lunes, 20 de noviembre de 2017

ZUMO DE CHAYOTE A LA HIERBABUENA



Con el tiempo tan bueno que está haciendo sigo preparando zumos y bebidas frías, hoy he hecho un zumo de chayote con limón y toque de hierbabuena, endulzado con miel malagueña de aguacate y una pizca de sal rosa del Himalaya, está buenísimo, además nos aporta nutrientes beneficiosos para nuestra salud a la vez que nos hidrata, su sabor me recuerda mucho a la limonada, y es que la virtud del chayote es que apenas tiene sabor pero adquiere el sabor de los demás ingredientes





Ingredientes:

1 chayote crudo mediano.

1 - 2 cucharadas soperas de miel de aguacate.

El zumo de un limón pequeño.

Unas hojas de hierbabuena fresca, lavada y picada.

Una pizca de sal rosa del Himalaya.

1 litro de agua fría.

Para servir:

Cubitos de hielo.

Unas rodajas de limón.

Unas hojitas de hierbabuena fresca.





Preparación:

Pelamos los chalotes con cuidado, porque dependiendo de la variedad tienen la piel más rugosa y con pinchos o la piel más lisa y con pinchos muy pequeños, partimos por la mitad, quitamos la semilla interior, troceamos, lavamos y dejamos escurrir.

En el vaso de la batidora echamos los chayotes troceados, la miel, el zumo de limón, la hierbabuena picada, la pizca de sal  y 2 vasos de agua fría, trituramos bien, colamos y apretamos la pulpa contra el colador con la ayuda de una cuchara, para que salga todo el líquido y la pulpa posible.

 Vertemos el zumo de chayote en una jarra, añadimos 2 vasos más de agua fría, removemos, tapamos y guardamos en el frigorífico hasta su consumo.

Servimos el zumo de chayote en vasos de cristal con unos cubitos de hielo, decoramos con una rodaja de limón y unas hojas de hierbabuena, tomamos bien frío.





Notas:

El chayote no tiene colesterol, ni grasas saturadas, contiene vitamina C y minerales como calcio, potasio, es rico en fibra, nos sirve para controlar la glucosa, la retención de líquidos y para la circulación, entre otras muchas propiedades.

 También es conocido con estos nombres: chayota, tayota o papa de aire, es el fruto de la chayotera, una planta originaria de Centroamérica.

Guatila, cidra, cidra papa o papa de pobre lo llaman en Colombia y en Guatemala y El Salvador lo llaman güisquil.
















domingo, 19 de noviembre de 2017

TAMR HINDI (jugo de tamarindo)



El tamr hindi es un bebida de tamarindo muy refrescante que se consume principalmente en países de Oriente Próximo, el toque de menta y agua de azahar aportan un sabor muy agradable





Ingredientes:

10 vainas de tamarindo.

Sirope de Ágave al gusto.

1 cucharada sopera de agua de azahar.

Menta fresca picada.

Hielo picado.





Preparación:

Quitamos la cáscara a las vainas de los tamarindos y colocamos la pulpa en una jarra con algo más de 1/2 litro de agua fría, dejamos macerar 3 - 4 horas o incluso toda la noche.

Una vez que ha macerado y con las manos limpias apretamos bien la pulpa para que se desprenda de las semillas y se deshaga en el agua, colamos el liquido obtenido presionando con una cuchara de madera la pulpa contra el colador, vertemos el zumo de tamarindo en un cazo, ponemos en el fuego y llevamos a ebullición, bajamos el fuego, añadimos el sirope de Ágave y dejamos cocer durante 8 - 10 minutos, retiramos del fuego, añadimos el agua de azahar, removemos bien y dejamos enfriar.

Cuando se haya enfriado, añadimos 1/2 litro más de agua fría, removemos bien y guardamos en el frigorífico hasta su consumo.

Antes de servir el zumo de tamarindo añadimos las hojitas de menta picada junto con unos cubitos de hielo y tomamos bien frío.
















miércoles, 15 de noviembre de 2017

ZUMO DE PIÑA CON MANGO, PAPAYA Y PULPA DE ALOE VERA


He comprado una penca de aloe vera en un mercado de agricultores de Coín, un pueblo de Málaga, tengo una planta en casa pero no sabía si podía consumirla o no, el agricultor me ha explicado los requisitos que tiene que cumplir dicha planta para utilizarla sin problemas, le estoy muy agradecida por sus consejos y que explico en el apartado de notas, he preparado un zumo lleno de vitaminas con un trozo de pulpa de aloe vera y algunas frutas: piña, mango y papaya, está delicioso






Ingredientes (para 2 zumos):

1 rodaja de piña natural de unos 300 gramos, pelada, con el corazón central quitado y troceada.

