jueves, 31 de marzo de 2016

BANDH GOBI KOFTA (albóndigas de col al estilo hindú)



Entre mis apuntes de cocina tengo esta receta vegetariana, un plato de la cocina hindú, albóndigas de col china, con harina de garbanzos y especias, acompañadas de salsa de tomate, aunque puede parecer una combinación de ingredientes un poco rara, la verdad es que están buenísimas, no saben a col porque su sabor queda camuflado por la harina y las especias







Ingredientes:

1/2 col china o 1 col rizada mediana, picadita.

1 cebolla pequeña, pelada y picadita.

1 diente de ajo, pelado y picadito.

1 trozo -de unos 2,5 x 2,5 centímetros- de raíz de jengibre, pelada y picadita.

1 cucharadita -de las de café- de perejil fresco, picadito.

1 cucharadita -de las de café- de cilantro fresco, picadito.

1 cucharadita de cúrcuma.

1/2 cucharadita -de las de té- de semillas de cilantro, machacadas en el mortero.

1/2 cucharadita -de las de té- de semillas de alholvas o fenogreco molidas.

150 gramos de harina de garbanzos aproximadamente.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para freír las albóndigas:

Harina de garbanzos y aceite de girasol.  

Para acompañar:

 Salsa de tomate casera.







Preparación:

He utilizado la picadora para picar la verdura, el perejil, el cilantro y el jengibre, si no disponemos de ella, picaremos todo a cuchillo lo más finito posible.

Lo primero que he picado ha sido la col, por tandas, con poca cantidad de col en cada tanda para que quede bien picadita, luego la he dejado un rato en un colador grande para que suelte el líquido y con las manos, vamos apretando un poco hacia abajo para que quede bien escurrida.

He picado la cebolla, el ajo, el jengibre, el perejil y el cilantro, todo de una vez.

 En un cuenco grande echamos la col y la cebolla picada con el resto de ingredientes, mezclamos con la ayuda de un tenedor, añadimos la cúrcuma, las semillas de cilantro y la de fenogreco, la sal, la pimienta y un poco de harina de garbanzos, mezclamos y añadimos más harina de garbanzos, necesitamos más o menos cantidad de harina dependiendo de la humedad que tenga la col, según lo exprimida que esté, cuando la masa se pueda manejar bien con las manos no añadiremos más, tendremos cuidado de no pasarnos porque pasado un ratito la masa estará más espesa que al principio.

Ponemos una sartén al fuego para que se vaya calentando, mientras formamos las albóndigas y las rebozamos en la harina de garbanzos.

Cuando el aceite esté bien caliente freímos las albóndigas en tandas pequeñas, moviendo de vez en cuando para que se hagan igual por todos los lados, cuando estén doraditas vamos retirando a una fuente con papel absorbente. 

Estas albóndigas absorben mucho líquido, por lo tanto, las dejaremos en la salsa de tomate el tiempo justo de calentar y servir.







Notas:

La receta original lleva salsa de tomate picante, si queremos, añadiremos a la salsa de tomate un poco de pimienta Cayena molida, 1 cucharadita de pimentón de la Vera y 1 cucharadita de Curry en polvo.




 Semillas de alhovas o fenogreco

















lunes, 28 de marzo de 2016

CREMA DE REQUESÓN DE LECHE DE CABRA

 
 
 
El requesón que vamos a utilizar en esta receta se elabora con leche de cabra, un producto de excelente calidad que fabrica la empresa malagueña La hortelana, para mí el mejor que venden en la zona donde vivo, es cremoso y con un sabor muy agradable, esta crema se prepara añadiendo un poco de agua y azúcar glacé al requesón, batimos igual que si estuviéramos montando nata, espolvoreamos con canela molida y tomamos bien fría, muy fácil de hacer y con un resultado buenísimo





 



Ingredientes (para 4 personas):

1 tarrina de requesón de leche de cabra de 300 gramos.

100 mililitros de agua mineral aproximadamente.

2 - 3 cucharadas soperas de azúcar glacé.

Canela molida o cacao puro en polvo para espolvorear.

Mini galletas para decorar.








