lunes, 28 de septiembre de 2015

AJOBLANCO MALAGUEÑO CON COCO



He preparado ajoblanco, en esta ocasión le he añadido un poco de coco natural, el resultado es una crema de almendras refinada y suave con un toque exótico, una forma diferente de presentar este plato típico de la gastronomía malagueña y disfrutarlo bien frío, aunque el que más me gusta es el ajoblanco con mango, está buenísimo







Ingredientes:

100 gramos de almendras con piel.

50 gramos de pan blanco del día anterior, remojado en agua.

1 diente de ajo, pelado.

50-75 mililitros de aceite de oliva virgen extra.

1-2 cucharadas de vinagre de jerez.

Sal al gusto.

1/4 de coco natural, pelado y picadito.







Preparación:
  
Para quitar la piel de las almendras las escaldamos, para ello, colocamos un cazo pequeño con agua en el fuego, cuando empiece a hervir añadimos las almendras y les damos un hervor de un par de minutos -lo suficiente para que las podamos pelar sin problemas-, retiramos el cazo del fuego, enfriamos con agua fría, escurrimos y pelamos.

Ponemos en la vaso de la batidora el pan remojado ligeramente escurrido, las almendras peladas, el ajo, el coco, la sal, el vinagre y batimos un poco, añadimos el aceite poco a poco sin dejar de batir, a modo de hilito, nos tiene que quedar una textura parecida a la mayonesa.

Vertemos el ajoblanco en un cuenco, tapamos y guardamos en el frigorífico 2-3 horas, cuando vayamos a tomarlo añadimos poco a poco agua bien fría a nuestro gusto, unos 150-200 mililitros más o menos, removemos y servimos en cuencos individuales.

 Podemos tomar la crema de almendras en un cuenco como una sopa fría -más espeso- o añadir más agua para que quede como un gazpacho -más líquido- y servido bien frío en un vaso de tubo alto.












sábado, 26 de septiembre de 2015

POLLO SATAY (especialidad tailandesa)



El pollo satay es una receta tailandesa de brochetas de pollo marinadas en yogur, leche de coco, curry y especias, van cocinadas a la plancha y acompañadas de salsa de cacahuetes y vinagreta ayad, un plato muy rico y nada complicado de preparar aunque lo parezca a primera vista por la cantidad de ingredientes que lleva







Ingredientes:

Para el marinado de las brochetas:

2 pechugas enteras -sin la piel ni la carcasa- de pollo de corral, cortadas en dados regulares.

1 yogur griego.

50 mililitros de leche de coco.

1 cucharadita de curry en polvo.

1/2 cucharadita de cúrcuma.

1 cucharadita (de las de té) de semillas de cilantro.

1/2 cucharadita (de las de té) de comino en grano.

1 cucharadita de las de té de salsa de soja.

1 cucharadita de las de té de panela.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para la salsa de cacahuetes:

350 mililitros de leche de coco.

150 gramos de cacahuetes tostados molidos.

2 cucharadas soperas de pasta de tamarindo.

2 cucharadas de pasta de curry rojo (puedes ver la receta abajo en Notas).

1 cucharada sopera de panela.

2 cucharadas soperas de aceite de girasol.

Sal al gusto.

Para acompañar:

Arroz basmati cocido.







Preparación:

Preparamos la marinada mezclando en un cuenco el yogur, la leche de coco, el curry, la cúrcuma, la salsa de soja, la panela, la sal y la pimienta, mezclamos bien y añadimos las pechugas de pollo cortadas en dados.

En una sartén pequeña puesta a fuego lento salteamos las semillas de cilantro y los gramos de comino para tostarlas un poco, cuando empiecen a saltar retiramos del fuego, las machacamos en el mortero y las añadimos a la marinada, removemos, tapamos el cuenco con papel film y dejamos mínimo 2-3 horas en el frigorífico.

Para la salsa de cacahuetes echamos el aceite de girasol en una sartén y cuando esté caliente añadimos la pasta de curry rojo, rehogamos un momento a fuego lento para que suelte sabor y añadimos la salsa de tamarindo, la leche de coco, los cacahuetes molidos, la panela y la sal, removemos y dejamos cocer unos 10-15 minutos a fuego lento o hasta que espese la salsa y adquiera un color marrón claro, retiramos del fuego y pasamos por el colador chino para que nos quede una salsa fina.

10-15 minutos antes de preparar las brochetas dejamos los trozos de pechuga en un colador para que escurra la salsa y dejamos los pinchos de madera a remojo con agua caliente para que no se rompan con el calor.

Pasado este tiempo ensartamos los trozos de pollo en los pinchos de madera hasta completar toda la carne.

