viernes, 26 de febrero de 2016

SOPA DE APIO-NABO (con nueces tostadas y cebollino)

 
Sigo preparando sopas y cremas de verduras casi a diario, en casa nos gustan mucho, estamos acostumbrados a tomarlas desde siempre y con la llegada del frío no faltan nunca en la mesa, hoy he hecho una sopa de apio nabo, exquisita y refinada, las nueces tostadas y el cebollino le aportan sabor y textura, un plato ideal para tomar en la cena
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
500 gramos de apio nabo, pelado y cortado en dados pequeños.
 
2 cucharadas soperas de mantequilla.
 
2 cucharadas soperas de harina de trigo.
 
1/2 litro de leche.
 
1 cucharada sopera de zumo de limón.
 
1 pizca de pimienta blanca recién molida.
 
1 pizca de azúcar moreno de caña integral.
 
Sal.
 
Guarnición:
 
2 cucharadas soperas de nueces, picadas.
 
Cebollino fresco, picado.
 
Un poco de nata especial para montar.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En una olla ponemos el apio nabo y 250 mililitros -1 vaso- de agua, llevamos a ebullición y dejamos cocer tapado durante 20 minutos a fuego lento.
 
Derretimos la mantequilla en una olla, incorporamos la harina removiendo hasta que se dore, añadimos la leche poco a poco y dejamos cocer durante 5 minutos a fuego lento, removiendo con frecuencia, añadimos el caldo de cocción del apio nabo colado.
 
Batimos los trozos de apio nabo cocidos en la batidora para reducir a puré y lo añadimos a la olla con la leche, calentamos a fuego lento y añadimos el zumo de limón, la sal, la pimienta y el azúcar.
 
Tostamos las nueces picadas en una sartén seca -sin aceite-, durante 1 minuto, sin dejar de remover.
 
Batimos la nata para que espese un poco.
 
Servimos la sopa en cuencos individuales, decoramos con una cucharada sopera de nata espesa en el centro, las nueces tostadas y el cebollino picado por encima.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 

 


 
 
 

 
 
 
 

jueves, 25 de febrero de 2016

ENSALADA DE PATATAS LIBANESA


Esta ensalada de patatas y judías verdes, con aderezo de guindilla, cilantro y alcaravea es un plato de la cocina libanesa, hoy toca receta con un toque picante, muy rica y fácil de hacer










 Ingredientes:

500 gramos de patatas nuevas, peladas y cortadas en trozos regulares.

250 gramos de judías verdes redondas, sin puntas y cortadas en diagonal.

Sal.

Para el aderezo:

50 mililitros de aceite de oliva virgen extra.

2 guindillas rojas, sin semillas y cortadas en juliana.

1 diente de ajo, pelado y machacado en el mortero.

2 cucharadas soperas de cilantro fresco, picado.

1 cucharada sopera de vinagre de vino tinto.

1/2 cucharadita de las de té de alcaravea.











Preparación:

En una olla puesta al fuego con agua y una pizca de sal, cuando empiece a hervir añadimos las patatas y dejamos cocer durante 20 minutos o hasta que estén tiernas, pero consistentes, dejamos escurrir y reservamos.

En una olla puesta al fuego con agua y una pizca de sal, cuando empiece a hervir añadimos las judías y dejamos cocer hasta que estén al dente, unos 10 minutos o dependiendo de la dureza de la judía, escurrimos y reservamos.

Preparamos el aderezo, echamos todos los ingredientes en un cuenco y batimos durante 2 minutos con tenedor hasta que estén bien mezclados.

En una fuente honda ponemos las patatas y las judías verdes, pueden estar templadas o frías porque esta ensalada la podemos tomar de ambas formas, añadimos el aderezo, no más de 5 minutos antes de servirla o de lo contrario, se desteñirá.

Servimos enseguida.








 









 













lunes, 22 de febrero de 2016

SOPA DE COL RIZADA CON ALBÓNDIGAS DE JAMÓN

 
 
Una sopa sustanciosa que se prepara con caldo de jamón, col rizada, patatas y zanahorias, acompañada de unas albóndigas -hechas con jamón serrano, jamón cocido, cebolla, pan rallado, huevo, aceite de oliva y crema de leche-, una receta fácil aunque un poco elaborada, pero merece la pena porque está muy rica
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
Para el caldo de jamón:
 
200 gramos de huesos de jamón.
 
6 granos de pimienta blanca.
 
1 puerro pequeño, lavado y troceado.
 
1 rama de apio, lavada y troceada.
 
Para la sopa:
 
500 gramos de patatas.
 