 
Preparación:

Ponemos en el vaso de la batidora el requesón, un poco de agua y el azúcar glacé, trituramos y vamos añadiendo el agua poco a poco, según veamos la consistencia que va adquiriendo la crema, batimos el tiempo suficiente para que quede cremosa y servimos en cuencos individuales, guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

Tomar la crema de requesón muy fría, con un poco de canela molida espolvoreada por encima y
decorada con 2 - 3 mini galletas.





 



Notas:

Podemos sustituir el azúcar glacé por azúcar blanquilla, pero tendremos que batir muy bien para que el granulado del azúcar se disuelva bien y no se note después al comerlo.

He utilizado 2 cucharadas de azúcar, pero admite más cantidad para la crema resulte más dulce.

Utilizo agua mineral al hacer este postre para no alterar el sabor de la leche de cabra del requesón.




 
 






 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


jueves, 24 de marzo de 2016

ROLLITO DE JAMÓN SERRANO CON MERMELADA DE TOMATE


Con un hojaldre cuadrado he preparado 3 rollos de jamón serrano con mermelada de tomate, sal trufada y pimienta Sichuan, le aportan un sabor diferente, en su defecto podemos utilizar pimienta negra y sal común, hay que utilizar muy poca cantidad de mermelada, para que su sabor no predomine sobre los demás ingredientes, las lonchas de jamón serrano tienen que ser muy finas







Ingredientes:

1 masa de hojaldre cuadrada.

Jamón serrano en lonchas muy finas.

Mermelada de tomate.

Sal trufada.

Pimienta Sichuan.

Huevo batido para pintar la superficie.







Preparación:

Encendemos el horno a 200º C, calor arriba y abajo.

Extendemos la masa de hojaldre, pinchamos la superficie con un tenedor y cortamos en 3 trozos iguales con ayuda de un corta-pizzas o tijeras de cocina.

Con una cuchara extendemos sobre los hojaldres un poco de mermelada, por toda la base, muy poca cantidad y repartida por igual, para que no tenga más mermelada unas zonas que otras.

Esparcimos sal y pimienta a nuestro gusto sobre la mermelada.

Vamos colocando lonchas de jamón serrano, una al lado de otra, hasta cubrir toda la superficie.

Enrollamos cada masa sobre sí misma, como si se tratara de un brazo de gitano.

Colocamos los rollos sobre una placa de horno, con papel para hornear debajo y pintamos la superficie con huevo batido.

Horneamos durante 20 minutos o hasta que los rollos tengan la superficie de color dorado y listo.














miércoles, 23 de marzo de 2016

CREMA DE ALCACHOFAS CON PEREJIL

 
 
 Esta crema de alcachofas la vi en el blog portafoglioadieta, de las más ricas que he probado y eso que llevo preparadas distintas recetas de crema con alcachofas, el perejil le aporta sabor y un montón de vitaminas y minerales

 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes (para 2 personas):
 
5 alcachofas pequeñas o 2 grandes, con las hojas exteriores quitadas, sin los "pelillos" de la parte central y cortadas en trozos.
 
200 gramos de patatas rojas, peladas y troceadas.
 
1 cebolla pequeña, pelada y troceada.
 
1 diente de ajo, pelado, sin la semilla interior y picado.
 
3 - 4 cucharadas soperas de perejil fresco, picado.
 
2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
 
Algo más de 1/2 litro de caldo de verduras.
 
Sal y pimienta negra recién molida.
 
Para acompañar:
 
Huevo cocido picado o costrones de pan frito.
 
 
  
 
 
 
 
 
 
Preparación:
 
En una olla con el aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos el ajo y la cebolla, rehogamos 3 - 4 minutos a fuego lento, añadimos las alcachofas y las patatas y rehogamos unos minutos, hasta que tomen algo de color las verduras, añadimos el caldo de verduras y dejamos cocer a fuego lento 20 - 25 minutos o hasta que las alcachofas estén tiernas, retiramos del fuego, añadimos el perejil y reducimos a puré con la batidora, pasamos por el colador chino y volvemos a verter la crema en la olla, salpimentamos y calentamos a fuego lento.
 
