viernes, 29 de enero de 2016

SOPA CREMA DE ROMANESCU Y COLIFLOR




Esta sopa de romanescu y coliflor lleva leche, yema de huevo y crema fresca, un plato nutritivo y una buena manera de consumir coliflor, una verdura con importantes valores nutricionales que por su olor no suele gustar mucho, aunque a mi me encanta, pero hasta el momento no existe verdura que no me guste
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
1/2 coliflor grande.
 
1/2 romanescu.
 
Leche.
 
2 yemas de huevo.
 
4 cucharadas de crema fresca.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Semillas de calabaza, pimienta negra y aceite de oliva para adornar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Separamos los ramitos de la coliflor y del romanescu y cortamos los tallos duros de ambas, lavamos bien y reservamos algunos ramitos pequeños de romanescu.
 
Los ramitos que hemos reservado los ponemos en un cazo con agua y dejamos hervir unos 4-5 minutos, lo suficiente para que estén tiernos pero al dente, retiramos del fuego, pasamos por agua fría para detener la cocción y reservamos para decorar.
 
Ponemos una olla con 750 mililitros de agua al fuego y cuando empiece a hervir, añadimos la coliflor, la romanescu y un poco de sal, tapamos y dejamos cocer durante 15-20 minutos o hasta que estén tiernas, batimos las verduras con el caldo para reducir a puré, pasamos por el colador chino y vertemos de nuevo en la olla, añadimos leche hasta completar un litro de sopa y llevamos a ebullición.
 
Batimos las yemas con la crema fresca y ligamos con un poco de sopa, removemos bien, añadimos la mezcla a la sopa y calentamos a fuego lento.
 
Servimos en cuencos individuales y decoramos con los ramitos de romanescu, las semillas de calabaza, un hilito de aceite de oliva y la pimienta negra.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Notas:
 
 Podemos preparar la misma sopa utilizando solo coliflor o solo romanescu, ambas salen muy ricas.
 



 
 
 
 
 
 

 


 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 28 de enero de 2016

PLÁTANOS AL CAFÉ (postre brasileño)


Un postre típico brasileño, se prepara con plátano, zumo de limón, azúcar integral de caña y pasas sultanas, todo ello cubierto de nata montada con café y ron, le he puesto un poco de canela molida para decorar, lo ideal es tomarlo bien frío






Ingredientes (para 2 personas):

2 plátanos grandes, pelados y cortados en rodajas finas.

Zumo de 1/2 limón pequeño.

1 cucharada sopera de azúcar integral de caña.

1 cucharada sopera de pasas sultanas.

100-125 mililitros de nata para montar.

1 cucharada sopera de café puro, frío.

1 cucharadita (de las de café) de ron.

Para  decorar:

Canela molida.






Preparación:

Batimos la nata con el café y el ron hasta que espese.

Colocamos los plátanos en una fuente redonda llana, regamos con el zumo de limón.

Espolvoreamos el azúcar integral sobre los plátanos y distribuimos las pasas sultanas.

Extendemos la nata con café y ron por encima, aplanamos un poco, tapamos el postre con un

plato hondo puesto del revés y guardamos un rato en el frigorífico.

En el momento de servir espolvoreamos con un poco de canela molida.

También podemos servirlos en cuencos individuales, como más nos guste.














miércoles, 27 de enero de 2016

CALDERO DE MERLUZA (con avellanas y tomates secos)

 
 
 
Vi esta receta en una revista de cocina que compré hace poco, es un guiso de merluza, con patatas, caldo de pescado y un majado de avellanas, pan tostado y perejil, le he añadido tomates secos que le ha aportado muy buen sabor, un plato rico y nutritivo, me recuerda mucho al estofado de ternera con cacahuetes, pero con pescado en lugar de carne
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 4 personas):
 
4 trozos medianos de lomos de merluza fresca.
 
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
4-5 patatas medianas, peladas y cortadas en trozos.
 
2 cebollas medianas, peladas y picadas.
 
2-3 tomates grandes maduros, pelados y picados.
 
2 dientes de ajo, pelados y picados.
 
6 tomates secos, enteros.
 