1 trozo de mango de unos 150 gramos pelado y troceado.

1 trozo de papaya de unos 150 gramos, pelada y troceada.

1 trozo de aloe vera de 6 x 4 centímetros más o menos, pelado y troceado.






Preparación:

En el vaso de la NutriBullet o en una batidora convencional echamos las frutas y el aloe vera troceados, añadimos agua -hasta la señal de medida en la NutriBullet y un vaso de agua en la batidora convencional-.

Trituramos la fruta hasta reducir a puré, añadimos agua hasta obtener la consistencia deseada y servimos enseguida.






Notas:

La planta de aloe vera tiene que tener más de 5 años y tiene que salir la primera flor antes de consumirla en cocina, además es necesario que las pencas sean grandes para poder extraer la pulpa.

Para utilizarla en cocina, cortamos la penca, utilizamos la parte más ancha de la penca, donde hay más pulpa, cortamos el trozo que necesitemos y guardamos la penca envuelta en papel film en el frigorífico.

Una vez cortado el aloe vera hay que prepararlo al momento porque se oxida enseguida.

Para pelar el aloe vera, lavamos bien la parte dura del exterior, quitamos con un cuchillo la fila de pinchos que tiene en los extremos y después quitamos la corteza, sin apurar demasiado porque la parte que va pegada a la corteza amarga y puede producir problemas de estomago, es bastante fuerte, utilizaremos solo la pulpa gelatinosa del interior.

Lavamos bajo el grifo la pulpa gelatinosa entera -en contacto con el agua se vuelve aún más gelatinosa, pero es normal-, con el agua quitamos el sabor amargo, después troceamos sobre una tabla de madera y ya tenemos lista la pulpa para añadirla al zumo o para utilizarla en una receta.












domingo, 12 de noviembre de 2017

BOCADITOS DE CHÍA, LIMA Y COCO


Bocaditos de semillas de chía con ralladuras de coco y lima, una explosión de sabor, la chía tiene un punto crujiente y la lima aporta frescor, el dátil y el sirope de Ágave dan el toque dulce y la almendra junto con el coco rallado convierten estas bolitas en una delicia, además son pura energía, con estos ingredientes han salido 18 bolitas de 10 gramos cada una, para que sirva de referencia





Ingredientes:

80 gramos de dátiles -el peso se refiere a los dátiles sin el hueso-.

40 gramos de almendras crudas sin piel.

2 cucharadas soperas de semillas de chía.

2 cucharadas soperas de sirope de Ágave.

2 cucharadas soperas de coco rallado.

2 cucharadas soperas rasas de ralladura de lima.

Para rebozar:

1 cucharada sopera de ralladura de lima.

2 cucharadas soperas de coco rallado.





Preparación:

Trituramos las almendras en la picadora hasta que estén picaditas, pero no demasiado molidas.

Quitamos el hueso a los dátiles y troceamos un poco, trituramos en la picadora hasta que estén bien picaditos.

En un cuenco echamos el sirope de Ágave y las semillas de chía, removemos para que la chía se mezcle con el sirope, añadimos el coco rallado, la ralladura de lima, las almendras picaditas y los dátiles triturados, amasamos con las manos limpias y cuando tengamos una pasta homogénea formamos bolitas del mismo tamaño.

En un cuenco echamos la ralladura de lima y el coco rallado y mezclamos.

Rebozamos las bolitas en la mezcla de lima y coco.

 Colocamos las bolitas en un recipiente con tapa y guardamos en el frigorífico hasta su consumo.

Tomar a temperatura ambiente.





Notas:

Suelo tener lima congelada, cuando me hace falta para una receta la saco un momento del congelador, rallo la cantidad necesaria y guardo de nuevo en el congelador, así tengo siempre lima fresca en casa.





















viernes, 10 de noviembre de 2017

FATTOUSH (ensalada libanesa de vegetales)



He preparado Fattoush, una ensalada con tomate, pepino, pimiento rojo y verde, cebolleta, menta, hierbabuena, pan pita tostado y un aliño que lleva sumac entre otros ingredientes, una especia necesaria para el resultado final de este plato de la cocina libanesa, también lleva melaza de granada, en el apartado de notas explico como hacerla en casa





Ingredientes:

1 tomate huevo de toro grande, cortado en dados.

1 pepino mediano pelado y cortado en dados.

1/2 pimiento rojo de asar, cortado en dados.

1 pimiento verde, cortado en dados.

1 cebolleta fresca pequeña, picadita.

