lunes, 31 de octubre de 2016

GAZPACHO DE ZANAHORIA MORADA Y JENGIBRE





A punto de entrar en Noviembre y aún hace bastante calor, el buen tiempo este año se está alargando más de lo normal y sigue apeteciendo tomar platos fríos, ayer preparé un gazpacho de zanahorias con jengibre, he utilizado zanahorias del terreno de tres colores, morada, amarilla y la naranja de toda la vida, aunque la que predomina es la morada, los pimientos verdes, pequeños y tiernos, también son del terreno, un gazpacho con muy buen sabor que nos aporta vitaminas y minerales








Ingredientes:

180 gramos de zanahoria morada, pelada y cortada en rodajas.

50 gramos de zanahoria naranja, con la piel y cortada en rodajas.

50 gramos de zanahoria amarilla, con la piel y cortada en rodajas.

270 gramos de tomate maduro, pelado, sin semillas y picado.

Unos 8 gramos de raíz de jengibre fresco, pelado y picado.

Unos 15 gramos de cebolleta fresca, picada.

Unos 40 gramos de pimientos verdes, sin pedúnculos ni semillas y picados.

Unos 10 gramos de miga de pan blanco duro, remojado en agua y escurrido.

Unas 3 cucharadas soperas de zumo de limón.

Sal.

Unas 5 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra al ajo negro.

Para decorar:

Un puñado de semillas de sésamo y una pizca de sal rosa del Himalaya.








Preparación:

Ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes menos el aceite de oliva, batimos hasta reducir a puré al mismo tiempo que le añadimos el aceite de oliva poco a poco, a modo de hilito,  para que emulsione bien y nos quede una pasta homogénea.

Servimos en un cuenco o vaso, con las semillas de sésamo y un poco de pimienta rosa del Himalaya por encima.








Notas:

Suelo tener una botella de cristal pequeña con aceite de oliva virgen extra con 4 o 5 dientes de ajo negro pelados dentro, macerando y suelo añadirlo a las ensaladas o a los gazpachos y le aporta sabor, si no disponemos de aceite de oliva al ajo negro utilizamos aceite de oliva normal.

















lunes, 24 de octubre de 2016

ENSALADA DE COLIFLOR, PIMIENTO ASADO Y BONITO


Esta ensalada es de las de toda la vida, de coliflor con pimiento rojo asado, tomate escaldado, cebolleta, aceitunas negras y atún en conserva, en esta ocasión he utilizado Bonito del Norte; una receta saludable y nutritiva para tomar bien fría en verano o a temperatura ambiente el resto del año






Ingredientes:

1 coliflor pequeña bien fresca.

3 tomates medianos maduros.

2 - 3 pimientos rojos asados.

1 cebolleta fresca pequeña.

10 - 12 aceitunas negras con hueso.

150 - 200 gramos de Bonito del Norte en conserva.

2 - 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharada sopera de vinagre de Módena.

Sal.






Preparación:

Lavamos la coliflor, separamos en ramitos y cocemos al vapor hasta que esté al dente, es decir, blanda por fuera pero un poco dura por dentro, retiramos del fuego y dejamos enfriar en una fuente.

Con la ayuda de un cuchillo hacemos una cruz a los tomates y los escaldamos en agua hirviendo durante 3 minutos, retiramos, dejamos que se enfríen un poco y pelamos con cuidado, quitamos las semillas y cortamos en trozos, dejamos en la fuente con la coliflor.

He escaldado los tomates en la parte de abajo de la olla al vapor mientras se cocinaba la coliflor.

Pelamos los pimientos asados, quitamos las semillas y cortamos en tiras regulares, dejamos en la fuente junto con la coliflor y los tomates.

He comprado los pimientos ya asados, aunque casi siempre los hago en casa, son de una panadería de confianza que sabe darles un toque caramelizado muy bueno y para una cantidad tan pequeña no merece la pena tener el horno un rato encendido.

Pelamos y picamos la cebolleta en trozos y dejamos en la fuente junto a los demás ingredientes, añadimos las aceitunas negras y el Bonito del Norte troceado. 

Cuando todos los ingredientes de la ensalada estén fríos, añadimos la sal, el vinagre y el aceite de oliva, removemos con mucho cuidado para que no se deshaga la coliflor y servimos.