1 cucharadita (de las de café) de pimentón de la Vera.
 
1 hoja de laurel.
 
500 mililitros de caldo de pescado.
 
1 cucharadas sopera de avellanas tostadas.
 
2 rebanadas pequeñas de pan, tostado.
 
1-2 ramitas de perejil fresco, picado.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Hidratamos los tomates secos en un poco de aceite de oliva, hasta que vayamos a utilizarlos.
 
En una olla con el aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos la cebolla y rehogamos durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando, añadimos el ajo y los tomates picados, salpimentamos y dejamos cocer durante 15 minutos, incorporamos las patatas, los tomates secos, el pimentón y el laurel lavado, rehogamos brevemente y añadimos el caldo de pescado, llevamos a ebullición y dejamos cocer unos 20 minutos o hasta que las patatas estén tiernas.
 
Majamos en el mortero las avellanas, el pan tostado y el perejil.
 
5 minutos antes de terminar la cocción, añadimos al guiso la merluza y el majado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Si quieres hacer el caldo de pescado casero:
 
  2 o 3 cabezas y espinas de pescado sin piel -también podemos hacer el caldo utilizando una rodaja grande de congrio-, 1 cebolla pequeña picada, 1 rama de apio picado, 1 zanahoria pequeña picada, 1 o 2  ramas de perejil, un pellizco de tomillo seco, 1 hoja de laurel, 3 o 4 granos de pimienta blanca, una pizca de sal, 1 litro de agua.
 
  
Ponemos una olla al fuego con el agua, añadimos el pescado bien lavado y la sal, cocemos a fuego lento hasta llevar a ebullición, dejamos que suba la espuma y se asiente en la superficie, espumamos el caldo y añadimos el resto de ingredientes, dejamos cocer despacio, sin tapar, durante 30 minutos, pasado este tiempo colamos y reservamos el caldo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

 
 






lunes, 25 de enero de 2016

ENSALADA DE APIO NABO (con manzanas y nueces)

 
 
 
El apio nabo cocido, junto con las manzanas, las nueces y una salsa de nata con pimienta, sal a la trufa y un toque de limón, hacen de esta ensalada un plato refrescante y con sabores muy distintos, adecuada para el estupendo fin de semana que nos ha regalado el tiempo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 4 personas):
 
 300 gramos de apio nabo en un trozo.
 
2 manzanas medianas, de la variedad Fuji o Royal.
 
175 gramos de nueces, picadas y reservamos 4 mitades enteras para adornar.
 
El zumo de 1 limón.
 
4 cucharadas soperas de nata líquida ligera.
 
Pimienta negra recién molida.
 
Sal con trufa.
 
Para adornar:
 
Cebollino fresco picado.
 
4 tomates Cherry.
 
4 rodajas retorcidas de limón.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Pelamos el apio nabo y cortamos en rodajas de 1 centímetro de grosor.
 
Ponemos un cazo en el fuego con agua y sal, cuando empiece a hervir añadimos el apio nabo, dejamos cocer hasta que esté tierno pero firme, escurrimos y dejamos enfriar.
 
Mientras pelamos las manzanas y cortamos por la mitad, quitamos las pepitas y el corazón y cortamos en dados regulares, las colocamos en una fuente, añadimos el zumo de limón, removemos con cuidado, para que el limón se mezcle bien con las manzanas y no se ennegrezcan.
 
Cuando el apio nabo esté frío, cortamos las rodajas en dados regulares y lo añadimos junto con las nueces picadas a la fuente con las manzanas, añadimos la nata, la pimienta negra y la sal con trufa, mezclamos con cuidado todos los ingredientes, guardamos en el frigorífico hasta el momento de consumir.
 
Servimos en cuencos individuales, adornamos con cebollino picado, la rodaja retorcida de limón, un tomate cherry entero y media nuez.
 