Unas hojas de menta fresca picadita.

Unas hojas de hierbabuena fresca picadita.

1 pan pita cortado en trozos regulares.

Para el aliño:

1 cucharada sopera de melaza de granada.

2 cucharadas soperas de zumo de limón.

4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1/2 cucharadita -de las de té- de sumac.

1/2 cucharadita -de las de té- de menta seca.

Sal.





Preparación:

Tostamos los trozos de pan pita en el grill del horno a 200 grados o con el grill del microondas a máxima potencia hasta que el pan esté crujiente, removemos alguna vez para que se dore por igual.

En un cuenco pequeño echamos todos los ingredientes del aliño, removemos con un tenedor hasta que esté bien mezclado.

En una ensaladera colocamos todas las verduras picadas junto con la menta, la hierbabuena y el pan pita tostado, añadimos el aliño, mezclamos bien y servimos enseguida.





Notas:

Para hacer la melaza de granada: necesitamos 2 granadas medianas, 2 cucharadas soperas de sirope de Ágave y unas gotas de zumo de limón. 

Desgranamos ambas granadas, batimos las pepitas de la granada en la batidora o en la licuadora para obtener zumo, pasamos por el colador chino y ponemos el zumo obtenido en un cazo con el sirope de agave y las gotas de limón, removemos y dejamos cocer a fuego lento hasta que reduzca y tenga la consistencia de un almíbar, retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Una vez fría la melaza, la guardamos en un frasco de cristal bien cerrado y aguanta en el frigorífico bastante tiempo.

Podemos sustituir el sirope de Ágave por 4 cucharadas soperas de azúcar.

Con la melaza de granada se prepara una crema siria de pimientos que se llama Muhammara, la receta la tienes aquí.











martes, 7 de noviembre de 2017

CREMA FRÍA DE CHIRIMOYA A LA MENTA



Este primer plato es nutritivo y tiene un sabor muy original, la crema se hace en un momento, consiste en batir los ingredientes y listo, lo entretenido es quitar las pepitas a la chirimoya, ojo, hay
que prepararla justo antes de consumir porque se oxida enseguida, cambia de sabor y se vuelve más oscura, he utilizado aceite de oliva virgen extra de extracción en frío y sal rosa del Himalaya





Ingredientes (para 2 personas):

La pulpa de una chirimoya grande que esté madura.

100 mililitros de nata líquida.

6 hojitas de menta fresca, lavada y picada.

2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra de extracción en frío.

Sal rosa del Himalaya.

Para decorar:

Unas hojitas de menta o de hierbabuena fresca.





Preparación:

En el vaso de la batidora echamos la pulpa de la chirimoya, la nata, la menta y la sal, batimos hasta reducir a puré al mismo tiempo que añadimos el aceite de oliva a modo de hilito, si está muy espeso podemos añadir un poco de agua fría, hasta conseguir la consistencia deseada.

Servimos la crema de chirimoya bien fría decorando cada plato con una hojita de menta o hierbabuena fresca.












miércoles, 1 de noviembre de 2017

ENSALADA CHINA CON ALGAS AGAR AGAR

Esta ensalada es la primera receta de la cocina china que preparé, de esto hace ya muchos años, pero me sigue gustando como el primer día, aunque la hago adaptada a mi gusto porque la receta original lleva bastante cantidad de azúcar y tiene un sabor demasiado dulce 






Ingredientes (para 3 - 4 personas):

1 lechuga Iceberg, lavada y troceada.

3 zanahorias, peladas y ralladas.

 6 gramos de algas agar agar, cortadas en tiras de 5 cm.

2 lonchas de jamón cocido, cortado en bastoncillos de 5 cm.

Para el aliño agridulce:

3 - 4 cucharadas soperas de vinagre de arroz.

3 cucharadas soperas de salsa de soja.

3 cucharadas soperas de aceite de sésamo.

2 cucharaditas -de las de té- de azúcar integral de caña.

Una pizca de pimienta Sichuan recién molida.

Sal.

Para decorar:

Semillas de sésamo blanco y negro.







Preparación:

En un cuenco con agua fría echamos las tiras de alga agar agar y la lechuga troceada, dejamos durante 30 minutos para que se hidraten bien el agar agar y se ponga crujiente la lechuga.

Mientras hacemos el aliño agridulce, en un cuenco echamos el vinagre, la soja, el aceite, el azúcar, la pimienta Sichuan y la sal, batimos con un tenedor hasta que emulsione y reservamos.