Servimos la crema en cuencos individuales con el huevo cocido picado o con costrones de pan.
 
 
 
 

 
 

Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.
 
Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
 
 
 

 
 
 

 
 
 
 
 
 
 

martes, 22 de marzo de 2016

VERDURAS AL CURRY ROJO TAILANDÉS



Esta receta de verduras al curry rojo es apta para vegetarianos, lo he acompañado con arroz blanco y arroz salvaje, este plato de la cocina tailandesa lleva hojas de lima kaffir y brotes de bambú, aunque en esta ocasión no le he puesto ninguno de los dos ingredientes, las hojas de lima no las he encontrado por ninguna parte y los brotes de bambú no nos gustan demasiado y quería utilizar solo verdura fresca








Ingredientes:

500 mililitros de leche de coco.

125 mililitros de agua.

2 cucharadas soperas de pasta de curry rojo.

1 cebolla mediana, pelada y troceada.

1 trozo de guindilla verde, sin semillas.

1 trozo de unos 2 centímetros de raíz de galanga fresca. 

1 trozo de unos 2 centímetros de hierba limón.

1 patata mediana, pelada y picada en trozos regulares.

1 zanahoria grande, pelada y cortada en trozos regulares.

100 gramos de calabaza, pelada y picada en trozos regulares,

100 gramos de judías verdes, con las puntas quitadas y cortadas en trozos pequeños.

100 gramos de brócoli, separado en ramitas.

1 pimiento rojo pequeño o 1/2 grande, picado en trozos regulares.

Un puñado de guisantes frescos, sin las vainas y que pesen unos 100 gramos.

2 cucharadas soperas de hojas de albahaca fresca, picadas.

2 cucharadas soperas de salsa de pescado.

2 cucharadas soperas de zumo de lima fresca.

3 cucharaditas de las de café de azúcar moreno de caña integral.

Sal al gusto.

Para acompañar:

Un tazón de arroz blanco con arroz salvaje cocido.








Preparación:

En la picadora ponemos la cebolla troceada, el trozo de guindilla verde, la galanga y la citronela, trituramos hasta reducir a una pasta.

Ponemos en el wok la leche de coco, el agua y la pasta de curry rojo, mezclamos y llevamos a ebullición, removiendo de vez en cuando, añadimos la pasta de cebolla y dejamos cocer durante 3 minutos, añadimos la patata, la zanahoria y la calabaza y dejamos cocer a fuego medio durante 8 minutos o hasta que las verduras estén casi hechas.

Añadimos las judías verdes, el brócoli, el pimiento rojo y los guisantes y dejamos cocer durante 5 minutos a fuego lento.

Si el curry ha espesado demasiado añadiremos 1/2 vaso de agua.

Añadimos la albahaca picada, la salsa de pescado, el zumo de lima, el azúcar y la sal, dejamos hervir 2 - 3 minutos.

Servimos las verduras al curry rojo con arroz blanco y arroz salvaje cocido.

Si acompañamos este plato con unas brochetas de pollo a la plancha tendremos una comida completa.

Las verduras deben quedar enteras, al dente.








Notas:

Puedes comprar la pasta de curry rojo envasada -la venden en grandes superficies, en la sección de productos internacionales o en tiendas especializadas-, también puedes hacerla casera si dispones de los ingredientes, la diferencia se nota en el resultado final del plato.

Ingredientes (pasta de curry rojo):

15 gramos de guindilla seca, sin semillas.

15 gramos de gambas secas.

3 chalotes o una cebolla pequeña, picadita.

15 ml. -1 cucharada sopera- de raíz fresca de jengibre rallada.

15 ml. -1 cucharada sopera- de ajo picadito.

5 ml. -1 cucharadita de las de té- de granos de pimienta negra.

5 ml. -1 cucharadita de las de té- de semillas de cilantro molido.

5 ml. -1 cucharadita de las de té- de comino molido.

15ml. -1 cucharada sopera- de cilantro fresco picado, incluyendo hojas y tallo.

5 ml. -1 cucharadita de las de té de hierba de limón molida o 1 cucharada sopera de corteza de limón picada-.

2 cucharadas soperas de zumo de limón.