He acompañado la ensalada con crackers crujientes con arroz inflado.
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 21 de enero de 2016

SOPA CREMA DE MAIZ AL PIMENTÓN

 
 
 
El maíz y el pimentón dan un toque suave a esta sopa que se prepara con granos de maíz fresco, aunque en esta ocasión he utilizado maíz cocido de lata -sin azucares añadidos-, tenía en casa y además de darle salida quería ver si había mucha diferencia entre ellos, está rica de las dos maneras, pero mejor con el maíz fresco, tiene un sabor más natural.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
500 gramos de granos maíz fresco o de maíz cocido sin azúcares añadidos.
 
1 litro de caldo de verduras.
 
1/8 de litro de vino blanco seco.
 
2 yemas de huevo.
 
1/8 de litro de nata líquida ligera.
 
Sal.
 
Para el roux:
 
2 cucharadas soperas de mantequilla.
 
2 cucharadas soperas de harina de maíz.
 
1 cucharadita -de las de café- de pimentón de la Vera.
 
Para decorar:
 
Semillas de sésamo, aceite de oliva virgen extra y flores de azafrán tostadas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Si vamos a utilizar granos de maíz fresco, ponemos una olla al fuego, con el caldo de verduras y un poco de sal, añadimos los granos de maíz y dejamos cocer durante 25 minutos, después retiramos del fuego, reservamos una taza pequeña con maíz para añadirlos a la sopa al final y el resto de maíz junto con el caldo lo pasamos por la batidora para reducir a puré, pasamos por el colador chino y ponemos de nuevo en la olla.
 
Si vamos a utilizar maíz cocido, reservamos una taza pequeña con maíz -ya está cocido- para añadirlo a la sopa al final  y el resto de maíz junto con el caldo de verduras lo ponemos en una olla y le damos un hervor de 4-5 minutos, retiramos del fuego y pasamos el maíz junto con el caldo por la batidora para reducir a puré, pasamos por el colador chino y ponemos de nuevo en la olla.
 
Para hacer el roux, ponemos una sartén al fuego a temperatura media, añadimos la mantequilla, cuando esté fundida añadimos la harina y removemos constantemente hasta que la mezcla tenga un color dorado -unos 4-5 minutos-, añadimos el pimentón, removemos y añadimos un cazo de puré de maíz al roux, removemos para desprender la harina de la sartén y lo vertemos en la olla con la sopa, añadimos el vino y la taza de maíz que teníamos reservada, ponemos a hervir de nuevo la sopa, rectificamos de sal y retiramos del fuego.
 
Montamos las yemas con la nata y añadimos a la sopa con cuidado, sin dejar de remover, hasta que estén bien mezclados los ingredientes.
 
Servimos la sopa enseguida con las semillas de sésamo, un hilito de aceite de oliva virgen extra y las flores de azafrán tostadas.
 
Podemos sustituir el caldo de verduras por caldo de pollo.
 
Me gusta que las sopas queden claritas, pero si las prefieres más espesas prepara el roux con 3 cucharadas de mantequilla y 3 de harina de maíz, así espesará un poco más.











Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 


 


 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

lunes, 18 de enero de 2016

CREMA DE CALABACÍN Y CHIRIVÍA AL CURRY


Una combinación de verduras muy rica, una crema de calabacín, zanahorias y chirivías que gana muchísimo en sabor y color si le añadimos un poco de curry en polvo





Ingredientes:

4 calabacines pequeños, con la piel y cortados en dados pequeños.

3 zanahorias grandes, con la piel y cortadas en dados pequeños.

3 chirivías grandes, peladas, con la parte dura del centro quitada y cortadas en dados pequeños.

1 patata mediana, pelada y troceada.

1 trozo de cebolla, pelada y picada.

1 diente de ajo, pelado y picado.

1 trozo de raíz de jengibre de unos 2 centímetros, pelada y picadita.

2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada sopera de curry en polvo de calidad.

Sal y pimienta negra recién molida.

Caldo de verduras.

Para decorar:

Semillas de calabaza y de sésamo





Preparación:

En una olla puesta al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos la cebolla y el ajo y rehogamos unos minutos, hasta que tomen color, añadimos las zanahorias y las chirivías y seguimos rehogando unos minutos, añadimos los calabacines, la patata y el jengibre, rehogamos 3-4 minutos y añadimos el curry en polvo, removemos y añadimos el caldo de verduras -que cubra 2 dedos por encima de la verdura-, salpimentamos y dejamos cocer unos 25-30 minutos o hasta que la verdura esté tierna.