Pasada la media hora comprobamos que el agar agar está bien hidratado, escurrimos el agar agar  y la lechuga en un colador grande y cuando haya escurrido bien pasamos a una ensaladera, añadimos el aliño, mezclamos y servimos con un poco de semillas de sésamo por encima.










martes, 31 de octubre de 2017

CREMA DE CALABAZA DE LA REINA


Una crema sencilla con una textura muy fina porque el calabacín le aporta suavidad, un plato ideal para tomar en la cena, por lo ligera y nutritiva que resulta, se puede tomar tanto fría como caliente





Ingredientes:

900 gramos de calabaza, pelada y cortada en dados pequeños.

200 gramos de calabacín, pelado y cortado en dados pequeños.

150 gramos de cebolla, pelada y picadita.

2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Caldo de verduras.

Sal y pimienta negra recién molida.

Para decorar:

Semillas de calabaza.





Preparación:

En una olla con el aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos la cebolla y rehogamos a fuego muy lento y sin dejar de remover hasta que la cebolla esté transparente, añadimos la calabaza y rehogamos unos 5 minutos, añadimos el calabacín y seguimos rehogando 2- 3 minutos más, cubrimos con el caldo de verduras -la medida es un dedo por encima de las verduras-, salpimentamos y dejamos cocer a fuego medio unos 20 minutos.

Trituramos las verduras en la batidora para reducir a puré, pasamos por el colador chino y calentamos de nuevp en la olla a fuego suave.

Servimos con semillas de calabaza o con la guarnición que más nos guste: costrones de pan frito, huevo cocido picadito, queso rallado, etc...





Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y una cucharada de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos el aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos un litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos, dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, después colamos y reservamos.











domingo, 29 de octubre de 2017

TRUFAS DE POLVO DE BATATA


Mi cuñada Tere me ha traído de su huerta unas batatas muy hermosas, he preparado con ellas una receta tradicional malagueña, polvo de batata, una pasta que nos sirve de relleno para hojaldres o empanadillas, también podemos elaborar unas deliciosas trufas con distintos rebozados: de azúcar vainillado, coco rallado o azúcar de caña, he utilizado los tres para que cada uno elija a su gusto






Ingredientes:

Para el polvo de batata:

3 batatas grandes, peladas, lavadas y y troceadas.

Azúcar de caña integral -la receta original lleva azúcar blanca-.

1 palito de canela en rama.

Para rebozar las trufas:

Azúcar vainillado o azúcar glas.

Coco rallado.

Azúcar integral de caña.






Preparación:

Echamos las batatas troceadas en una olla, cubrimos con agua, añadimos el palito de canela y ponemos en el fuego.

Dejamos cocer a fuego medio hasta que estén tiernas las batatas, retiramos el palito de canela y escurrimos en un colador grande.

Pasamos las batatas cocidas por el pasa-purés.

Pesamos el puré resultante y añadimos 1/4 de su peso de azúcar integral de caña -si vamos a utilizar azúcar blanca necesitamos la mitad de azúcar que de puré-.

Ponemos el puré con el azúcar de nuevo en la olla, llevamos al fuego y dejamos cocer a fuego lento
removiendo continuamente con una cuchara de madera.

Sabremos que el polvo de batata está listo cuando se separe de las paredes de la olla al remover.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Una vez frío, podemos utilizar la pasta para rellenar hojaldres, empanadillas o trufas.

Para hacer las trufas la pasta tiene que estar bien fría para poder trabajar con ella sin problemas, vamos formando bolitas con las manos, que sean pequeñas y del mismo tamaño y rebozamos con azúcar vainillado, coco rallado y azúcar de caña.

Guardamos las trufas en el frigorífico hasta su consumo.



















sábado, 28 de octubre de 2017

PORRILLA ANTEQUERANA DE ESPINACAS




La porrilla es un plato típico de Antequera, una receta muy económica que se puede preparar con distintas verduras, sustituyendo las espinacas por espárragos, cardo, acelgas, setas, ajetes, incluso con tomates, aunque la porrilla que suelo hacer es la de setas con ajetes, la receta la tienes aquí 






Ingredientes:

500 de espinacas frescas, lavadas y troceadas.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.

Para el majado:

1 rebanada mediana de pan blanco del día anterior.

3 dientes de ajo, pelados y enteros.

4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharadita -de las de café- de pimentón dulce de la Vera.

1 pizca de comino molido.

1 huevo.

Vinagre -opcional-.

Sal.

Para acompañar:

Un puñado de piñones tostados en 1 cucharada de aceite de oliva.






Preparación:

En una olla grande con agua, cuando empiece a hervir añadimos las espinacas y dejamos cocer unos 7 - 8 minutos, retiramos del fuego y pasamos las espinacas cocidas a un colador grande para que queden bien escurridas.