350 gramos de zanahorias.
 
750 gramos de col rizada.
 
Pimienta negra recién molida.
 
Nuez moscada recién rallada.

Sal.
 
Para las albóndigas de jamón:
 
200 gramos de jamón cocido de calidad.
 
100 gramos de jamón serrano.
 
1 cebolla pequeña, pelada.
 
1 huevo, batido.
 
1 cucharada sopera de crema de leche.
 
1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
 
4 cucharadas soperas de pan rallado.

Pimienta negra recién molida.
 
Para decorar:
 
2 cucharadas soperas de perejil fresco picado.
 
 
 
 
 



 
 
 
Preparación:
 
Lavamos los huesos de jamón.

Ponemos una olla en el fuego con un litro y medio de agua, añadimos los huesos de jamón, los granos de pimienta, el apio, el puerro y dejamos cocer a fuego lento durante 40 minutos.
 
Pelamos las patatas, lavamos bien y troceamos.

Pelamos, lavamos y cortamos las zanahorias en rodajas finas.

Partimos la col por la mitad, quitamos el tronco, cortamos las hojas en tiras, lavamos bien y dejamos escurrir.

Cuando esté listo el caldo lo colamos y dejamos de nuevo en la olla, añadimos las hortalizas -patatas, zanahorias y col-, dejamos cocer durante 20 minutos a fuego lento.

Mientras preparamos las albóndigas de jamón, picamos por separado el jamón cocido, el jamón serrano y la cebolla en la picadora, hasta que tengan una textura muy fina.

En un cuenco ponemos jamón cocido, jamón serrano y cebolla picados, añadimos huevo batido, crema de leche, aceite de oliva, pan rallado y un poco de pimienta negra,  mezclamos bien hasta obtener una masa homogénea.

Formamos albóndigas con la masa, las añadimos a un cazo con agua hirviendo ligeramente y dejamos cocer durante 10 minutos.

Condimentamos la sopa con sal, pimienta y nuez moscada a nuestro gusto.

Servimos la sopa con las albóndigas y un poco de perejil picado por encima.



 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


miércoles, 17 de febrero de 2016

SOPA DE COLINABO (con garbanzos y harina de espelta)

 
  
 El colinabo, los garbanzos y la harina integral de espelta aportan muy buen sabor a esta sopa sustanciosa, ideal para los días de frío como hoy, las temperaturas han bajado de golpe porque no ha hecho nada de frío en todo lo que llevamos de invierno y creo que el buen tiempo se ha acabado de momento, toca abrigarse.
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
400 gramos de colinabo fresco, pelado y muy picadito en la picadora o a cuchillo.
 
1 patata pequeña, pelada y picadita.
 
1 litro de caldo de verduras.
 
250 mililitros de leche.
 
60 gramos de harina integral de espelta.
 
2-3 cucharadas soperas de garbanzos cocidos -mejor de los pequeños y que estén muy tiernos-.
 
 Sal y pimienta negra recién molida.
 
Macis o nuez moscada recién rallada.
 
2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
Para decorar:
 
5 pimientas molidas y semillas de sésamo.
 
 

 
 
 
 
 
Preparación:
 
Cocemos el colinabo y la patata con el caldo de verduras durante 10 minutos a fuego medio.
 
Mezclamos la leche con la harina integral de espelta hasta obtener una pasta uniforme y se la añadimos a la sopa, añadimos los garbanzos y dejamos cocer un punto por debajo de ebullición, durante 5 minutos y con la olla tapada.
 
Condimentamos la sopa con sal, pimienta negra y macis o nuez moscada a nuestro gusto.
 
Retiramos del fuego y servimos en cuencos individuales con un hilito de aceite virgen extra o la mantequilla, un poco de 5 pimientas y las semillas de sésamo por encima.
 
 
 
 
 
 


Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Colinabos
 
 
 
 
 

 
 

 
 
 


 
 




martes, 16 de febrero de 2016

HUÂ-SHENG-YIANG (dip de cacahuetes chino)




Esta receta de la cocina china consiste en una salsa espesa, parecida al hummus de garbanzos de la cocina libanesa, sus ingredientes principales son cacahuetes y requesón, además lleva vino de arroz -lo he sustituido por Jerez seco-, salsa de soja, pimienta Sichuan -le aporta su característico sabor- y aceite de chile, suelo tener siempre una botella pequeña de cristal con aceite de oliva virgen extra con un poco de chile en trozos dentro, otra igual pero con guindillas enteras y sirve para darle un toque picante a numerosos platos, especialmente a las pizzas







Ingredientes:

6 cucharadas soperas de cacahuetes, pelados y sin piel.

