostaza en grano.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Para servir:
 
Unas hojas de lechuga romana.
 
25 gramos de queso roquefort desmenuzado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
La mostaza en grano podemos dejarla tal cual o podemos machacarla en el mortero, yo he optado por esto último.
 
 Hacemos la vinagreta de hierbabuena, ponemos en un cuenco el aceite, el vinagre, la hierbabuena, el perejil, la mostaza -en grano o machacada en el mortero- y salpimentamos a nuestro gusto, batimos bien con tenedor para hacer una emulsión.
 
Pelamos, cortamos por la mitad y quitamos el corazón de las peras, cortamos en rajitas dejándolas caer directamente en la vinagreta de hierbabuena para que no tomen color, removemos con cuidado hasta que queden bien cubiertas de vinagreta.
 
Para servir, colocamos las rajitas de peras sobre un lecho de hojas de lechuga y espolvoreamos con el queso roquefort desmenuzado.
 
Tomar fría.
 
 




 
 
 
 
Mostaza en grano
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 


 
 

 
 
 
 

viernes, 22 de mayo de 2015

GRATINADO DE TOMATE RAF, QUESO FETA Y ALCAPARRAS

 
  
 
Un gratinado de tomates con una buena combinación de sabores al estilo griego o italiano, sabor mediterráneo en definitiva y que no puede estar más rico, para tomarlo como plato único o como acompañamiento de carne o pescado a la plancha.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
3 tomates Raf de unos 750 gramos de peso en total, que estén maduros pero enteros.
 
300 gramos de queso feta.
 
100 gramos de queso mozzarella rallado.
 
1 diente de ajo, pelado y machacado en el mortero.
 
2 cucharadas soperas de alcaparras escurridas.
 
1 cucharada sopera rasa de tomillo seco.
 
4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Unas hojas de albahaca fresca, lavada y picadita.
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Encendemos el horno a 200º C, calor arriba y abajo.
 
Lavamos los tomates, retiramos los pedúnculos y cortamos en rodajas.
 
Engrasamos una fuente apta para el horno con 2 cucharadas de aceite de oliva, agregamos los tomates, colocados en fila.
 
Cortamos el queso feta en lonchas finas y colocamos distribuyéndolo entre las rodajas de tomate.
 
 Salpimentamos a nuestro gusto y esparcimos por encima el ajo, las alcaparras y el tomillo, repartimos la mozzarella por toda la fuente, añadimos las dos cucharadas de aceite restante -a modo de hilito- y gratinamos en la parte central del horno durante 20 minutos.
 
Cuando esté listo retiramos del horno, añadimos la albahaca picada por encima y servimos enseguida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
Podemos sustituir las alcaparras por aceitunas verdes o negras cortadas en rodajitas y el queso mozzarella por otro tipo de queso que nos guste más o poner solo queso feta, como suelo preparar este gratinado todas las semanas porque nos encanta, a veces lo hago añadiendo una tarrina de queso Philadelphia con pimientos asados, con la ayuda de un cuchillo pongo una pequeña cantidad entre los tomates, antes de ponerle el queso feta y no le pongo mozzarella, queda buenísimo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 18 de mayo de 2015

COMPOTA DE FRUTAS VARIADAS


Llevaba tiempo con ganas de hacer una compota con frutas variadas, he preparado una en la que he utilizado 6 clases de fruta: pera, manzana, fresa, plátano, albaricoque y kiwi gold, le he añadido azúcar de caña, un trozo de canela en rama y tres tiras finitas de cáscara de naranja, el resultado es una compota diferente, con mucho sabor y un toque ácido







Ingredientes:

1 pera madura.

1 manzana golden.

4-5 fresas.

1/2 plátano maduro.

3-4 albaricoques maduros.

1 kiwi gold.

3 cucharadas de azúcar integral de caña.

1 trozo de canela en rama.

2-3 tiras finitas de cáscara de naranja.





  
Preparación:

Pelamos, lavamos y picamos todas las verduras en trozos pequeños, la colocamos en una olla, cubrimos de agua y añadimos azúcar de caña, canela en rama y tiras de cáscara de naranja, dejamos cocer a fuego medio durante 40-50 minutos, hasta que la fruta esté casi deshecha y el caldo haya espesado un poco.