En una sartén con cuatro cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente añadimos los ajos y los freímos a fuego medio, removiendo para que se hagan por todos los lados, retiramos los ajos a un plato con papel absorbente, freímos la rebanada de pan por ambos lados y una vez esté doradita retiramos al plato junto con los ajos, retiramos la sartén del fuego y echamos el pimentón, removemos con una cuchara de madera y reservamos.

Majamos en el mortero los ajos fritos con la sal, añadimos el comino y el pan frito, seguimos majando, añadimos el huevo crudo y un poco de agua, cuando esté todo bien majado incorporamos el aceite con el pimentón poco a poco, removiendo hasta que tengamos una pasta homogénea.

En una sartén con una cucharada de aceite, cuando esté caliente añadimos las espinacas bien escurridas y sofreímos durante unos minutos, sin dejar de remover, añadimos el majado y removemos hasta que espese, si es necesario añadiremos un poco más de agua a la salsa, rectificamos de sal.

Servimos la porrilla bien caliente con los piñones tostados por encima.

Añadimos vinagre a nuestro gusto.






Notas:

Se puede acompañar la porrilla de espinacas con garbanzos cocidos que añadimos justo al final.

He utilizado una rebanada de pan, así la salsa es más ligera, pero la receta original lleva 2 rebanadas de pan y la salsa queda un poco más espesa.





Porrilla de espinacas, garbanzos y piñones














miércoles, 25 de octubre de 2017

BERENJENAS Y SHIITAKE EN SALSA DE AJO


Este plato de berenjenas y setas shiitake con salsa agridulce es vegetariano, una receta de origen
asiático, sencilla de preparar y con un sabor que no te deja indiferente, está muy rica





Ingredientes:

4 berenjenas largas chinas, cortada en trozos regulares.

1 cucharadita -de las de café- de vinagre.

 8 setas shiitake, cortada en trozos regulares.

2 cucharadas soperas de aceite de sésamo.

4 dientes de ajo, pelados y picados.

1 cucharadita -de las de té- de jengibre recién rallado.

La parte blanca de 2 cebollas tiernas medianas, peladas y picadas.

1/4 de cucharadita de las de té- de azúcar integral de caña.

3 cucharadas soperas de salsa de soja.

1 cucharada sopera de vinagre de arroz.

1 cucharadita -de las de café- de harina de maíz -maicena-.

100 - 125 mililitros de agua.

Sal.

Para decorar:

Semillas de sésamo blanco.

La parte verde de las cebollas tiernas cortada en aritos.





Preparación:

En un cuenco grande echamos el vinagre, la sal, algo más de un litro de agua y las berenjenas troceadas, dejamos en remojo al menos 1/2 hora, después escurrimos  y cocemos al vapor a fuego medio durante 7 - 8 minutos, lo justo para que estén tiernas pero no se deshagan.

En una sartén con el aceite, cuando esté caliente añadimos los ajos junto con el jengibre y doramos ligeramente, añadimos las cebollas tiernas y rehogamos unos minutos hasta que tengan un color dorado, añadimos las setas troceadas y una pizca de sal, rehogamos unos minutos, añadimos las berenjenas al vapor, el azúcar integral y rehogamos todo junto durante 3 - 4 minutos.

En un cuenco echamos la harina de maíz, la soja, el vinagre de arroz y 100 - 125 mililitros de agua, mezclamos, añadimos a la sartén y removemos hasta que espese la salsa, retiramos del fuego.

Servimos en una fuente con las semillas de sésamo y los aritos verdes de la cebolla por encima.















martes, 24 de octubre de 2017

CREMA DE CALABAZA, BONIATO Y YOGUR CON TOMILLO LIMÓN


Además de la calabaza esta crema lleva boniato, zanahoria, cebolla tierna, tomillo limón y yogur, suelo añadir una ramita de perejil fresco que retiro justo antes de triturar, así suelta las buenas propiedades que tiene y no resta sabor al tomillo, que le da un toque muy bueno al plato





Ingredientes:

400 gramos de calabaza, pelada y troceada.

300 gramos de boniato, pelado y troceado.

200 gramos de zanahorias, peladas y troceadas.

1 cebolla tierna mediana, pelada y picada.

3 ramitas de tomillo limón fresco.

1 ramita de perejil fresco.

Caldo de verduras casero.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra al ajo negro.

Sal y pimienta negra recién molida.

1 yogur natural de 125 gramos.

Para decorar:

1 cucharadita de yogur batido.

1 ramita de tomillo limón fresco.