Preparación:

 Remojamos las guindillas y las gambas secas en agua caliente que las cubra hasta que estén tiernas, unos 20 minutos.

Pasado este tiempo ponemos en el vaso de la batidora las guindillas, las gambas y el líquido del remojo con el resto de ingredientes, batimos hasta reducir a una pasta espesa, añadimos más zumo de limón si hace falta.







Galanga, raíz de la familia del jengibre





                                            Hierba limón, lemon grass o citronela                                     



















domingo, 20 de marzo de 2016

SCARPAZZA (tarta milanesa de espinacas)



La scarpazza es una receta típica de Milán, podemos decir que se trata de una tortilla de espinacas enriquecida con bechamel, queso parmesano, almendras, piñones, pasas sultanas y especias, va horneada y se suele acompañar con salsa de tomate casera, un plato de la cocina italiana muy nutritivo que hará las delicias de los peques de la casa






Ingredientes (para 6 personas):

 1 kilo de espinacas frescas, cocidas y enfriadas o 1/2 kilo de espinacas congeladas, descongeladas.

50 gramos de pan duro, sin corteza.

500 mililitros de leche.

75 gramos de mantequilla.

40 gramos de harina de trigo.

3 huevos.

25 gramos de almendras sin piel, picadas.

25 gramos de piñones, picados.

25 gramos de galletas, desmenuzadas.

25 gramos de pasas sultanas.

1/2 cucharadita (de las de té) de canela molida.

1/2 cucharadita (de las de té) de semillas de anises.

2 cucharadas soperas de queso parmesano rallado muy fino.

Sal y pimienta negra recién molida.

Papel de horno para forrar el molde.

Aceite.

Mantequilla.

Para acompañar:

Salsa de tomate casera.






Preparación:

Remojamos el pan duro en la leche durante 30 minutos, aplastamos con un tenedor y trituramos en la batidora.

En un cazo derretimos la mantequilla a fuego lento, añadimos la harina y removemos durante 2 minutos, añadimos la leche con el pan y dejamos cocer durante 5 minutos.

Exprimimos todo el agua de las espinacas, las añadimos al cazo y removemos durante 1 minuto, retiramos del fuego, ponemos la mezcla en un cuenco y dejamos enfriar.

Encendemos el horno a 200 grados, calor arriba y abajo.

Batimos los huevos ligeramente y añadimos, removiendo, sobre la mezcla de espinacas, añadimos el resto de ingredientes -almendras, piñones, galletas, pasas, canela, anises, queso parmesano, sal y pimienta negra-, mezclamos bien y rectificamos de sal.

Forramos un molde metálico de tartaleta de 24 cm. con papel de hornear y engrasamos bien con aceite, vamos poniendo la mezcla en el molde con una cuchara, ponemos unos trocitos de mantequilla por encima y horneamos durante 45 minutos o 1 hora o hasta que la superficie esté tostada, retiramos del horno y dejamos enfriar.

Desmoldamos la tarta de espinacas y servimos a temperatura ambiente acompañada de la salsa de tomate casera.































miércoles, 16 de marzo de 2016

SALSA PESTO DE NUECES


  
Este receta de pesto con nueces la he visto en el blog de la zuccheriera, se prepara con nueces en lugar de piñones, perejil en vez de albahaca y a diferencia del otro lleva un poco de apio y pimienta negra, el resto de ingredientes son los mismos para las dos salsas: queso parmesano, ajo, aceite de oliva y sal, una receta que no hay que calentar en el fuego porque se añade directamente a la pasta caliente, si quieres ver la receta de pesto con piñones la tienes aquí









Ingredientes:

80 gramos de nueces peladas.

1 rama de apio pequeña, sin hebras y picado.

1 diente de ajo pequeño, pelado y picado.

50 gramos de queso Parmesano recién rallado.

Un manojo pequeño de perejil fresco, picado.

3 - 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Sal y pimienta negra recién molida.









Preparación:

En un cazo pequeño con agua puesto al fuego, cuando empiece a hervir añadimos el apio y dejamos cocer durante 3 minutos, retiramos del fuego, escurrimos y dejamos enfriar.