3 cucharadas soperas de requesón de calidad.

2 cucharadas soperas de vino de arroz o 1 cucharada de Jerez seco.

1 cucharada sopera de salsa de soja.

Unas gotas de aceite de chile.

5 granos de pimienta Sichuan.

Para decorar:

Un hilito de aceite de oliva virgen extra.

2-3 cacahuetes.

Cebollino fresco picado.







Preparación:

En el vaso de la batidora echamos todos los ingredientes, batimos hasta reducir a una pasta espesa.

Servimos la salsa de cacahuetes en un cuenco, decoramos con el aceite, los cacahuetes y el cebollino.

El dip de cacahuetes es ideal para tomar con carne a la parrilla y platos de ave o como lo he preparado en esta ocasión, para una comida informal con distintos aperitivos.





 Pimienta Sichuan
 
















lunes, 15 de febrero de 2016

SHÁNG-HAÍ-SHÂ-LÂ (ensalada china Shanghái)



Me encanta la ensalada Shanghái, se prepara con fideos chinos, verduras -zanahoria, pepino y apio-, jamón serrano, gambas y tortilla, lleva una vinagreta hecha con vinagre de arroz, azúcar, zumo de limón, salsa de soja, mostaza picante, aceite de sésamo y granos de pimienta verde, la combinación de jamón serrano y gambas de esta receta puede parecer rara, pero la verdad es que queda un plato muy rico, completo y que sacia bastante
Ingredientes (para 4 personas):
120 gramos de zanahorias, peladas y cortadas en tiras largas y finas.
1 pepino, pelado y sin las pepitas del centro, cortado en tiras largas y finas.
200 gramos de tallo de apio verde, cortado en tiras largas y finas.
100 gramos de jamón serrano, cortado en tiras largas y finas.
50 gramos de fideos chinos.
2 huevos, separando claras y yemas.
1 cucharada sopera de aceite de sésamo o de girasol.
100 gramos de gambas peladas.
Sal.
Para la salsa vinagreta:
2 cucharadas soperas de vinagre de arroz o de manzana.
1 cucharada sopera de zumo de limón.
3 cucharadas soperas de salsa de soja.
1 cucharada sopera de azúcar integral de caña.
1 cucharadita -de las de café- de aceite de sésamo o de girasol.
1 cucharadita -de las de café- de mostaza picante.
1 cucharadita -de las de café- de granos de pimienta verde.
Preparación:
En una olla con agua puesta al fuego, cuando empiece a hervir vertemos los fideos chinos, retiramos del fuego y dejamos en el agua el tiempo que indique el fabricante en el paquete, los que he utilizado necesitan 5 minutos, pasado este tiempo pasamos por agua fría, escurrimos, cortamos en trozos y reservamos.
Batimos por separado las claras y las yemas, echamos una cucharada de aceite en la sartén, cuando esté caliente hacemos una crepe con las yemas y otra con las claras, cortamos en tiras largas y finas, reservamos.
Cocemos las gambas peladas durante unos minutos en un cazo con agua salada hirviendo, retiramos del fuego, enfriamos bajo el agua del grifo, escurrimos y reservamos.
 Mezclamos los fideos con las verduras y colocamos en una fuente plana, distribuimos el jamón serrano y las tiras de huevo y colocamos las gambas en el centro de la ensalada.
En un cuenco echamos todos los ingredientes para hacer la salsa vinagreta, mezclamos bien, aliñamos la ensalada con ella y servimos.


















jueves, 11 de febrero de 2016

ÑOQUIS DE ESPINACAS Y REQUESÓN



Estos ñoquis de espinacas y requesón son de los más ricos que he probado, lleva almendra molida, huevos y parmesano, un plato de la cocina italiana que sacia bastante, nos aporta nutrientes de gran valor y hará las delicias de los más pequeños porque tiene un sabor suave y agradable










Ingredientes (para 4 personas):

425 gramos de espinacas frescas.

200 gramos de requesón.

2 huevos.

150 gramos de queso parmesano rallado.

75 gramos de harina de trigo.

75-100 gramos de almendra molida.

Sal.

Pimienta negra recién molida.

Macis molida o nuez moscada recién rallada.

3 cucharadas soperas de almendras laminadas.

50 gramos de mantequilla.










Preparación:

Limpiamos y lavamos las espinacas.

En una olla con agua hirviendo, echamos las espinacas y las dejamos cocer durante 1 minuto, las sacamos del agua y las ponemos en un cuenco con agua fría para cortar la cocción, dejamos escurrir en un colador grande, después ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de líquido, picamos finamente y reservamos.