Pasamos la verdura por la batidora para reducir a puré y después por el colador chino para quitar los posibles grumos, pasamos la crema a la olla, calentamos a fuego lento y servimos en cuencos individuales con las semillas de calabaza y sésamo por encima.





Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.




Chirivías












sábado, 16 de enero de 2016

SOPA DE MENTA

 
 
 
Hemos tenido una prolongación del verano hasta hace poco tiempo, pero al final todo llega y como cada invierno, las bajas temperaturas ya se dejan notar, lo mejor para combatirlas es esta sopa con un agradable sabor a menta, aunque siempre utilizo aceite de oliva en lugar de manteca de cerdo, en esta ocasión he preparado la receta original.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
2 manojitos pequeños de menta fresca.
 
2 tomates medianos maduros, pelados, sin semillas y finamente picados.
 
2 cebollas pequeñas, peladas y ralladas.
 
2 cucharaditas (de las de café) de manteca de cerdo o de aceite de oliva virgen extra.
 
4 rebanaditas de pan tostado, cortadas en trozos pequeños. 
 
Sal.
 
 1 litro y 1/4 de agua. 
 
Para decorar:
 
Unas hojas de menta fresca.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En una olla puesta al fuego con la manteca, cuando esté caliente añadimos la cebolla rallada y los tomates picados, rehogamos a fuego lento, unos 6-7 minutos o hasta que las verduras estén pochadas, añadimos el agua caliente, sazonamos a nuestro gusto, dejamos cocer tapado, a fuego medio y a los 10 minutos de cocción aproximadamente añadimos la menta y el pan, removemos y dejamos cocer, tapado y a fuego lento otros 10 minutos.
 
Pasado este tiempo, retiramos la menta de la olla y servimos la sopa adornada con unas hojas de menta.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Notas:
 
El mejor recipiente para cocinar esta sopa es una olla de barro.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Menta fresca
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 14 de enero de 2016

RIZOGALO (arroz con leche griego)




 Rizogalo es arroz con leche griego, su elaboración es casi igual al que hacemos aquí, con la única diferencia de que lleva un poco de harina de maíz, es muy fácil de preparar y también está muy rico











Ingredientes (para 4 personas):

125 gramos de arroz de grano corto.

300 mililitros de agua.

1 cucharada sopera de harina de maíz.

600 mililitros de leche de vaca.

85 gramos de azúcar moreno de caña integral.

1 trozo de canela en rama.

1 tira de cáscara de limón.

Canela molida para espolvorear.












Preparación:

 De los 600 mililitros de leche separamos 2 cucharadas soperas en un cuenco, añadimos la harina de maíz, mezclamos y reservamos.

 En una cazuela echamos los 300 mililitros de agua y el arroz, llevamos a ebullición, bajamos el fuego y dejamos cocer a fuego lento durante 12-15 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que el arroz haya absorbido todo el agua, añadimos la leche, volvemos a llevar a ebullición, bajamos el fuego, añadimos el trozo de canela, la cáscara de limón y dejamos cocer a fuego lento durante 20-25 minutos, tapado y removiendo de vez en cuando, hasta que el arroz esté blando y haya absorbido casi todo el líquido, añadimos el azúcar y la harina de maíz disuelta en leche, llevamos de nuevo a ebullición, sin dejar de remover, bajamos el fuego y dejamos cocer 5 minutos, retiramos el trozo de canela en rama y la cáscara de limón.

Servimos el arroz con leche con canela molida espolvoreada por encima y dejamos enfriar.












Notas: 

Podemos utilizar e1 trozo de canela en rama o sustituirlo por una cucharadita -de las de té- de esencia de vainilla.

He utilizado leche semidesnatada, pero lo ideal es utilizar leche entera para que salga más cremoso.