En el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes juntos: apio, nueces, ajo, parmesano, perejil, sal, pimienta y aceite de oliva, batimos hasta conseguir una crema homogénea, debe quedar con una textura no demasiado fina y lista para servir.





















martes, 15 de marzo de 2016

SOPA MARROQUÍ DE ZANAHORIAS



Es la primera vez que preparo esta sopa de la gastronomía marroquí, esta hecha con gallina, zanahorias, puerro, tomate, cebolla y con un toque de curry y zumo de limón, tiene un sabor suave, la textura aterciopelada y un intenso color naranja, una receta fácil de hacer que resulta deliciosa







  

Ingredientes:

1 pechuga de gallina sin la piel y que pese 500 gramos aproximadamente.

2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

500 gramos de zanahorias, peladas y cortadas en dados pequeños.

1 puerro, pelado y cortado en rodajas finas.

2 tomates maduros, sin piel ni semillas y cortado en dados pequeños.

1 cucharada sopera de tomate concentrado.

1 cucharadita (de las de café) de harina de maíz "maizena".

1 cucharadita (de las de café) de curry en polvo.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 pizca de azúcar moreno de caña.

El zumo de 1 limón.

Para decorar:

1 zanahoria mediana, pelada y cortada en diagonal.

Cebollino fresco, picado.









Preparación:

En una olla echamos 1 litro y 1/4 de agua, añadimos la pechuga de gallina y las 2 cucharadas de aceite, dejamos cocer con la olla destapada durante 20 minutos a fuego lento, añadimos las zanahorias y el puerro al caldo y dejamos cocer otros 20 minutos.

Añadimos los tomates troceados al caldo y dejamos cocer todo junto 5 minutos, retiramos la olla del fuego, sacamos la pechuga de gallina, dejamos enfriar un poco el caldo y reducimos a puré con la batidora, pasamos por el colador chino para quitar los grumos que pueda tener y calentamos la sopa a fuego lento en la olla.

En un cuenco ponemos el concentrado de tomate, la maizena y un poco de agua, mezclamos bien y lo incorporamos a la sopa junto con el curry, la sal, la pimienta, el azúcar y el zumo de limón, dejamos hervir y mantenemos caliente, por último, añadimos la carne de gallina desmenuzada en tiras a la sopa.

 Servimos bien caliente en cuencos individuales con las rodajas de zanahoria -cocidas previamente durante unos minutos hasta que estén al dente y enfriadas en agua fría para detener la cocción-, añadimos el cebollino fresco picado por encima.
































lunes, 14 de marzo de 2016

TORTILLA DE HORTALIZAS CON CHORIZO IBÉRICO


 
 
La clásica tortilla de patatas, pero con poca patata y muchas hortalizas que le aportan sabor y frescura, lleva ajo, cebolleta, ajete, cebollino, pimiento rojo y pimiento verde, le he añadido un chorizo ibérico de Jabugo, picadito y salteado previamente, ha salido muy rica

 
 
 
 
 
 
 
Ingredientes:
 
2 patatas medianas, peladas y cortadas en dados pequeños.
 
1/2 pimiento rojo de asar, cortado en dados pequeños.

1 pimiento verde italiano pequeño, cortado en dados pequeños.
 
1/2 manojo de cebolletas de las finas, peladas y cortadas en rodajas.
 
1/2 manojo de ajetes, pelados y cortados en rodajas.
 
1/2 manojo de cebollino fresco, picado.
 
1 diente de ajo, pelado y picadito.

1 chorizo ibérico de Jabugo de 120 gramos.
 
3 - 4 huevos de corral.

Aceite de oliva virgen extra.

Sal.








Preparación:

En una sartén puesta al fuego con aceite de oliva, cuando esté caliente echamos las patatas y las freímos a fuego lento hasta que estén pochadas, retiramos del fuego y dejamos escurrir en una fuente con papel absorbente.

En una sartén grande con dos cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos el ajo picado, rehogamos brevemente, tendremos cuidado de que no se queme, añadimos la cebolleta, rehogamos 2-3 minutos y añadimos los ajetes, el pimiento rojo y el verde, dejamos rehogar hasta que las hortalizas estén tiernas y doraditas, añadimos el cebollino, rehogamos 1 - 2 minutos, retiramos del fuego y dejamos en la fuente con las patatas.