Mezclamos en un cuenco el requesón, las espinacas, los huevos y 100 gramos de queso parmesano rallado, añadimos 75 gramos de harina y 75 gramos de almendra molida, salpimentamos, añadimos macis o nuez moscada a nuestro gusto y removemos hasta formar una masa homogénea.


Ponemos una olla grande de agua con sal en el fuego, cuando empiece a hervir iremos echando los ñoquis.

Preparamos un ñoqui de prueba, para darle forma utilizaremos dos cucharas soperas bien húmedas, dejamos que hierva en el agua durante 5 minutos hasta que esté bien hecho, si se deshace el ñoqui es que la masa necesita más harina de almendra, iremos añadiendo hasta que tengamos la consistencia deseada.

Después de probar que la densidad de la masa es la adecuada, hervimos los ñoquis -5 minutos cada unidad-, suelo cocer tandas pequeñas cada vez, voy sacando unos y echando otros, así evitamos que el agua se enfríe.

 Con una espumadera vamos sacando los ñoquis del agua y vamos colocándolos -bien escurridos- en fila sobre una fuente de horno grande o 2 medianas.

Precalentamos el grill del horno a 200º C.

Distribuimos la almendra laminada por encima de los ñoquis, colocamos un poco de mantequilla sobre cada uno y gratinamos unos 5 minutos o hasta que las almendras adquieran un color dorado.

Retiramos del horno, espolvoreamos con el resto de queso parmesano por encima y servimos enseguida.






















miércoles, 10 de febrero de 2016

ARROZ CON LECHE (con tomillo limón y chocolate blanco)



Este es el clásico arroz con leche, pero le he puesto tomillo limón en lugar de cáscara de limón, esta variedad de tomillo desprende un ligero olor a limón y le aporta un sabor muy agradable, lleva un poco de sirope de Agave en lugar de los 150 gramos de azúcar de la receta original y lo he acompañado con chocolate blanco que le va muy bien










Ingredientes:

1 litro de leche.

100 gramos de arroz de grano corto.

2 cucharadas soperas de sirope de Agave.

1 palito de canela en rama -de unos 7-8 centímetros más o menos-.

2 ramas pequeñas de tomillo limón -la cantidad que he puesto es la que se ve en la foto-.

Chocolate blanco cortado en trozos pequeños.

Bolitas de colores de azúcar.











Preparación:

En una olla de fondo grueso puesta al fuego, vertemos la leche, añadimos el arroz, el sirope de Agave, la canela y el tomillo limón, llevamos a ebullición a fuego fuerte, después bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer a fuego lento durante 1 hora, removiendo de vez en cuando para que el arroz vaya soltando el almidón.

Pasado el tiempo, retiramos del fuego, quitamos el palito de canela y si queda algún trozo de tomillo limón.

Servimos en cuencos individuales, con el chocolate blanco y las bolitas de azúcar por encima.








Tomillo limón









Planta de tomillo limón






















lunes, 8 de febrero de 2016

EMPANADA DE POLLO Y PLÁTANO AL CURRY


 
 Hoy receta de aprovechamiento, con pollo cocido, unas cuantas espinacas Baby y un manojo pequeño de ajetes que tenía en casa he preparado una empanada, además lleva un poco de jengibre, plátano y Curry, ha salido muy rica
 

 
 
 
 




Ingredientes:

1 paquete de masa para empanada.

300 gramos de pollo cocido, troceado.

2 cucharadas de aceite de nueces o aceite de oliva virgen extra.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

6-7 cebolletas, peladas y cortadas en rodajas.
 
1 manojo de ajetes -solo la parte blanca-, cortados en rodajas.

1 trozo de raíz de jengibre de 1 centímetro, pelado y picadito.

1 cucharadita (de las de café) de Curry en polvo de calidad.

1/4 de plátano, picado.

1 puñado de espinacas Baby frescas, lavadas y muy picaditas.
 
1 pizca de pimienta Cayena molida.

 Sal y pimienta negra recién molida.

1 huevo batido para pintar la superficie de la masa.










Preparación:

En una sartén puesta al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo y las cebolletas, rehogamos unos minutos y añadimos los ajetes y el jengibre, rehogamos hasta que toda la verdura esté bien pochada, añadimos el Curry, el plátano y las espinacas, rehogamos 2-3 minutos y retiramos del fuego, añadimos el pollo troceado, la pimienta Cayena molida, salpimentamos, removemos con cuidado para mezclar todos los ingredientes y dejamos enfriar un poco.