 















martes, 12 de enero de 2016

TARKA DAL (lentejas especiadas al estilo hindú)



Ayer preparé una receta de lentejas que no había hecho nunca -aunque he cocinado esta legumbre de mil maneras distintas-, la vi en Gastronomía & Cía, llevan una combinación de especias que se llama Tarka, he hecho alguna variación en los ingredientes, las he acompañado de rábano, cebolla roja y semillas de sésamo y desde hoy pasa a la lista de platos habituales porque están muy ricas







Ingredientes:

300 gramos de lentejas castellanas, dejadas en remojo la noche anterior.

2 dientes de ajo grandes, pelados y aplastados ligeramente con el
 mortero.

1 cebolleta roja, picadita.

1 tomate maduro pequeño, pelado y picado.

Sal.

Pimienta negra recién molida.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.

Caldo de verduras.

1 cucharada sopera de cilantro o perejil fresco, picado.

Para la mezcla de especias Tarka:

3-4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1/4 de cucharadita (de las de café) de las siguientes especias, molidas:

Canela.

Cúrcuma.

Jengibre.

Semillas de cilantro, machacadas en el mortero.

1/4 de cucharadita (de las de café) de las siguientes especias, enteras:

Comino.

Granos de mostaza.

Granos de pimienta rosa.

1 pieza de las siguientes especias:

Clavo de olor.

Anís estrellado.

Cardamomo verde, ligeramente machacado en el mortero.

Chile verde o guindilla Cayena.

Para acompañar:

Rodajas de rábano, cebolla roja picada, semillas de sésamo, unos granos de pimienta rosa y de mostaza y un poco de aceite de oliva picante.







Preparación:

Lavamos y dejamos escurrir las lentejas en un colador grande.

En una olla puesta al fuego, añadimos el aceite, cuando esté caliente, añadimos los ajos y la cebolla, rehogamos durante unos minutos y añadimos el tomate, pochamos la verdura y añadimos las lentejas y el caldo de verduras, cubriremos un dedo por encima de las lentejas -si nos gusta con un poco más de caldo añadiremos un poco más-, salpimentamos y dejamos cocer hasta que las lentejas estén tiernas.

Preparamos las especias Tarka: ponemos en un cuenco canela, cúrcuma, jengibre, semillas de cilantro, comino, mostaza, pimienta rosa, clavo de olor, anís estrellado, cardamomo verde y chile verde o guindilla Cayena, mezclamos y reservamos.

En una sartén pequeña puesta al fuego con el aceite, cuando esté caliente, añadimos la mezcla de especias Tarka y rehogamos brevemente a fuego medio-alto, removiendo continuamente para que no se quemen, retiramos del fuego y lo añadimos a la olla, con las lentejas, que estarán calientes,
retiramos el chile verde o la guindilla Cayena, añadimos el cilantro o el perejil fresco picado, rectificamos de sal y servimos en un cuenco con las rodajitas de rábano, la cebolla roja picadita, las semillas de sésamo, los granos de pimienta rosa y de mostaza y el aceite de oliva picante por encima.







Notas:

Para hacer el aceite de oliva picante, echamos 1/2 litro de aceite de oliva virgen extra en una botella de cristal, añadimos un puñado de guindilla Cayena entera, tapamos, guardamos la botella y tendremos aceite picante siempre que lo necesitemos.






Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla mediana, 2-3 puerros, 2-3 ramas de apio, 2 zanahorias grandes, 1 chirivía, 1 tomate mediano maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro y medio de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos, dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.












lunes, 11 de enero de 2016

COLES DE BRUSELAS CON ALMENDRAS

 
 
 
 Una receta que nos sirve de guarnición para acompañar carne o pescado a la plancha, o con seitán, si queremos un menú vegetariano, un plato sencillo y nutritivo de coles de Bruselas -cocidas al vapor, de esta forma conserva todo el sabor, la verdura queda entera y con un color más vivo que cocinadas en agua-, que combina muy bien con las almendras tostadas y el aceite de nueces le aporta un sabor dulce que contrasta con el salado de la sal Maldon con pimienta
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 2 personas):
 
250 gramos de coles de Bruselas pequeñas.
 
Un puñado de almendras, peladas y fileteadas.
 
1-2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
1 cucharada sopera de aceite de nueces.
 