Encendemos la plancha y cuando esté caliente cocinamos las brochetas y las ponemos dentro de la salsa de cacahuetes, calentamos y servimos enseguida acompañado de la vinagreta ayad y de arroz basmati cocido.

La vinagreta ayad se añade bien escurrida sobre las brochetas y mezclamos con la salsa de cacahuetes.







 Notas:

 La salsa de cacahuetes lleva Nam pla o soya de pescado, un producto tailandés que podemos sustituir por esencia de anchoa, yo no lo he usado nunca porque es muy salado.

La pasta de curry rojo lleva media cucharadita de las de té de Laos, una especia muy utilizada en oriente, es difícil de encontrar y no tiene sustituto, pero si se omite apenas altera el sabor del plato.

 Necesitamos una lata de leche de coco de 400 mililitros para el total de la receta, 50 para la marinada y 350 para la salsa de cacahuetes.

Podemos comprar la pasta de curry rojo envasada, la venden en la sección de productos internacionales como una especia o condimento, pero podemos prepararla nosotros si disponemos de los ingredientes, la diferencia se nota en el resultado final del plato.

Ingredientes para 175 gramos de pasta de curry rojo:

15 gramos de guindilla seca, sin semillas.

15 gramos de gambas secas (se venden en tiendas de productos orientales).

3 chalotes o una cebolla pequeña, picadita.

15 ml. (1 cucharada sopera) de raíz fresca de jengibre rallada.

15 ml. (1 cucharada sopera) de ajo picadito.

5 ml. (1 cucharadita de las de té) de granos de pimienta negra.

5 ml. 1(1 cucharadita de las de té) de semillas de cilantro molido.

5 ml. (1 cucharadita de las de té) de comino molido.

15ml. (1 cucharada sopera) de cilantro fresco picado, incluyendo hojas y tallo.

5 ml. 1(1 cucharadita de las de té de hierba de limón molida o 1 cucharada sopera de corteza de limón picada.

2 cucharadas soperas de zumo de limón.

Para preparar la pasta de curry rojo:

 Remojamos las guindillas y las gambas secas en agua caliente que las cubra hasta que estén tiernas, unos 20 minutos.

Pasado este tiempo ponemos en el vaso de la batidora las guindillas, las gambas y el líquido del remojo con el resto de ingredientes, batimos hasta reducir a una pasta espesa, añadimos más zumo de limón si hace falta.


















AYAD (vinagreta tailandesa de pepino)



El ayad es una vinagreta de pepino, cebolla roja, guindilla y vinagre de arroz, combina muy bien con el pollo satay, ambas recetas son de la cocina tailandesa, la vinagreta se escurre y se añade encima del pollo en el momento de servir







Ingredientes:

1/2 pepino holandés pequeño, pelado y picado.

1/2 cebolla roja mediana, pelada y picada.

1 guindilla roja tailandesa, cortada en rodajas.

2 cucharadas soperas de vinagre de arroz.

1 cucharadita (de las de café) de panela molida.

Sal al gusto.







Preparación:

En un cuenco mezclamos el pepino, la cebolla y la guindilla.

Ponemos 1/2 vaso de agua en un cazo pequeño, añadimos el vinagre de arroz, la panela y la sal, llevamos al fuego y cuando empiece a hervir retiramos y enfriamos.

Añadimos la vinagreta fría al cuenco y mezclamos.


 









domingo, 20 de septiembre de 2015

QUICHE DE QUESO AZUL, PIMIENTO Y TOMATE



He preparado una tarta salada con queso azul francés, pimiento verde y tomate, alguna vez la he hecho añadiéndole cebollino fresco picado y en otra ocasión no le puse tomate, solo con queso azul y pimiento está buenísima, la quiche podemos hacerla con casi cualquier ingrediente, prepararla con antelación y tomarla fría o caliente







Ingredientes (para 4-6 personas):

1 paquete de masa brisa.

100 gramos de queso azul francés o danés, desmenuzado.

25 gramos de queso tierno rallado.

1 pimiento verde mediano, picadito.

1 tomate mediano, sin semillas y picadito.

2 huevos grandes, batidos.

150 mililitros de leche evaporada ideal o de nata liquida.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 pellizco de nuez moscada.








Preparación:

Engrasamos un molde de fondo desmontable y lados rectos de 26 centímetro de diámetro, colocamos encima la masa brisa y dejamos 30 minutos en el frigorífico.

Calentamos el horno a 200º C, calor arriba y abajo, sacamos el molde del frigo y forramos con papel para hornear y llenamos con garbanzos o judías secas para que haga peso y la masa no suba, horneamos durante 10 minutos, retiramos el molde del horno y bajamos la temperatura a 180º C.