1 hilito de aceite de oliva virgen extra al ajo negro.





Preparación:

En una olla con el aceite, cuando esté caliente añadimos la cebolla picada y pochamos unos 5 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando, añadimos la zanahoria, el boniato, la calabaza y el tomillo limón, rehogamos 5 minutos más, añadimos el caldo vegetal, que cubra un dedo por encima de las verduras, salpimentamos y añadimos la ramita de perejil entera, subimos un poco el fuego y llevamos a ebullición, bajamos de nuevo a fuego medio, tapamos la olla y dejamos cocer unos 20 minutos o hasta que la verdura esté tierna.

Retiramos el perejil y trituramos la verdura con la batidora para reducir a puré, pasamos por el colador chino y vertemos de nuevo en la olla, añadimos el yogur y calentamos a fuego muy bajo.

Servimos en cuencos individuales con un poco de yogur batido, adornamos con una ramita de tomillo limón y echamos un hilito de aceite al ajo negro por encima.





Si quieres hacer el caldo de verduras casero:

1 cebolla pequeña, 2 puerros, 2 ramas de apio, 2 zanahorias, 1 chirivía, 1 tomate maduro, 2 ramitas de perejil, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra, sal y 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra, lo ideal para hacer un buen caldo de verduras es utilizar 500 gramos de verdura por litro de agua.

Troceamos todas las verduras, lavamos bien, dejamos escurrir y salteamos el aceite en una olla a fuego muy bajo durante varios minutos, añadimos 1 litro de agua, perejil, laurel, sal y pimienta, tapamos, dejamos cocer a fuego medio durante 40 minutos, después colamos y reservamos.










domingo, 22 de octubre de 2017

COMPOTA AFGANA DE MELOCOTÓN


Esta receta la descubrí en internet hace unos meses, la página se llama Nosinmitaper, desde entonces la he hecho varias veces porque nos encanta, es un postre nutritivo y muy sencillo de preparar, la canela y el cardamomo dan un sabor delicioso a esta compota afgana de melocotón






Ingredientes:

1 kg. de melocotones, pelados y cortados en gajos de 1 cm.

1 rama de canela.

2 vainas de cardamomo verde, ligeramente machacadas en el mortero.

1/2 cucharadita -de las de té- de canela molida.

1/2 cucharadita -de las de té- de cardamomo recién molido.

2 cucharadas soperas rasas de azúcar de caña integral -la receta original lleva 75 gramos-.

120 mililitros de agua.






Preparación:

Echamos en una olla los gajos de melocotón, la canela y el cardamomo molidos, la rama de canela, las vainas de cardamomo, el azúcar y los 120 mililitros de agua, removemos con cuidado los ingredientes, tapamos, llevamos al fuego y dejamos cocer a fuego bajo durante 30 minutos o hasta que el melocotón esté tierno, durante la cocción, en lugar de una cuchara de madera agitamos la olla alguna que otra vez para que se mezclen los ingredientes pero no se rompa el melocotón.

Retiramos del fuego, quitamos las vainas de cardamomo, el palo de canela y dejamos enfriar a temperatura ambiente, cuando esté frío, pasamos a un bote de cristal, tapamos y guardamos en el frigorífico hasta su consumo.

Servimos la compota de melocotón tal cual, con un poco de canela molida espolvoreada por encima o podemos acompañarla con yogur griego o nata montada, por ejemplo.













lunes, 16 de octubre de 2017

ENSALADA DE HINOJO, CIRUELA Y MELISA



El hinojo y las hojas de melisa fresca combinan bien, aportan frescor y un sabor muy agradable, la ciruela amarilla y la granada dan el toque dulce a esta ensalada que va bien con platos de cordero, de cerdo, pavo a la plancha, también con merluza o caballa sencillamente cocida






Ingredientes (para 2 personas):

1 lechuga trocadero, lavada y cortada.

1 hinojo pequeño, lavado y cortado en rodajas finitas.

1/2 cebolla fresca pequeña, cortada en tiras.

2 ciruelas amarillas, peladas y cortadas en rodajas.

2 - 3 cucharadas soperas de pepitas de granada.

7 - 8 hojas pequeñas de melisa fresca, lavadas y picaditas.

Para la vinagreta al estragón:

1 cucharada sopera de estragón fresco picado o 1 cucharadita -de las de té- de estragón seco.

2 cucharadas soperas de vinagre de vino al estragón.

 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

Una pizca de pimienta Jamaica o pimienta negra recién molida.

Sal.






Preparación:

En un cuenco echamos el estragón, el vinagre, el aceite de oliva, la pimienta y la sal, mezclamos con un tenedor hasta que emulsione y reservamos.