Notas:

Podemos utilizar aceitunas negras deshuesadas, es cuestión de gustos.

Si compramos la coliflor con las hojas exteriores se conservará fresca más tiempo.










viernes, 21 de octubre de 2016

SOPA DE PATATA Y PUERROS



Esta sopa es suave y cremosa, suelo hacerla en dos versiones, una más sofisticada, con la nata incorporada a la sopa una vez servida para que quede una crema con vetas de distinto color y adornada con flores de verdolaga, la otra lleva una guarnición de patatas salteadas en mantequilla y unas tiras finas de puerros, ambas está muy ricas






Ingredientes (para 4 personas):

800 gramos de patatas harinosas.

4 puerros medianos.

60 gramos de mantequilla.

1 litro y medio de caldo de verduras.

Nuez moscada recién rallada.

Sal.

Pimienta negra recién molida.

125 mililitros de nata liquida ligera.

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.






Preparación:

Separamos una patata grande y reservamos.

Pelamos, lavamos y cortamos en dados el resto de patatas.

Cortamos los tallos blancos de los puerros en rodajas, lavamos y dejamos escurrir.

Derretimos 50 gramos de mantequilla en una olla y sofreímos durante unos minutos las rodajas de puerros, añadimos los dados de patata y rehogamos unos minutos más hasta que tomen un poco de color, añadimos el caldo de verduras, la nuez moscada, la sal y la pimienta.

Tapamos y dejamos cocer a fuego moderado unos 30 minutos.

Mientras pelamos, lavamos y cortamos la patata reservada en dados pequeños.

Calentamos el aceite y la mantequilla restante en una sartén a fuego medio, doramos los dados de patata hasta que estén crujientes, unos 10 minutos más o menos, retiramos del fuego y reservamos en una fuente con papel absorbente.

Reducimos la sopa a puré con la batidora, pasamos por el colador chino para quitar los posibles grumos, pasamos la sopa de nuevo a la olla, añadimos la nata y calentamos a fuego medio,

Servimos en un cuenco con las patatas salteadas por encima y unas tiras de puerro.

En algunas ocasiones cambio la presentación de esta sopa, añado la nata a la sopa al final, cuando ya está servida en el cuenco, remuevo con una cuchara haciendo circulos para formar vetas de distinto color, adorno con flores y hojas de verdolaga.






Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias grande, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2-3 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 3-4 granos de pimienta negra, sal y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos con un par de cucharadas de aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, pasado este tiempo colamos el caldo y reservamos.












jueves, 6 de octubre de 2016

ENSALADA DE PIÑA, RABANITOS Y ALFALFA


Esta ensalada lleva germinado de alfalfa, piña, rabanito, tomate y vinagreta de cebollino, los ingredientes de este plato nos aportan fibra, vitaminas y minerales; si nos gusta un sabor suave utilizaremos aceite de girasol y para un sabor más fuerte utilizaremos aceite de oliva virgen extra






Ingredientes (para 2 personas):

200 gramos de piña pelada, sin corazón central y cortada en trozos pequeños.

200 gramos de rabanitos, sin pelar y cortados en rodajas finas.

1 tomate raf mediano, sin semillas y cortado en dados pequeños.

100 gramos de germinado de alfalfa.

Para la vinagreta de cebollino:

2 cucharadas soperas de aceite de girasol o de oliva virgen extra.

1 cucharada sopera de vinagre de vino blanco.

Sal.

Pimienta negra recién molida al gusto.

1 pizca de Cayena molida.

2 cucharadas soperas de cebollino fresco picado.






Preparación:

Ponemos un cazo con agua y cuando empiece a hervir añadimos los germinados de alfalfa, los escaldamos durante 20 - 30 segundos, enfriamos, escurrimos y reservamos.

En una fuente o ensaladera colocamos los germinados de alfalfa, la piña, los rabanitos y los tomates.

 Hacemos la vinagreta, en un cuenco echamos el vinagre, el aceite de girasol o de oliva, la sal, la pimienta negra, la Cayena molida y el cebollino picado, mezclamos bien.

Añadimos la vinagreta a la ensalada y servimos enseguida.






Germinado de alfalfa