Retiramos los garbanzos o las judías secas y el papel de hornear, dejamos nuevamente en el horno durante 8 minutos, para que la base quede crujiente.

Mientras, mezclamos en un cuenco el queso azul, el queso tierno, el pimiento y el tomate picados, los huevos batidos, la leche evaporada o la nata, la sal, la pimienta y la nuez moscada.

Pasados los 8 minutos, retiramos el molde del horno, vertemos la mezcla de queso y horneamos durante 20-30 minutos o hasta que cuaje.

Dejamos enfriar la quiche unos 6-7 minutos antes de sacarla del molde y servimos caliente o fría, adornada con aritos de pimiento verde.














miércoles, 16 de septiembre de 2015

GAZPACHO ANDALUZ AL AJO NEGRO



En verano hago gazpacho casi a diario, unas veces lo preparo más liquido y otras más espeso, como si fuera una sopa, con una guarnición de verduras picaditas, en esta ocasión he utilizado ajo negro para su elaboración, tiene las mismas propiedades que el ajo común pero multiplicadas por 5 y le da al gazpacho un toque diferente, está riquísimo







Ingredientes:

8 tomates medianos maduros, pelados y sin semillas.

35-40 gramos de pimiento rojo de asar.

1 rebanada mediana de pan blanco del día anterior, remojado en agua y escurrido.

2 dientes de ajo negro pequeños, pelados y picaditos.

50 mililitros de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada sopera de crema balsámica de frambuesa de Borges o vinagre de vino.

Sal.

Guarnición:

Pimiento rojo, pimiento verde, cebolla y pepino, todo picadito.

Pepitas de granada (opcional).






Preparación:

Ponemos en el vaso de la batidora el tomate, el pimiento rojo, el pan, el ajo negro, sal y vinagre al gusto y batimos, mientras batimos añadimos el aceite, poco a poco, a modo de hilito, cuando esté todo bien mezclado dejamos de batir, añadimos un poco de agua, removemos bien y guardamos el gazpacho en el frigorífico.

Servimos en un cuenco, acompañado con la guarnición de verduras picaditas.

Tomar bien frío.


















viernes, 11 de septiembre de 2015

MAROSSZÈK (estofado húngaro de ternera y cerdo)




Marosszèk es un estofado típico de la cocina húngara, de los más ricos que he probado, su sabor recuerda a la salsa strogonoff, se prepara con carne de ternera y cerdo cortada en tiras, bacón, alcaravea, mejorana, champiñones, nata agria y vino blanco, una buena combinación de sabores con un resultado final exquisito, lo he acompañado con cous-cous.      










Ingredientes (para 4-6 personas):

400 gramos de carne magra de vaca.

400 gramos de carne magra de cerdo.

100 gramos de bacón, cortado en tiras finitas.

1 cebolla mediana, picada.

1 cucharada sopera de pimentón de la Vera.

100 mililitros de caldo de carne o agua.

1/2 cucharadita (de las de té) de alcaravea en grano (yo la he machacado un poco en el mortero).

1/2 cucharadita (de las de té) de mejorana seca.

250 mililitros (1 taza) de vino blanco seco.

1 riñón de cerdo fileteado (no he utilizado riñón porque no nos gusta).

15 gramos de mantequilla.

100 gramos de champiñones, cortados en rodajas.

250 mililitros (1 taza) de nata agria.

1 cucharada sopera de harina de trigo.

Para acompañar:

Cous-cous o arroz blanco cocido.











Preparación:

Cortamos la carne de vaca y de cerdo en tiras de 1,5x 7,5 cm; reservamos sin mezclar las carnes.

Rehogamos el bacón en una cazuela a fuego medio hasta que suelte la grasa, unos 5 minutos, añadimos la cebolla y sofreímos otros 5 minutos más, añadimos el pimentón, rehogamos brevemente y añadimos el caldo o el agua, tapamos y dejamos cocer suavemente durante 10 minutos.

Pasados los 10 minutos añadimos las tiras de vaca, la alcaravea entera o machacada, la mejorana y la mitad del vino, tapamos y dejamos cocer a fuego lento durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando.

Pasados los 30 minutos, añadimos las tiras de cerdo, el riñón y el resto del vino, tapamos y dejamos cocer a fuego muy lento hasta que la carne esté tierna, unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando.

Fundimos la mantequilla en una sartén y rehogamos a fuego medio-lento los champiñones hasta que empiecen a soltar el jugo y los añadimos al estofado.

Trabamos la nata agria con la harina e incorporamos esta mezcla al estofado y calentamos todo durante unos minutos a fuego lento y sin que llegue a hervir.

Servimos el estofado con un poco de cous-cous o arroz blanco cocido.