En una fuente o ensaladera colocamos las hojas de lechuga, distribuimos por encima las rodajas de hinojo, las tiras de cebolla fresca, las rodajas de ciruela amarilla, las pepitas de granada y las hojas de melisa picadas, añadimos la vinagreta al estragón, removemos bien y servimos.




Hojas de melisa fresca













jueves, 12 de octubre de 2017

JUDÍAS VERDES A LA PARRILLA CON GREMOLATA DE NUECES


Las judías verdes cocinadas a la parrilla con gremolata italiana de nueces, ralladura de limón, perejil y sal, es una de las maneras más deliciosas de tomar esta verdura, un plato vegetariano sano y sencillo que se prepara en poco tiempo y sirve de acompañamiento a cualquier comida





Ingredientes (para 2 personas):

250 gramos de judías verdes redondas, con las puntas quitadas.

Una pizca de sal.

Una pizca de pimienta de Jamaica recién molida.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra.

Para la gremolata:

La ralladura de 1 limón mediano.

3 cucharadas soperas rasas de perejil fresco picadito.

4 cucharadas soperas de nueces picaditas.

Una pizca de sal.





Preparación:

Ponemos a hervir unos 2 litros de agua con una pizca de sal.

Cuando lleve 1 minuto hirviendo introducimos las judías verdes y dejamos que hierva 1 minuto.

Retiramos del agua y las introducimos en un cuenco grande con agua fría para cortar la cocción y conserve un color verde intenso, una vez estén frías escurrimos y reservamos.

Para hacer la gremolata: mezclamos en un cuenco todos los ingredientes, tapamos y reservamos en el frigorífico hasta el momento de usar.

Calentamos la plancha con una cucharada de aceite, distribuimos las judías verdes en fila por la plancha y añadimos una pizca de sal y otra de pimienta de Jamaica, marcamos un par de minutos por cada lado, cuando estén listas pasamos a una fuente, mezclamos con la gremolata y servimos.












martes, 10 de octubre de 2017

"MORCILLA" VEGANA A LA CANELA



Esta receta de morcilla vegana es de los hermanos Torres, está hecha con frijoles negros, arroz, cebolla, especias y harina, le he dado mi toque personal y he añadido algunas especias más que la receta original: clavo de olor, pimienta blanca y de Cayena y canela molida, apenas una pizca de cada una, lleva algo más de cebolla y he cambiado la harina de fuerza por harina de espelta integral





Ingredientes:

350 gramos de frijoles negros cocidos.

80 gramos de arroz cocido.

 50 gramos de harina integral de espelta.

1 cebolla roja mediana, picadita.

1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra al ajo negro.

1 cucharada sopera rasa de pimentón dulce de la Vera.

Un poco de ajo en polvo.

Una pizca de pimienta Cayena molida.

Una pizca de canela molida.

Una pizca de clavo de olor recién molido.

Una pizca de pimienta blanca recién molida.

Sal.

Para acompañar:

Unas tostas finas de pan.

Unas tiras de pimiento del piquillo.

Un puñado de piñones tostados en aceite de oliva.





Preparación:

En una sartén sofreímos la cebolla con el aceite de oliva, cuando esté pochada añadimos el ajo en polvo, la pimienta Cayena, la canela, el clavo y la pimienta blanca recién molidos, la sal y el pimentón dulce, removemos todo junto un instante, retiramos del fuego para que no se queme y dejamos enfriar.

Batimos los frijoles negros escurridos en la batidora hasta reducir a puré.

En un cuenco echamos el arroz cocido, la cebolla rehogada con las especias, el puré de frijoles y la harina, mezclamos con una espátula de madera hasta que quede todo bien integrado.

Cortamos 4 trozos de papel film y colocamos sobre la mesa de trabajo, dividimos la masa obtenida
en 4 partes, colocamos una porción de masa al principio del papel film, vamos enrollando y dando forma redonda a la masa ayudándonos con el papel film, formamos un rulo y cerramos muy bien ambos extremos para que no se salga nada al cocerlos en el agua.

En una olla grande con agua, cuando empiece a hervir echamos las 4 morcillas bien cerradas y las dejamos cocer durante 20 minutos a fuego medio, luego las dejamos en una fuente para que se enfríen.

 Retiramos el papel film de las morcillas, cortamos en rodajas finitas y doramos por ambos lados en la plancha bien caliente con un poco de aceite de oliva.

Colocamos las rodajas de morcilla doraditas sobre unas tostas de pan, añadimos las tiras de pimiento de piquillo, los piñones tostados y servimos enseguida.