Cuando esté lista retiramos la compota del fuego, quitamos la canela y las tiras de naranja, repartimos en cuencos individuales y dejamos enfriar.




 Fruta lista para cocer












sábado, 16 de mayo de 2015

GRATINADO DE CHAYOTE, CEBOLLETA Y AJETES

 
 
El chayote es una hortaliza de la familia de la patata, la calabaza y el pepino, su pulpa recuerda a la del melón pero más dura, su piel es rugosa y cubierta de pinchos, su sabor es una mezcla entre patata y calabacín, su utilidad en cocina es la misma que la patata, un producto muy difícil de encontrar en fruterías y supermercados, cuando es temporada los compro en Coín (Málaga), en un mercado al aire libre donde los agricultores de la zona venden sus productos cada domingo.
 
 
 
 
 
 
  
 
Ingredientes:
 
2 chayotes medianos.
 
1 manojo de cebolletas, peladas y picaditas.
 
1 manojo de ajetes, pelados y picaditos.
 
1 diente de ajo, pelado y picadito.
 
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
 
1 cucharadita (de las de café) de Ras el Hanuot.
 
1 pizca de mejorana seca.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Un paquete de queso especial para gratinar.
 
 
 
 
 
  
 
 
Preparación:
 
Como el chayote tiene pinchitos por todo el exterior nos ayudaremos -para poder cortarlo- de un paño de cocina grueso, con un cuchillo grande y sujetando el chayote con el paño lo cortamos en cuatro trozos, quitamos la semilla central y pelamos con cuidado, después troceamos en dados pequeños, lavamos y dejamos escurrir en un colador.
 
 En una sartén grande ponemos el aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo, rehogamos un momento, añadimos las cebolletas, rehogamos unos minutos, añadimos los ajetes, rehogamos unos 5 minutos, añadimos los chayotes troceados y rehogamos hasta que estén tiernos, añadimos sal, pimienta, mejorana y Ras el Hanout, mezclamos bien, retiramos del fuego y colocamos en una fuente apta para horno, esparcimos el queso para gratinar por encima.
 
Precalentamos el grill del horno a 200º C.
 
Colocamos la fuente en la parte más alta del horno, cuando el gratinado adquiera color dorado retiramos del horno y listo para servir.
 
 
 
 
 
 
 
 
 Notas:
 
El chayote no tiene colesterol, ni grasas saturadas, contiene vitamina C y minerales como calcio, potasio, es rico en fibra, nos sirve para controlar la glucosa, la retención de líquidos y para la circulación, entre otras muchas propiedades.
 
 
 
 
 

 
 
  
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

viernes, 15 de mayo de 2015

SOPA DE CALABACÍN CON ALBÓNDIGAS DE SALAMI

 
 
 
Me gusta utilizar calabacín luna en mis recetas porque tiene un sabor diferente al calabacín común, más suave y con una textura aterciopelada, realza el sabor de cualquier sopa, como la que preparé anoche, es la primera vez que la hago y nos ha gustado mucho, se queda fija en mi recetario, una sencilla sopa de calabacín y pimiento rojo que gracias a las albóndigas de salami se convierte en una sopa muy completa y que está buenísima.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
 1 cebolla mediana, pelada y picada finamente.
 
1 diente de ajo, pelado y machacado en el mortero.
 
3/4 litro de caldo de pollo.
 
1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
 
1 calabacín luna de unos 250 gramos, cortado en dados pequeños.
 
1 pimiento rojo de asar de unos 250 gramos, cortado en dados pequeños.
 
Sal y pimienta blanca recién molida.
 
1 pizca de nuez moscada recién rallada.
 
1 cucharadita (de las de café) de orégano seco.
 
 
 
Para las albóndigas de salami:
 
2 panecillos duros, remojados en agua.
 
50 gramos de salchichón salami en rodajas, picado en trozos muy pequeños.
 
1 cebolla pequeña, pelada y picada finamente.
 
2 cucharadas de mantequilla.
 
1 huevo.
 