Precalentamos el horno a 200º C, calor arriba y abajo.

Extendemos la masa de empanada, pinchamos la superficie con un tenedor, ponemos el relleno en la mitad de la masa, extendemos el relleno y cubrimos con la masa, cerrándola con cuidado, presionando con los dedos o con ayuda de un tenedor,  hacemos un agujero en el centro de la empanada -para que salga el vapor durante la cocción-, si queremos, podemos cortar un trozo muy pequeño de masa de la esquina, le enrollamos formando un circulo y la colocamos alrededor del agujero, como se aprecia en la foto.

Pintamos la superficie de la empanada con huevo batido y horneamos durante 35-40 minutos o hasta que esté dorada.

Retiramos del horno y servimos cortada en porciones.
 
 



 
 

 
 
 


 
 














viernes, 5 de febrero de 2016

CREMA DE CALABAZA, CALABACÍN Y JENGIBRE

 
 
 
 Suelo preparar a menudo crema de verduras, esta es de calabaza y calabacín, la albahaca y el jengibre le aportan sabor y acompañado de pescado o pollo a la plancha nos sirve para una cena ligera, con un importante aporte nutricional
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
1 calabacín grande, pelado y troceado.
 
500 gramos de calabaza, pelada y troceada.
 
1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.
 
1 cebolla, pelada y picadita.
 
1 diente de ajo, pelado y picadito.
 
1 trozo -de unos 2 centímetros- de raíz de jengibre, pelado y picadito.
 
Caldo de verduras.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Para guarnición:
 
Semillas de calabaza, de chía y albahaca fresca picadita.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En una olla puesta al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo y la cebolla, rehogamos unos minutos hasta que la cebolla esté transparente, añadimos el jengibre y la calabaza, rehogamos 2-3 minutos, añadimos el calabacín, rehogamos 2 minutos más y añadimos el caldo de verduras -cubrimos un dedo por encima de las verduras-, salpimentamos y dejamos cocer unos 20
minutos o hasta que la verdura esté tierna.
 
Reducimos a puré con la batidora y pasamos por el colador chino, calentamos a fuego lento y servimos en un cuenco con las semillas de calabaza, de chía y la albahaca fresca picadita.
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 

Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 





 
 


 
 

 
 
 
 
 
 

lunes, 1 de febrero de 2016

NACHOS GRATINADOS (con ternera, guacamole y verduras)




Esta receta suelo hacerla a menudo porque es un plato completo, fácil de preparar y está buenísimo, colocamos unos nachos en una bandeja de horno, cubrimos con carne de ternera rehogada con especias mexicanas, queso mozzarella, gratinamos y servimos con guacamole y verdura picada por encima, si necesitas la receta del guacamole, la tienes aquí.











Ingredientes:

125 gramos de Nachos ecológicos, de la marca Gutbio, de venta en Aldi o de la marca que más nos gusten.

300 gramos de carne de ternera -sin grasa-, picada.

2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

150 gramos de queso mozzarella rallado.

2 cucharaditas -de las de café- de preparado de especias mexicanas para quesadillas.

Pimienta Cayena molida al gusto.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para acompañar:

Guacamole.

1 tomate pequeño.

1/2 cebolla morada.

1 pimiento verde pequeño.

2 pimientos dulces pequeños: 1 rojo y 1 amarillo. 

Maíz cocido -opcional-.











Preparación:

En una sartén puesta al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo, rehogamos brevemente y añadimos la carne de ternera picada, rehogamos hasta que esté cocinada -no demasiado porque luego va al horno y se termina de hacer bien-, añadimos 1 cucharadita de especias para quesadillas, pimienta Cayena molida al gusto, salpimentamos, mezclamos y retiramos del fuego.

Preparamos el guacamole, lo colocamos en un cuenco, ponemos el hueso del aguacate en contacto con el guacamole para que no se oxide y guardamos en el frigorífico.

Lavamos y picamos toda la verdura, en trozos pequeños y del mismo tamaño.

Precalentamos el horno a 200º C, posición grill.

En un cuenco mezclamos el queso rallado y 1 cucharadita de especias para quesadillas.

En una bandeja de horno distribuimos los nachos por toda la base -no es necesario poner aceite-, añadimos la ternera rehogada sobre los nachos y esparcimos el queso rallado por encima.

Gratinamos hasta que el queso se haya fundido y la superficie esté dorada.

Retiramos del horno y servimos los nachos con el guacamole y las verduras picadas por encima.











 Notas:

 Suelo poner poca carne y mucha verdura, pero admite más cantidad de carne y de queso y menos verdura, según sean nuestras preferencias.