Sal Maldon con pimienta -o sal común y pimienta negra recién molida-.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
Cortamos los tallos y retiramos las hojas exteriores lacias o amarillentas de las coles de Bruselas, las lavamos y dejamos en remojo en agua fría con un poco de sal durante 15 minutos.
 
En una olla al vapor, echamos las coles de Bruselas cuando el agua esté hirviendo y dejamos cocer hasta que estén tiernas pero enteras.
 
Mientras, calentamos el aceite de oliva en una sartén pequeña, añadimos las almendras fileteadas y rehogamos hasta que estén doraditas
.
Servimos las coles de Bruselas en una fuente, añadimos las almendras tostadas con su salsa y el aceite de nueces, salpimentamos, removemos con cuidado y servimos enseguida.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 




 
 
 
 
 

viernes, 8 de enero de 2016

LASAÑA DE ROMANESCU Y PUERROS


 
El relleno de esta lasaña no es de carne y salsa de tomate, es de nata agria, huevo y limón, que le aporta un toque ácido y verduras -romanescu, zanahoria y puerro-, cortadas en trozos no demasiado pequeños para que queden al dente









Ingredientes (para 4 personas):
 
300 gramos de romanescu, cortado en ramitos pequeños.
 
250 gramos de zanahorias, peladas y cortadas en dados pequeños.
 
2 puerros, cortados en rodajas.
 
2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

100-125 mililitros de nata agria.

2 huevos, batidos.

Un bote de especias de 5 pimientas o pimienta negra recién molida.
 
Sal.

2 cucharadas soperas de zumo de limón.

1 paquete de lasaña precocida de 200 gramos.

Mantequilla para engrasar el molde.

Para la bechamel:
 
30 gramos de mantequilla.
 
30 gramos de harina de trigo.
 
1/2 litro de leche de vaca.

Macis o nuez moscada recién molida.
 
Sal.
 
Para gratinar:
 
100 gramos de queso parmesano rallado.

Para decorar:

1-2 cucharadas soperas de cebollino fresco picado o la parte verde de una cebolleta, cortada en aritos.

 
 
Preparación:
 
En una sartén echamos el aceite, cuando esté caliente añadimos las verduras y sofreímos sin dejar de remover durante 6-7 minutos, retiramos del fuego y añadimos la nata agria y los huevos, añadimos
sal, un poco de 5 pimientas o pimienta negra, macis o nuez moscada y zumo de limón.

Para hacer la bechamel, fundimos la mantequilla en un cazo, añadimos la harina, removemos con cuidado durante 2 minutos, sin dejar de remover, añadimos la leche poco a poco sin dejar de remover, añadimos sal, un poco de macis o nuez moscada recién molida y dejamos cocer, tapado, durante 20 minutos a fuego lento y removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

Si utilizamos placas de lasaña precocidas las echamos en un cuenco grande con agua caliente durante 10 minutos, pasado este tiempo sacamos las placas del agua y las dejamos escurrir sobre un paño de cocina limpio, pero si utilizamos placas para lasaña de las que hay que cocer previamente, ponemos una olla al fuego con abundante agua, cuando empiece a hervir añadimos sal y echamos las placas de lasaña, dejamos cocer según las indicaciones del fabricante, cuando esté lista enfriamos bajo el agua del grifo y las dejamos escurrir sobre un paño de cocina limpio.

Calentamos el horno a 200º C, calor arriba y abajo.

Engrasamos con mantequilla un molde apto para horno, colocamos 3 láminas de lasaña cocida en el fondo del molde, añadimos un poco de relleno de verduras y colocamos encima otras 3 láminas de lasaña, distribuimos encima otra tanda de verduras y por último, 4 láminas de lasaña, cubrimos con la bechamel y un poco de queso parmesano por encima.

Horneamos la lasaña de 20 a 25 minutos o hasta que la superficie esté dorada, servimos con el cebollino o los aritos de cebolleta por encima.
 
He preparado 2 bandejas de lasaña pequeñas en lugar de una grande.

 
 


 
 
 

Notas:

Le he puesto macis molido en lugar de nuez moscada porque me gusta el sabor que le da a la bechamel, es parecido al de la nuez moscada, pero más pronunciado.