En la misma sartén donde hemos pochado las verduras, salteamos el chorizo hasta que esté doradito y haya soltado la grasa, dejamos en la fuente con las patatas y las verduras pochadas.

Batimos los huevos en un bol y añadimos las patatas, las verduras, el chorizo y sal a nuestro gusto, mezclamos bien.

En una sartén puesta al fuego con una cucharada sopera de aceite, cuando esté bien caliente añadimos la mezcla de huevos y cuajamos la tortilla, damos la vuelta para que se haga por ambos lados y cuando esté doradita retiramos del fuego y servimos.

 

 
 
 
 






 
 

 
 

 
 


 
 

 
 
 
 


miércoles, 9 de marzo de 2016

SOPA DE HORTALIZAS (con quinoa y pesto de cebollino)



La Minestrone es una sopa de verduras italiana de la que existen muchas versiones porque admite casi cualquier verdura, un plato que se puede tomar solo o con arroz -aunque en esta ocasión he utilizado quinoa-, algunas recetas incorporan judías rojas -cocidas previamente y añadidas al final-, en Génova se sirve con un poco de pesto de albahaca por encima, pero lo he sustituido por un pesto de cebollino al que no le he puesto piñones









Ingredientes:

100 gramos de habas frescas recién peladas -mejor que sean de tamaño pequeño-.

100 gramos de coles de Bruselas, enteras -mejor que sean de tamaño pequeño-.

100 gramos de judías verdes redondas, sin las puntas y cortadas en trozos pequeños.

100 gramos de hojas de col china, sin la parte dura del centro y cortada en tiras.

1 patata mediana, pelada y cortada en dados pequeños.

1 zanahoria grande, pelada y cortada en dados pequeños.

1 ramita de apio, sin hebras y picado.

1 puerro, pelado y cortado en rodajas finas.

1 cebolla fresca mediana, pelada y picada.

1 diente de ajo, con la piel y ligeramente machacado en el mortero.

3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

3 ramitas de tomillo seco.

3 tomates rama maduros.

120 gramos de quínoa.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para el pesto de cebollino fresco:

2 dientes de ajo, pelados.

2 cucharadas soperas de cebollino fresco, picado.

40 gramos de parmesano, en un trozo y recién rallado.

1/2 cucharadita -de las de té- de sal marina.

6 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Para decorar:

Cebollino fresco, picado.









Preparación: 

Para cocer la quinoa necesitamos 3 medidas de agua por una de quinoa, tendremos en cuenta que hay que lavarla bien antes de cocerla -con el fin de eliminar la saponina que es incomestible-, lo mejor es lavarla en un colador grande bajo el grifo con abundante agua fría.

 Ponemos en el fuego un cazo con agua, cuando empiece a hervir añadimos la quinoa lavada, bajamos el fuego al mínimo, tapamos la cacerola y dejamos cocer 15 minutos o hasta que este tierna pero al dente, como la pasta, enfriamos bajo el agua del grifo, dejamos escurrir y reservamos.

En una olla puesta al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos el ajo, la cebolleta y el puerro, tapamos y rehogamos durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando, añadimos las judías verdes, las patatas, la zanahoria, el apio y sofreímos un poco, añadimos las habas, las coles de Bruselas y las tiras de col rizada, rehogamos un par de minutos y añadimos el tomillo, la sal y cubrimos con agua, 2 dedos por encima de las verduras, tapamos y dejamos cocer a fuego lento durante 20 minutos.

Escaldamos los tomates, pelamos y quitamos las semillas, cortamos en dados pequeños y añadimos a la sopa, dejamos cocer 15 minutos.

Retiramos el ajo y las ramitas de tomillo de la sopa.

Para hacer el pesto de cebollino, ponemos en el vaso de la batidora los ajos, el cebollino, el queso parmesano, la sal marina y el aceite de oliva, trituramos hasta obtener un puré.

Servimos la sopa en platos hondos o cuencos individuales, con la quínoa, el pesto y un poco de cebollino fresco picado por encima.