Las morcillas que no utilicemos se pueden congelar sin problemas, guardamos en el congelador tal cual están, envueltas en el papel film, las retiramos del congelador unas horas antes de consumirlas y las dejamos en el frigo que descongelen poco a poco.





Notas:

Si queremos que nos salgan morcillas del mismo tamaño, según el peso que tenga la masa dividimos entre 4, la masa que he preparado pesaba 500 gramos y han salido cuatro morcillas de 125 gramos cada una, así quedan todas con el mismo tamaño.

En lugar de frijoles negros podemos utilizar alubias pintas.





La morcilla vegana una vez cocida













miércoles, 4 de octubre de 2017

ENSALADA PICANTE DE PEPINO Y ALGAS


Ensalada de pepino, algas deshidratadas y rúcula, con  salsa de estilo oriental, también podemos añadirle zanahoria rallada, le va muy bien, gana en sabor y está aún más rica





Ingredientes:

1 pepino mediano, pelado, abierto por la mitad a lo largo y cortado en rodajas finas.

5 gramos de mezcla de algas deshidratadas.

Una pizca de sal.

1 cucharada sopera de vinagre de arroz o de manzana.

1 cucharada sopera de salsa sriracha.

1 cucharada sopera de salsa de soja.

1 cucharadita de las de café de semillas de sésamo tostadas.

1 cucharadita de las de café de cebollino fresco picadito.

100 gramos de rúcula, lavada y escurrida.





Preparación:

En un cuenco echamos el pepino, las algas sin deshidratar, la sal y el vinagre, mezclamos y colocamos un cuenco más pequeño encima con algo de peso -por ejemplo, un bote de garbanzos-, y dejamos en el frigorífico al menos 1 hora.

Pasado este tiempo, quitamos el liquido que haya soltado el pepino, escurrimos bien, añadimos la salsa sriracha y la de soja, las semillas de sésamo, el cebollino picado y la rúcula, mezclamos y rectificamos de sal si es necesario.

Servimos la ensalada bien fría.





 Mezcla de algas deshidratadas












lunes, 2 de octubre de 2017

HUMMUS DE CALABAZA ASADA


He preparado un hummus de garbanzos tradicional al que he añadido calabaza asada que le aporta sabor y un vistoso color naranja a este receta conocida en todo el mundo





Ingredientes:

300 gramos de calabaza pelada y cortada en dados regulares.

200 gramos de garbanzos -puestos a remojo la noche anterior-.

2 cucharadas soperas de tahini -pasta hecha con semillas de sésamo-.

1 diente de ajo grande, pelado y sin la semilla interior.

2 - 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.

 2 cucharadas soperas de zumo de limón.

2 cucharadas soperas de agua.

1/2  cucharadita -de las de té- de sal.

Para decorar: 

Calabaza asada cortada en daditos.

Semillas de sésamo blanco y negro.

Pimentón de la Vera.

Baharat.

Comino molido.

Un hilito de aceite de oliva virgen extra.

Para acompañar:

Pan pita.





Preparación:

En una olla con agua y una pizca de sal, cuando empiece a hervir añadimos los garbanzos escurridos y dejamos cocer hasta que estén tiernos,  retiramos del fuego, dejamos enfriar, quitamos el agua cuando estén fríos y reservamos.

Encendemos el horno a 140 º C, calor arriba y abajo.

Cubrimos una placa de horno con papel vegetal, distribuimos sobre la placa los trozos de calabaza y horneamos durante 40 minutos o hasta que la calabaza esté tierna y con color dorado, removiendo un par de veces en ese tiempo para que se haga igual por todos los lados, retiramos del horno y dejamos enfriar.

Colocamos en el vaso de la batidora la calabaza asada -reservando unos trozos para decorar después el plato-, los garbanzos, el tahini, el ajo, el zumo de limón, el agua y la sal, batimos para reducir a puré y al mismo tiempo vamos añadiendo el aceite de oliva poco a poco.

Vertemos el hummus en un plato llano, aplanamos con una cuchara y con la ayuda de un tenedor hacemos surcos de fuera hacia dentro, de manera uniforme.

En el centro del plato colocamos los daditos de calabaza asada, espolvoreamos con un poco de pimentón de la Vera, de Baharat y de comino molido, añadimos las semillas de sésamo blanco y negro y un hilito de aceite de oliva.

Acompañamos con triángulos de pan pita tostado.






Notas:

Podemos añadir la cantidad de calabaza asada según nuestras preferencias, si utilizamos la misma cantidad de garbanzos que de calabaza los sabores están equilibrados.