Sal y pimienta blanca recién molida.
 
1 pizca de nuez moscada recién rallada.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En una sartén puesta al fuego con una cucharada de mantequilla añadimos la cebolla pequeña picada y sofreímos, cuando esté transparente añadimos el salami picado, rehogamos unos minutos, retiramos del fuego y dejamos enfriar.
 
En un cuenco batimos la otra cucharada de mantequilla hasta que esté espumosa, añadimos la mezcla de cebolla y salami, el huevo batido, el pan exprimido, sal, pimienta y nuez moscada, removemos hasta que esté bien mezclado y dejamos reposar 10 minutos en el frigorífico.
 
En una olla ponemos el aceite, cuando esté caliente añadimos la cebolla grande picada, sofreímos hasta que esté transparente, añadimos el diente de ajo machacado, rehogamos brevemente y añadimos el caldo de pollo, cuando empiece a hervir añadimos el calabacín, el pimiento rojo y dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos.
 
Mientras hacemos las albóndigas con la masa de salami reservada y escalfamos 5 minutos en un cazo con agua salada puesto al fuego a baja temperatura.
 
Cuando hayan transcurrido 15 minutos, condimentamos la sopa con sal, pimienta blanca, nuez moscada y orégano, añadimos las albóndigas de salami y servimos enseguida en un cuenco individual con un poco de orégano esparcido por encima.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
Utilizaremos panecillos duros pequeños o 3-4 rebanadas de pan del día anterior, si vemos que la masa de salami no queda consistente podemos añadir un poco de pan rallado, no debe quedar una masa demasiado dura pero si que podamos manejarla sin problemas.
 
He picado la cebolla pequeña en la picadora, luego la cebolla mediana y por último el salami.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Si quieres hacer el caldo de pollo casero:  
 
1 muslo o 1 pechuga de pollo, 2 puerros, 2 zanahorias pequeñas, 1 cebolla pequeña, 2 trozos de apio, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y un litro de agua.
 
 Ponemos en una olla el muslo o la pechuga de pollo sin la piel, pelamos y lavamos los puerros, las zanahorias y la cebolla y añadimos enteros, quitamos las hebras del apio, lavamos y añadimos entero, añadimos la hoja de laurel, los granos de pimienta, la sal y el litro de agua, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 35-40 minutos, cuando esté listo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 





 
 
 
 
 
 
 
 
 

domingo, 10 de mayo de 2015

SOPA DE VERDURAS CON MIJO



Esta sopa es de las que más me gustan, fácil de hacer y con un intenso sabor a hortalizas, antes siempre le añadía un poco de arroz, pero desde hace un tiempo le añado mijo, un cereal que utilizo bastante por las importantes propiedades nutricionales que tiene para nuestra salud y que pueden tomar los celíacos porque no contiene gluten






Ingredientes:

 1 cebolla pequeña, pelada y cortada en tiras.

1 puerro, pelado y cortado en rodajas.

2 dientes de ajo, con la piel y machacados ligeramente en el mortero.

 1 nabo pequeño, pelado y cortado en dados pequeños.

2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en dados pequeños.

2 pencas de apio, sin hebras y cortado en trozos pequeños.

 2 ramitas de perejil fresco.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

1 litro y medio de caldo de verduras.

Sal y pimienta negra recién molida.

100 gramos de mijo ecológico.

Queso parmesano rallado para acompañar.






Preparación:

Ponemos el aceite en una olla, cuando esté caliente añadimos los ajos, la cebolla y el puerro, rehogamos durante 5 minutos, con la olla tapada y removiendo de vez en cuando, incorporamos las zanahorias, el nabo, el apio y las ramitas de perejil lavadas, rehogamos brevemente, añadimos el caldo de verduras, salpimentamos y dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos.

A los 15 minutos añadimos el mijo y dejamos cocer otros 15 minutos o hasta que el mijo esté tierno.

Cuando esté lista retiramos los ajos y las ramitas de perejil y servimos en cuencos individuales con queso parmesano aparte para que cada comensal se sirva a su gusto.






Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos algo más de un litro y medio de agua para que nos quede un litro y medio de caldo de verduras.

Añadimos perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.